Tenis

article title

Rafa Nadal recupera su tierra

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Segunda semana de la temporada de tierra batida y segundo título para Nadal. Tras ganar la semana pasada su noveno Montecarlo, este domingo Rafa ha reconquistado su tierra. Ha levantado su noveno Trofeo Conde de Godó, superando al que ha sido campeón las dos últimas ediciones, Kei Nishikori en dos sets 6-4 7-5

Desde el comienzo del torneo en Barcelona y tras las bajas por lesión de Ferrer y Gasquet, el cuadro se encaminó a la final soñada. Los dos grandes favoritos frente a frente por fin en el Conde de Godó. 10 de los últimos 11 títulos. 11 de los últimos 12 asegurados.

La final de este domingo se presentaba como la mejor de los últimos años. Con sus dos primeros favoritos. Kei Nishikori, campeón en 2014 y 2015 con un record de 14 victorias seguidas en Barcelona. Al otro lado de la red, el rey de la tierra. Un Rafa Nadal que venía de ganar su 28 Masters 1000 recuperando sensaciones sobre el polvo de ladrillo.

El primer set de la final tuvo un factor decisivo: las bolas de rotura. Nadal se trabajó dos y consiguió las dos (una de ellas, la de set). Del lado japonés, hasta 8 oportunidades, sólo materializó una. Y 6-4 para Nadal. Sin tiempo para empezar el segundo set, reacción inmediata de Nishikori que conseguía su segundo break de la final. Pero el ataque de Nadal no se hizo esperar, cuatro juegos consecutivos para dejar el noveno Godó a punto de caramelo. Pero Kei no iba rendirse fácilmente. El nipón consiguió igualar a 4 juegos el segundo set y ponerse 30-30, a punto de bola de break, aunque ni tuvo la opción. Rafa volvió al ataque, se puso 5-4 y tuvo bola de torneo. Aquí salió el mejor Kei de la final para, con tres puntos, empatar a 5 juegos.

Con este empate, volvía Rafa al saque para asegurarse el desempate. Conseguido el 6-5, de nuevo la presión para Nishikori sacando para mantenerse en la final. Y esta vez iba a ser la definitiva. El punto clave, el 15-30 que se convertiría en 15-40 y en título para Nadal 6-4 7-5.

Este domingo hemos vivido un nuevo capítulo de la historia del tenis sobre tierra. Golpe a golpe, con lucha, garra, tesón y mente. El mejor jugador sobre tierra batida ha igualado a Guillermo Vilas con 49 títulos en la superficie naranja. Ha conseguido su noveno título en el Conde de Godó. Ha ganado su título número 69 ATP en su final número 101º. Y llega a Madrid en la mejor de las situaciones.

Cada cual tendrá sus gustos y preferencias, pero Nadal es, sino el mejor, uno de los mejores expositores del deporte español. La influencia de Rafa va mucho más allá de las fronteras del tenis. Cuando gana y cuando no, en cada torneo que disputa la diferencia entre estar o no estar es abismal. No Rafa, no party.

Y tenemos buenas noticias. Si alguna vez se fue, Nadal está de vuelta. Y queda lo mejor en tierra: Madrid, Roma y Roland Garros. Rafa y la tierra. 49 títulos y contando. Es Nadal, es tierra batida

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados