México

article title

Rafa Márquez, supuesto testaferro del narcotráfico

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El futbolista mexicano Rafael Márquez, capitán de la selección de México y ex jugador del Barcelona, fue incluido hoy en una lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos como supuesto testaferro del narcotráfico.

Márquez, de 38 años, hombre de confianza del técnico Juan Carlos Osorio como líder del grupo en el “Tri”, fue designado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) como presunto socio del narcotraficante Raúl Flores Hernández.

Con la inclusión en la lista, que abarca a 22 personas y más de 40 empresas, los bienes de Márquez en Estados Unidos fueron congelados. También se prohíbe a personas de nacionalidad estadounidenses hacer transacciones con él o con sus empresas, y pierde la visa.

Márquez y el cantante mexicano Julio César Álvarez Montelongo, conocido como Julión Álvarez, fueron señalados como supuestos testaferros de Flores, un narcotraficante vinculado con los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación y que también fue sancionado hoy.

Ambos tienen una relación de larga data con Flores Hernández y han actuado como testaferros para él y su organización transnacional de tráfico de drogas y mantenían activos en su nombre”, afirmó la OFAC, que estimó en cerca de dos décadas el tiempo de relación entre Márquez y Flores Hernández.

El capo, que es buscado en México con una recompensa de cinco millones de pesos (unos 280.000 dólares), tiene una de las bases de operaciones en la ciudad de Guadalajara, donde Márquez vive e inició su carrera futbolística en el Atlas.

El Departamento del Tesoro informó que, en coordinación con la Procuraduría General de México (fiscalía), se confiscaron diversos bienes de Flores, entre ellos el Grand Casino de Guadalajara, unos 550 kilómetros al noroeste de Ciudad de México.

Según las acusaciones, Flores opera de manera independiente pero tiene “alianzas estratégicas” con el liderazgo del Cártel de Sinaloa y del Cártel Jalisco Nueva Generación en México. Empezó en el negocio de las drogas en la década de 1980.

En la lista de personas y entidades sancionadas hay nueve empresas y organizaciones deportivas ligadas a Márquez, como la Escuela de Fútbol Rafael Márquez, la fundación Fútbol y Corazón y el Grupo Nutricional Ahoma.

La OFAC indicó que las sanciones se tomaron después de varios años de investigaciones y forman parte de un esfuerzo más amplio con las agencias gubernamentales mexicanas para desmantelar las redes financieras del narcotráfico.

Márquez, que desde 2016 está otra vez en el Atlas de Guadalajara, su primer club, jugó en varios equipos extranjeros. Empezó en el Mónaco (1999-2003), antes de pasar a Barcelona (2003-2010), y luego en Hellas Verona (2014-2015) y New York Red Bulls (2010-2012).

Márquez presentado con Atlas en diciembre 2015 (Getty Images)

Rafa Márquez clama inocencia

El capitán de la selección de México, negó tener vínculos con el narcotráfico, después de haber sido señalado como supuesto testaferro de un narcotraficante por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Niego categóricamente cualquier relación con alguna de estas organizaciones y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas”, dijo en conferencia de prensa tras varias horas de declarar ante la Fiscalía general mexicana, a la que se presentó voluntariamente.

“Comprendo la situación jurídica en la que me encuentro y de inmediato me abocaré al esclarecimiento de los hechos con el apoyo de mi equipo de abogados”, señaló el futbolista de 38 años, que manifestó que este es “el partido más difícil” que ha jugado.

El futbolista, ex jugador del Barcelona, no acudió hoy a los entrenamientos del equipo Atlas, su club actual, en la ciudad de Guadalajara, 550 kilómetros al noroeste de la capital mexicana.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados