Major League Soccer

article title

Radiografía del fracaso esperado de NY City

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tres años y los tres contados en fracasos. Así de fácil se podría resumir el desempeño de New York City desde que entrase a competir en 2015. Porque aunque es cierto que cada año se ha ido superando y mostrando una mejor versión, lo cierto es que no ha terminado ni de conseguir el objetivo principal por el que el Grupo City aterrizó en la MLS (lograr el título) ni de quedarse cerca. Porque a diferencia de su hermano australiano (Melbourne City), ellos nacieron para algo más que ser una “cantera” o club en el que rodar futbolistas.

Su debut en competición lo saldó con una nefasta 8ª posición en la Conferencia Este de la MLS (de 10 equipos), quedándose fuera de los ‘play-offs’ por el título. Tal fue la catástrofe en el club citizen, que de aquella plantilla de 2015 solo siete jugadores aguantaron dos años más, siendo David Villa el único que se salva por su rendimiento. Ante aquel fracaso, se produjo una limpia importante y la contratación de futbolistas que dieron un salto de nivel (Matarrita o Harrison, por ejemplo) y otros de los que siempre se esperó más por el cartel con el que llegaron y el estatus que se les otorgó (Pirlo, Lampard e Iraola). No obstante, pese a finalizar 2º en su conferencia, cayeron eliminados a las primeras de cambio en la postemporada.

Posted by New York City FC on Sonntag, 29. Mai 2016

Sin embargo, este 2017 el proyecto arrancó con una serie de fichajes esperanzadores y que han terminado siendo un acierto. Jugadores como Alex Ring, Wallace, Callens, Sweat, Sean Johnson, Maxi Morález y Yangel Herrera. Con ellos han firmado la mejor temporada de su corta historia, en la que ser un equipo regular les ha permitido finalizar de nuevo en 2ª plaza. El problema ha sido la gestión de la plantilla que ha llevado a cabo su entrenador, Patrick Vieira. Ese matiz ha sido uno de los grandes culpables de que NY City haya vuelto a caer en ‘play-offs’ en su primera intervención.

Y es que si atendemos a la radiografía del reparto de minutos de todo el equipo, el técnico francés siempre contó con seis jugadores inamovibles que lo jugaron todo, tres que se repartieron los minutos (aunque dos de ellos por la lesión que acabó con la temporada de los otros) y dos que contaron con un suplente, no por agrado del entrenador sino por la obligación de tirar de algún recambio. Andrea Pirlo fue uno de ellos, de hecho, y no ha pasado el 2017 en un ostracismo absoluto debido a la marcha de Yangel Herrera al Mundial Sub-17 y alguna lesión que le alejó de los terrenos de juego brevemente.

La vuelta al mundo… en cuatro días

Con esto, en total fueron once jugadores titulares más dos teóricos recambios los que disputaron los 34 partidos de la Major League Soccer y los dos de ‘play-offs’, con el añadido del único partido jugado de US Open Cup. Unas cifras alarmantes que han tenido como consecuencia el desgaste físico con el que la plantilla, o mejor dicho los 13 jugadores, han llegado al final de temporada. Algo a lo que hay que sumarle dos cosas: los más de 30.000 km totales recorridos en avión para los partidos fuera de casa (la Tierra tiene una circunferencia desde el ecuador de 40.000) y las casi 99 horas que se pasaron dentro de él (¡equivalente a cuatro días!). Un cansancio acumulado al final fruto de la mala gestión de la plantilla por parte del entrenador, que ha contado poco con el resto.

Pero si hay alguien más que sea partícipe en este factor determinante es la dirección deportiva encabezada por Claudio Reyna, que no supo ver en la primera ventana de mercado las necesidades del cuerpo técnico, que pese a haber disfrutado de un ‘once’ inicial de altísimo nivel, se ha visto en pañales en la parcela de suplentes. Algo que rivales directos como Toronto sí pudieron visualizar en su momento para tener una plantilla compensada en todas sus líneas.

Luces entre las sombras

Dentro de la vorágine cataclista del ambicioso proyecto, hay varios puntos de los que la franquicia sky-blue puede estar satisfecha y en los que debe apoyarse. Y es que los nuevos retoques que ha de introducir en 2018 deben abrigar a las cosas que han resultado ser las luces en un mar de sombras.

· David Villa es y seguirá siendo el punto neurálgico: El olfato goleador que ha tenido el asturiano a lo largo de su carrera sigue vigente en la MLS. Desde que llegase a Nueva York en 2015 como el primer fichaje de la historia del club, Villa ha marcado 63 goles con el City en temporadas regulares (18, 23 y 22). Tanto para Jason Kreis como para Vieira, el ‘Guaje’ ha sido pieza capital no solo por sus números goleadores, sino por su jerarquía e influencia en el fútbol del equipo, al que ha aportado 16 asistencias también. Capitán y bandera, la siguiente temporada la empezará con unos 36 años que no parece que le estén pasado factura.

· Variación en el perfil de los fichajes: A diferencia de Villa, muchas estrellas veteranas se han visto superadas por la competición últimamente. En NY City ya se dieron cuenta a finales de 2016, con Lampard e Iraola (e incluso Gerrard en LA Galaxy), que existe un perfil de jugadores que llega a la MLS -en la última fase de sus carreras- con el ánimo de retirarse con un gran contrato sin apenas rendir al 100%. Porque mientras que las grandes ligas europeas tienen un nivel de calidad muy superior, la MLS es una liga más física, que penaliza y deja en evidencia a aquel que no está en buenas condiciones.

De este modo, el conjunto citizen apostó en 2017 por evitar tropezar con la misma piedra dos veces: Lampard (38 años) e Iraola (34) se retiraron y sus sustitutos fueron Yangel Herrera (19), Alex Ring (26) y Maxi Morález (29), que le cerraron la puerta a un Andrea Pirlo (38) muy decadente y que ya se ha retirado.

LEER MÁS: Pirlo, el maestro de la ingravidez

· La defensa es lo único que no resalta: La portería ha sido a lo largo del 2017 una posición bien cubierta. Sean Johnson siempre se ha mostrado muy regular y, salvo sus intervenciones en los ‘play-offs’, ha sido un seguro. En el mediocampo, más de lo mismo. Herrera, Ring y Morález han sido unos fijos y han hecho seña de su consistencia, creatividad y aporte en forma de goles y asistencias. De igual modo, la delantera ha dado un gran rendimiento encabezada por Villa. Su conexión con Harrison (a tan buen nivel que fue convocado recientemente por la Sub-21 inglesa) y Wallace les ha colocado como uno de los mejores tríos atacantes del campeonato.

Posted by New York City FC on Sonntag, 5. November 2017

Así, en base a esto, New York City deberá preparar el año 2018 corrigiendo los graves errores cometidos y repitiendo las cosas bien hechas. Porque al final, si el Grupo City se expandió a Estados Unidos fue para convertirse en una potencia de MLS con títulos en sus vitrinas. Tres años después siguen vacías y el cuarto parece ser el del ultimátum para Patrick Vieira. Veremos como se desarrollan las vacaciones a orillas del río Hudson, porque la confección de la plantilla puede sufrir contratiempos como la salida de jugadores que están para algo más que seguir en el soccer y no en Europa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados