Atlético

article title

¿Quién dijo miedo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No se puede tener miedo sabiendo que el Atleti está formado por más que profesionales que hacen bien su trabajo. Por jugadores que hacen el escudo suyo, que sienten y padecen sobre el campo. Que lloran de tristeza y alegría agarrando fuerte esa camiseta de rayas rojas y blancas. Que no es que sean del Atleti, es que son el Atleti.

No se puede tener miedo con un entrenador que lleva el sentimiento rojiblanco en la sangre. Que sabe y conoce mejor que nadie qué significa llevar esa camiseta. Que ha pasado de ser el técnico del conjunto colchonero a ser un profeta para esta afición. Que tiene garra, coraje, fuerza, ambición y ganas, ganas de comerse el mundo con estos muchachos que le respaldan contra viento y marea.

No se puede tener miedo cuando del “pupas” pasar a ser, en un periodo corto de tiempo, el que “hace pupa”. Ese equipo que nadie quiere en un sorteo ya sea de Champions o Copa. Ese que miraban por encima del hombro muchos equipos y ahora les cuesta mirarle de reojo porque el Atleti es rival. Y duro, de los que pelean. De los que no se dan por vencidos.

 

No se puede tener miedo cuando juegan 11 + 55.000 de locales. Cuando el Atleti se mueve, la afición va detrás. Muchos han sido los que han recorrido Europa por verte ganar en los diferentes escenarios en los que has derrochado coraje y corazón. Y el 28 de mayo es el día fijado por todos desde comienzo de temporada. La afición creyó en ti desde el principio. Tú, partido a partido, has ido haciendo tu camino y has llegado, con el aliento de todos. Ahora solo queda un último empujón y la afición sigue creyendo.

No se puede tener miedo cuando piensas en todos los que no pueden estar contigo en esta final. En los que llenarán el Palacio de los Deportes para verte todos juntos, en los que desde un bar o desde cualquier rincón te van a alentar, en los que van a derramar lágrimas por no poder pisar San Siro para acompañarte. Y sobre todo, en los que ya no están, en esas personas que hubieran dado lo que fuera por verte campeón de Europa.

Por ti, por nosotros y por ellos, ¡creer hasta vencer!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados