article title

¿Qué se puede esperar del Rayo en el curso 2014-15?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sergio M. POTENCIANO – Si hay un club que sabe reinventarse cada temporada ese es el Rayo Vallecano. El club del barrio obrero de la Capital se ha convertido por méritos propios en uno de los equipos con más méritos cosechados cada curso, ya no por el mero hecho de continuar en la élite del fútbol español, que también, si no por hacerlo con uno de los presupuestos más bajos de la categoría y consiguiéndolo con el 90% del plantel nuevo cada campaña.

Tan solo unos meses sirvieron para cambiar la cara a un equipo que parecía condenado al descenso. Y es que allá por el mes de enero el club estaba con pie y medio en la categoría de Plata, una segunda vuelta de auténtico lujo, un equipo comprometido y una afición de Matrícula de Honor, hicieron que Vallecas siga siendo barrio de Primera.

Ya es costumbre por Vallecas decir adiós cada 30 de junio a entre 15 o 20 jugadores, con este panorama el conjunto de Paco Jémez, para muchos el mejor fichaje un año más, y Felipe Miñambres, Director Deportivo que se mueve como nadie en aguas del coste cero, consiguen que a mediados de agosto, la plantilla del Rayo Vallecano ilusione por cada rincón del barrio de la Albufera. Y eso es suficiente, no se pide más. Trabajo y compromiso. En los últimos cursos figuras destacadas de la franja pusieron fin a su labor en Vallecas, pero el auténtico espíritu e identidad del Rayo continúa. Los fieles seguidores franjirrojos no fallan. Junto a estos, el buen hacer de su técnico, líder del equipo por tercer curso consecutivo y junto a su cuerpo técnico, capaz de sacar lo mejor de las 15 o 20 nuevas caras que aterrizan en la Ciudad Deportiva Vallecana.

La parroquia del Estadio de Vallecas solo pide coraje, valentía e ilusión. Con trabajo, dedicación y todos remando en un mismo barco, sin egos ni aventuras individuales y una afición que nunca deja sola a los suyos, los éxitos, en este caso la permanencia llegarán. Suman ya cuatro temporadas ‘con los mayores’ y con el reto de hacerlo una más. Nunca el Rayo firmó cinco cursos en Primera División. Toca seguir haciendo historia. Toca reinventarse, otra vez.


Licá en su presentación | www.rayovallecano.es

.:: PUNTOS FUERTES Y VIRTUDES DEL EQUIPO:

– Unión equipo y afición: Sin duda una de las armas más poderosas en la historia rayista. Su gente, su fondo, su afición y el sentimiento por los colores y la historia del barrio. Si la conexión entre la grada y el plantel funciona, el equipo funciona. A los del campo no les faltará un apoyo constante dentro y fuera de Vallecas, solo deben saber aprovecharlo y dejarlo todo en los minutos que disputen, la gente sabrá aplaudirlos.

– Competencia y versatilidad en ataque: Lejos de ser un problema contar con tres jugadores por puesto en la zona de tres cuartos y delantera, para un equipo como el Rayo es esencial. Ninguno de los nuevos fichajes (todos menos Bueno, Embarba y Lass) asegura un rendimiento notable, es decir, la competencia hará mejores a todos y nadie querrá descolgarse. Kakuta, Licá, Pereira y Pozuelo pueden desempeñar varios roles dentro del esquema, junto a ellos Alberto Bueno (probablemente Baptistao), destacada polivalencia y versatilidad para la zona donde deben crearse las ocasiones.

– Velocidad y desborde: Junto a Lass y Embarba, dos de los que continúan, las llegadas de Kakuta, Pereira, Aquino y Álex Moreno hacen que el conjunto vallecano presente dos extremos veloces y eléctricos, dos puñales con desborde que obliguen al lateral rival a estar en alerta continua. Además, podremos descubrir una nueva versión del estilo de Paco Jémez, las contras, nada habituales y poco comunes en sus últimas temporadas.

.:: PUNTOS DÉBILES, HANDICAPS Y DUDAS:

– Asimilar nuevos conceptos tácticos: Una nueva plantilla. Esto es lo que tiene el cuerpo técnico vallecano al inicio de la temporada. El mayor reto es conseguir que el equipo asimile los conceptos de trabajo y juego en el menor tiempo posible. La idea de fútbol es clara y necesita mucho trabajo y tiempo. Basada en los apoyos, la precisión, la presión y el toque. Clave lograr resultados a tiempo o será tarde.

– La portería: Cobeño, siempre muy discutido cuando juega, todo lo contrario que su rol como capitán y alma del equipo, labor de sobresaliente y necesaria, pero quizás no partiendo en el once. La llegada de otro guardameta, todo apunta a Cristian Álvarez tras la finalización de la Libertadores, primordial. Junto a ellos Paco Jémez pide un hombre más, no lo tendrá.

– Acertar en la destrucción y el gol: Primero salió Javi Fuego y luego Saúl. Posición clave en los éxitos del equipo. Esencial para el fútbol rayista, despliegue y ayudas constantes tanto a la creación como a la defensa. Boateng fue el elegido aunque no se descarta un fichaje más si acaba saliendo Baena. El gol, sin él sedescenderá, así lo advierte Jémez, el Rayo necesita muchas ocasiones para marcar y encontrar un hombre que acierte en esta faceta es primordial. Primero Leo y Piti, luego Larrivey y Bueno, ahora la apuesta es Manucho y Pereira a la espera del regreso de Baptistao.

.:: ALTAS (fichajes):

Amaya (Betis, libre)
Abdoulaye Ba (Porto, cesión)
Morcillo (Recreativo de Huelva, libre)
Quini (Real Madrid Castilla, libre)
Diego Aguirre (Toledo, libre)
Derek Boateng (Fulham, libre)
Jozabed (Jaén, libre)
Pozuelo (Swansea, libre)
Álex Moreno (Mallorca, libre)
Gael Kakuta (Chelsea, cesión)
Aquino (Villarreal, cesión)
Licá (Porto, cesión)
J.Pereira (Villarreal, cesión)
Manucho (Valladolid, libre)

*Cristian Álvarez (San Lorenzo, cesión tras el término de Copa Libertadores)

.:: BAJAS (salidas):

Perea (Llagostera, libre)
Larrivey (Celta, libre)
Adrián (Elche, libre)
Rubén (Almería, libre)
Razvan Rat (PAOK, libre)
Gálvez (Werder Bremen, libre)
José Carlos (Córdoba, libre)
Seba Fernández (Nacional, libre)
Arbilla (Espanyol, libre)
J.Mójica (Valladolid, cesión)
Nery Castillo (Sin equipo, libre)
Saúl Ñíguez (Atleti, fin de cesión)
Cueva (Unión Española, fin de cesión)
Iago Falqué (Tottenham / Genoa, fin de cesión)
J.Viera (Valencia, fin de cesión)
Longo (Internazionale / Cagliari, fin de cesión)
Rochina (Blackburn / Granada, fin de cesión)
Borja López (Mónaco, fin de cesión)
Galeano (Independiente, fin de cesión)

.:: LA PLANTILLA:

4-2-3-1 es la apuesta del Rayo y con la que se han conseguido los objetivos, dos laterales largos, un pivote defensivo que va y viene, ayuda arriba, abajo y cae a las coberturas en banda. Media punta que enlaza con el delantero centro y el jugador que dirige la orquesta (Trashorras / Jozabed) pero con llegada al área, más dos extremos veloces, con descaro, regate y muy verticales. Difícilmente se verán dos MC de corte defensivo y dos nueves de área juntos.

Tras la goleada hace dos cursos en Pucela en la que los de Paco Jémez recibieron un set, el esquema con tres defensas con el que empezó el canario en Vallecas puso fin, tan sólo cuando el resultado es adverso -muy adverso- o en los minutos finales con el marcador en contra, se vislumbra un zaga con solo un central, la ayuda del mediocentro y dos laterales.

.:: ENTRENADOR: Paco Jémez (Las Palmas, 44 años)
Tras su buena labor en la categoría de plata, el técnico llegó a Vallecas con la misión de continuar el buen trabajo de Sandoval. La mejor posición del club de la Albufera (octavo) en su primer año, más la permanencia en el segundo (donde se cuestionó su idea), unido a un fútbol atrevido, de ataque y espectáculo (cueste lo cueste) le llevó a sonar para grandes equipos del panorama nacional e internacional. Jémez afronta su tercer y último año con la franja tras no poder salir (quería hacerlo) allá por el mes de junio. Una vez se certificó su continuidad y las bases del equipo, trabajo, sacrificio y mucho balón son sus armas.

.:: OBJETIVOS Y PREVISIÓN:
Hablar e incluso pensar en otra cosa que no sea la permanencia sería engañar a la afición vallecana primero y a la de nuestra liga después. Uno de los presupuestos más bajos de la categoría, fichajes a coste cero, más de 15 bajas, más de 15 altas, muchas cesiones, jóvenes sin experiencia en lo alto y un filial en Tercera (ahora Segunda B) no invitan a buscar otro objetivo que no sea la Primera División. Además, los continuos desencuentros entre la afición y el palco son el día a día del panorama vallecano, una situación institucional difícil y poca transparencia son algunos de los motivos por los que las Peñas demuestran cada día su disconformidad con la dirección del club, nada que ver con lo deportivo, dicho sea de paso.

Una nueva temporada y unos nuevos jugadores. Este año sí que se esbozan sonrisas e ilusión tras las nuevas incorporaciones, parece un equipo más acorde a la categoría con muchos nombres interesantes e incluso varios de ellos en propiedad, donde también se refleja la mejora del club. Las dudas en cómo y cuándo responderán los jugadores son los miedos del aficionado, el año pasado se llegó a tiempo, nadie sabe qué pasará este.

LA FRASE:
“El Rayo Vallecano es como cuando una persona está muy enferma y se va a morir, pero no sabes cuándo. Siguiendo en esta dinámica se descenderá. Nosotros luchamos para que llegue cuanto más tarde mejor, pero lo normal es que nos hubiéramos ido ya” (Paco Jémez)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados