article title

¿Qué se puede esperar del Liverpool en el curso 2014-15?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alex JIMÉNEZ – Una oleada de esperanza se cierne sobre las orillas del Mersey desde hace ya bastante tiempo. Liverpool está de fiesta, celebrando la vuelta de aquel que nunca debió irse. Porque, a los mandos de Brendan Rodgers, el conjunto red se quedó el pasado año a un paso de volver a alzar la Premier veinticuatro años después. Y es que el Liverpool ha vuelto a ser ese coloso otrora indomable, ese equipo grande que pasaba y arrasaba, con tintes reminiscentes de aquel que se proclamase campeón de Europa sobre el cielo de Estambul hará ahora diez años.

Mucho ha cambiado este Liverpool de Rodgers al de entonces. Sin embargo, el equipo sigue rigiéndose bajo la esencia y batuta del mismo líder: el eterno capitán Steven Gerrard, que intentará guiar a una nueva hornada de jugadores red en su camino a la excelencia. Ya no está Suárez, pero han llegado Lallana, Moreno, Lambert, Markovic, Lovren o Can a un proyecto que ha logrado mantener sus mimbres y que ilusiona y entusiasma a partes iguales.

PUNTOS FUERTES
Renovación defensiva: La defensa fue uno de los puntos flacos del Liverpool el pasado año, en especial en los últimos meses de competición. Las lesiones y la falta de regularidad y consistencia de Agger, Sakho o Kolo Touré obligaron a Skrtel a multiplicarse y erigirse como el auténtico líder de la zaga red, aunque sin un acompañante fijo en el eje de la zaga. Además, la interminable lesión de José Enrique dejó mermado el carril izquierdo, en el que tuvieron incluso que reinventarse Glen Johnson y el joven Jon Flanagan ante las carencias defensivas de Cissokho. El preparador norirlandés sabía que era necesaria una regeneración en esta línea, y por ello la dirección deportiva ha desembolsado casi 50 millones de euros en defensas. Así, han llegado Dejan Lovren, Alberto Moreno y Javi Manquillo, a los que en las próximas fechas podría unirse Toby Alderweireld, que aportarán a la zaga red una necesaria dosis de estabilidad y eficacia.

Las ideas muy claras, con el capataz Gerrard: Rodgers tiene claro a lo que quiere jugar, y sus jugadores lo saben. Esa es una de las grandes bases del buque red. Bajo la inexorable batuta de Gerrard, bien blindado en el centro del campo por Leiva y Henderson, el Liverpool es un equipo que presiona bien, con las líneas muy bien marcadas, y letal al contragolpe con la pólvora que atesora arriba.

‘The Double S’ y Lallana: Tres jugadores deberán hacerse notar en este Liverpool por encima del resto para hacer olvidar a Suárez. Se trata de Adam Lallana, llegado del Southampton por más de 30 millones de euros, y la dupla Sturridge-Sterling, que comienza a conocerse en tierras británicas como ‘The Double S’. Conforman una terna magnífica, de las mejores de Europa, que combina velocidad, regate, juventud, gol y mucho desparpajo. Un cóctel mortífero para la delantera del Pool, aunque habrá que esperar casi un mes para verlo en acción, el tiempo que le queda a Lallana para recuperarse de una lesión de rodilla que se produjo hace tres semanas.
 

PUNTOS DÉBILES
La vida después de Suárez: La gran incógnita de este nuevo Liverpool estará en cómo consigue superar el equipo el adiós de su gran estrella, el punta uruguayo Luis Suárez. Esa es la gran premisa de Rodgers, que tiene claro que el equipo red debe seguir codeándose entre los grandes incluso sin el delantero, y así se lo ha hecho saber a su plantilla desde la vuelta al trabajo. Sin embargo, habrá que ver si los jugadores están preparados para seguir volando sin su astro.

El ansia por superarse: No hay ninguna duda de que el pasado año el Liverpool sorprendió  a propios y a extraños. Cuando comenzó la Premier, no eran muchos los que confiaban en las opciones de los de Rodgers para alzar el cetro al final del campeonato, pero lo cierto es que se quedaron a un minúsculo paso de hacerlo. Una épica loable, que intentará reeditar este nuevo Pool en su camino hacia la gloria. Sin embargo, ese afán por mejorar sus logros de la pasada campaña puede convertirse en un gran hándicap, y la presión por reinventarse podría pasar factura al equipo red.

Competencia no del todo sana: El conjunto red se ha reforzado muy bien, forjando una plantilla compensada y equilibrada que debe luchar por todo. Pese a ello, en ciertas líneas la rivalidad por jugar puede resultar incluso perjudicial para el ambiente del equipo. Por ejemplo, en el eje de la zaga Lovren, Sakho, Skrtel, Agger, Touré más Alderweireld (si llega) y Coates (si no se marcha) lucharán por dos puestos. Siete jugadores para dos posiciones. Lo mismo ocurre en el lateral diestro con Johnson, Flanagan y Manquillo. Además, Rodgers tendrá que ver cómo distribuye los minutos de Lambert, Can o Markovic, tres de los fichajes estrella del equipo, acostumbrados a roles fundamentales en sus antiguos clubs, pero condenados ahora a un papel más secundario.

ALTAS
Adam Lallana (Southampton, 31M€)
Dejan Lovren (Southampton, 25M€)
Lazar Markovic (Benfica, 25M€)
Alberto Moreno (Sevilla, 18M€)
Emre Can (Bayer 04 Leverkusen, 12M€)
Rickie Lambert (Southampton, 6M€)
Javi Manquillo (Atlético de Madrid, cedido)
Suso (Almería, vuelve tras cesión)
Sebastián Coates (Nacional, vuelve tras cesión)
Oussama Aissaidi (Stoke, vuelve tras cesión)

BAJAS
Luis Suárez (Barcelona, 81M€)
Pepe Reina (Bayern Múnich, 3M€)
Martin Kelly (Crystal Palace, 2M€)
Joao Teixeira (Brighton, cedido)
Andre Wisdom (West Brom, cedido)
Divock Origi (Lille, cedido*)
Iago Aspas (Sevilla, cedido)
Luis Alberto (Málaga CF, cedido)
Tiago Illori (Girondins Bourdeaux, cedido)
Brad Smith (Swindon Town, cedido)
Aly Cissokho (Valencia/Aston Villa, vuelve tras cesión)
Michael Ngoo (Kilmanrock, libre)
*: Fichado del Lille por 12’5M€ y luego cedido

 

LA PLANTILLA (XI TIPO): 4-3-3

El dibujo de Rodgers está claro. Cuatro defensas, con dos centrales y dos carrileros que atacan y defienden incansables. Por delante, Leiva (más rezagado)-Henderson-Gerrard forman en línea de tres, aunque en ataque el segundo o el tercero dan un paso adelante. Si el entrenador le diese la alternativa a Coutinho en esta faceta para aportar más creatividad, el dibujo podría cambiar a un 4-2-3-1, con Coutinho formando algo más libre por delante, Lallana/Markovic acompañando por la derecha, Sterling entrando por la izquierda y Sturridge en punta de ataque. Incluso este último podría retrasar su posición (o tirar hacia la derecha ahora que Lallana está lesionado) y dejar a Rickie Lambert como referencia ofensiva. 

ENTRENADOR: Brendan Rodgers (Carnlough, 41 años)
El preparador norirlandés ha devuelto la ilusión por el fútbol a una ciudad que hacía tiempo la había perdido. Llegó a Liverpool en 2012 tras brillar en el Swansea, y pese a que sus inicios no fueron fáciles, la directiva apostó por él y ahora el entrenador ha sabido responder con creces. Gracias a Rodgers, el ‘You’ll never walk alone’ volverá a escucharse a todo trapo en los mejores estadios del mundo.

OBJETIVOS Y PREVISIÓN
El Liverpool arranca esta nueva temporada con las miras puestas en demostrar que lo conseguido el pasado año no fue casualidad. Pese a que se ha ido Suárez, el club ha conseguido mantener el núcleo del equipo, que a las órdenes de Rodgers y con los nuevos y esperanzadores fichajes espera seguir haciendo historia.
En ese sentido, será fundamental la labor psicológica del preparador y su equipo de trabajo. Olvidar al delantero uruguayo es una necesidad de lo más prioritaria, y del tiempo que tarde el equipo en hacerlo dependerán gran parte de sus opciones de poder aspirar a todo.

LA FRASE
“Las ambiciones del Liverpool están por encima de cualquier jugador. Las ambiciones del Liverpool están por encima de Luis Suárez”  (Brendan Rodgers)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados