article title

¿Qué se puede esperar del Dortmund en el curso 2014-15?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

José GAVILÁN – Nuevo paso en el proyecto de Jürgen Klopp al frente del conjunto aurinegro con la ambición de volver a disputar el título de Bundesliga al todopoderoso Bayern de Pep Guardiola. Por primera vez en los últimos 4 años, el Borussia Dortmund cerró una temporada, la 2013/2014, con la sensación de no haber cumplido con los objetivos marcados al inicio de campaña. Dos títulos seguidos de Bundesliga (10/11 y 11/12) saciaron el hambre del conjunto dirigido por Klopp en Alemania. La siguiente temporada, la búsqueda del crecimiento y dar un paso al frente en Europa se cumplió llegando a la final de Champions. El equipo rindió al 200% y el jugo sacado a la plantilla, dificilmente posible de mejorar.

El año pasado, la percepción fue diferente. La baja de Mario Götze, por cómo se había producido y sobre todo, por lo que significaba Mario dentro y fuera del terreno de juego, acompañada de varios jugadores lesionados a principios de temporada, provocaron un comienzo bastante titubeante, sobre todo en cuanto a juego. El Bayern no mostraba síntomas de debilidad y la Bundesliga parecía tener dueño desde muy pronto. Los objetivos se veían alterados a mediados de la competición. Conquistar Europa volvía a ser la prioridad, pero claro, ser campeón era lo único que mejoraba la anterior temporada. Cayó en cuartos. La DFB Pokal, ante el Bayern, podría enmendar el año, pero tampoco fue posible. La inestabilidad defensiva (Subotic, Schmelzer o Piszczek no llegaron a 20 partidos) supuso una pérdida de puntos irreparables. El 2º puesto no peligró en ningún momento. Un mar demasiado en calma en el que los chicos de Klopp no se sienten cómodos. Las olas, la emoción y la competitividad significan adrenalina para el actual Dortmund, sin ellas, muere un poco de la esencia. Volver a sentir es la finalidad.

.:: PUNTOS FUERTES Y VIRTUDES DEL EQUIPO

Hummels-Subotic: Mientras el resto de posiciones se ven alteradas debido a las salidas de jugadores importantes, la pareja de centrales sigue siendo la misma. Si las lesiones lo respetan, la mejor dupla defensiva de Alemania, y una de las mejores de Europa, volverá a otorgar al Borussia Dortmund de una seguridad determinante.

Capacidad de reinvención: Cuando todos los años sale el mejor jugador de la plantilla, trabajar para acertar la siguiente temporada es fundamental. En el club aurinegro suele pasar. Sahin, Kagawa (ha vuelto), Götze, o este año Lewandowski, salen siendo la estrella del equipo. La secretaría técnica y Klopp, lo hacen olvidar rápido. Immobile y Adrián Ramos tendrán la responsabilidad de que la ausencia del polaco, pase inadvertida.

Südtribüne: La gran muralla amarilla es el primer gran problema que se pueden encontrar los rivales del Borussia Dortmund al visitar el Signal Iduna Park. Una pared vertical donde 25000 gargantas no paran de animar, cantar y agitar al equipo. Los puntos como local, empiezan a ganarse desde una de las gradas más impactantes del mundo.
 

 

.:: PUNTOS DÉBILES, HANDICAPS Y DUDAS:

La portería: Roman Weidenfeller, es quizás el portero menos mediático y a la vez, el más sobrio de los últimos años en Alemania. Su rendimiento no suele ser menor a un 7 en una escala del 1 al 10. Pero los años pasan. Con 34 años, el guardameta que supera los 300 encuentros con el Borussia Dortmund en Bundesliga, empieza a necesitar un recambio de garantías. El australiano Mitchell Langerak acumula apenas 10 partidos desde su llegada en 2010, mientras Zlatan Alomerovic o Hendrick Bonmann, aún no están capacitados para liderar la meta de un aspirante al título. Portero con edad avanzada y sin recambios con experiencia puede llegar a ser un problema a corto plazo para el técnico aurinegro.

Renovar el olfato: Con la salida de Robert Lewandowski, también salen 28 goles de la pasada temporada. Es cierto que en el proyecto de Klopp, siempre fue clave la aportación goleadora de los jugadores de 2ª línea. Marco Reus, Aubameyang o Mkhitaryan lograron 38 tantos en 2013/2014 y debe seguir siendo así si se quieren lograr los objetivos. Immobile, Kagawa o Adrián Ramos se unen a la terna de ataque del Dortmund con la responsabilidad de conseguir al menos, los tantos que se fueron con el polaco.

.:: ALTAS (fichajes):

Ciro Immobile (Torino, 19,4 M€)
Matthias Ginter (SC Freiburg, 10M€)
Adrián Ramos (Hertha Berlín, 9,7M€)
Nuri Sahín (Real Madrid, 7M€)
Dong-Won Ji (Augsburg, Libre)
Shinji Kagawa (ManUnited, 8M€)

.:: BAJAS (salidas):

Julian Schieber (Hertha Berlín, 2,5M€)
Marvin Ducksch (Padeborn, cedido)
Robert Lewandowski (FC Bayern, Libre)
Manuel Friedrich (Sin equipo)
Jonas Hofmann (Mainz 05, cedido)
 

.:: LA PLANTILLA
 

Fiel a su estilo, Jürgen Klopp seguirá utilizando el 4-2-3-1 como sistema habitual con la variante de un 4-4-2 o incluso un 4-2-4 en determinadas fases de un partido. Laterales profundos creando superioridad por banda y transiciones estratosféricas son las señas de identidad del técnico alemán. Presiones altas y salidas inminentes tras robo, se convierten en características casi necesarias teniendo en la plantilla a jugadores como Marco Reus, Pierre-Emerick Aubameyang, Kagawa (vuelve a casa) o Adrián Ramos. Jugadores, filosofía, esquema y entrenador que encajan a la perfección, como si de un pie y un buen zapato se trataran.

.:: ENTRENADOR: Jürgen Klopp (Stuttgart, 47 años)

Toda una vida en 2 clubes. Como jugador nunca destacó, como técnico, todo lo contrario. Tras 12 años como futbolista en el Mainz 05, su puesta a punto como entrenador, también comenzó en "Die Nullfünfer". Por primera vez, el Mainz logró el ascenso a Bundesliga, y fue de la mano de Jürgen. El Borussia Dortmund necesitaba conformar un nuevo proyecto y Klopp era el elegido. Siendo el relevo de Thomas Doll, el joven técnico alemán logró llevar al Dortmund de nuevo, a los puestos más altos del fútbol teutón. Kloppo nunca te dejará indiferente. Su peculiar forma de ser, traspasa fronteras a pesar del idioma. Su cara y estados de ánimos son suficientes para saber cómo es Jürgen. Un tipo simpático, cercano, arriesgado y diferente. También es así como entrenador. Conoce a sus jugadores al milímetro. Les ofrece cariño, les inculca su pasión.  

.:: OBJETIVOS Y PREVISIÓN

Dos años sin ganar un título (tan solo la SuperCopa alemana en 2013) para un club y una plantilla con tanto hambre como es la del Borussia Dortmund, es demasiado. Volver a levantar una copa, es el mayor deseo. En Alemania, el Bayern de Pep recogió el testigo del equipo bávaro que dejó Jupp Heynckes. Inquietar en la medida de lo posible al vigoroso club muniqués en la Bundesliga es uno de los retos marcados. No tener problemas para volver a conseguir puestos de Champions League, una obligación.

La superioridad del Bayern es tan evidente en Alemania, que la consecución del segundo puesto puede llegar a ser una gran victoria para el resto de clubes. Klopp y sus chicos han demostrado que para ellos, no. Luchar, competir, ambicionar y sorprender seguro que son verbos que utilizaremos la próxima temporada para definir al Borussia Dortmund, tal y como nos tienen acostumbrados. Si hay algún club como alternativa al Bayern, ése es el conjunto aurinegro. Seguir creciendo como institución es el objetivo de un proyecto al cual le queda mucha vida por delante.

.:: LA FRASE

"Si los espectadores quieren emociones pero tú les ofreces una partida de ajedrez sobre hierba, alguna de las dos partes tendrá que buscarse un estadio nuevo. Las 60.000 personas que llenan las gradas no vienen para sentarse a contemplar distraídamente un partido de fútbol. ¡Quieren pasión!". (Jürgen Klopp)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados