Fútbol Español

article title

Qué puede conseguir el Levante en Segunda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El camino por Segunda del Levante está siendo una demostración de solidez donde parece que sólo una debacle sin precedentes podrá apartarle del objetivo del ascenso. Una cómoda ventaja, una plantilla amplia, un delantero que peleará por ser el que acabe con más tantos y una defensa tan eficiente que ha hecho desesperar a gran parte de los atacantes de la categoría. Incluso en partidos en los cuales no parece ser tan superior ha contado con esos golpes de suerte que en otras categorías se conoce como ‘la suerte del campeón’.

Es tan autoritario su dominio hasta ahora que su trayectoria le llevaría a convertirse en el mejor campeón de la categoría. Una gesta que desde luego no servirá para que inviten a una comitiva del club a la próxima gala de la FIFA pero que sí que le permitiría a firmar con el nombre del club un nuevo capítulo en la historia del fútbol nacional y quién sabe si no servirá de elemento motivador en momentos en los que el equipo pudiere dejarse llevar de mantener o ampliar su actual ventaja respecto a sus seguidores.

Si el Levante no baja su ritmo podría superar los 91 puntos en 42 partidos, récord de la categoría desde que se premia la victoria con 3 puntos y ésta está compuesta por 22 equipos. Este hito lo firmó el Deportivo cuando en 2012 firmó una brillante temporada para volver a Primera tan sólo un año después de perder la categoría. Aquel equipo, dirigido por Oltra, acompañó esa puntuación sin igual con el récord de victorias (27), también una cifra que no parece inalcanzable de continuar con su rendimiento en el césped.

Algo más alejados parecen llegar a ser el equipo más goleador de la categoría. El fútbol del Levante se ha basado más en la solidez defensiva y en la carencia de errores que en un fútbol de amplio caudal ofensivo y, salvo un giro radical de esa propuesta, no parece que vayan a lograr hacer 85 goles como hicieron Betis y Barça B en 2011, puesto que supondría dar un salto de una media de 1,43 goles por partido que lleva por un 3 goles por partido que convertirían cada uno de los 16 partidos que restan en auténticas fiestas del fútbol ofensivo.

Y a pesar de contar con la mejor defensa del campeonato hasta ahora, bien es cierto que parece complicado el que sólo pueda encajar 4 goles en los partidos que restan para igualar la increíble marca del Murcia de 1998 donde basó su ascenso en una férrea defensa que sólo vio mancillada su portería en 22 ocasiones.

Número, récords, marcas que hacen algo más tangible aquello que quieren decir cuando hablan de que nuestra Segunda División es una categoría durísima y que hasta para equipos que dominan la competición con la firmeza con la que lo ha hecho hasta ahora el Levante, lleguen a arribar agotados a todos los niveles a la jornada 42.

Foto principal: La Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados