Chile

article title

¿Qué pasa con Claudio Bravo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mientras la selección chilena de fútbol se enfrente mañana a Alemania en la Copa Confederaciones de Rusia, el capitán Claudio Bravo luchará fuera de la cancha con un rival no menos poderoso: los fantasmas que agita su lesión muscular.

La segunda baja forzada en el torneo golpea al portero de 34 años en el peor momento posible, justo cuando su titularidad en el Manchester City quedó amenazada por la llegada de Ederson Moraes, un portero estrella de 23 años que costó al club inglés nada menos que 40M€.

La Copa Confederaciones, un “mini Mundial” que reúne a los campeones continentales, al campeón mundial y al anfitrión, ofrecía a Bravo el escenario para reivindicarse ante el City o, más probable, para seducir a un nuevo club. Lo que explica tanto su permanencia en el equipo como su prudencia antes de regresar a la cancha.

No le pasa por la cabeza irse“, dijo la semana pasada Gonzalo Jara cuando se confirmó la baja del ex arquero del Barcelona en el debut con Camerún. “Quiere recuperarse y estar acá. Es importante porque es una de las voces en el camarín. Es el que habla y apoya antes de salir a la cancha”.

También Pizzi apuntó hoy el valor de Bravo en el plantel: “Para nosotros, para mí en especial, el hecho de que Claudio esté acá es muy importante, indispensable. Es el capitán, uno de los referentes que tiene este grupo“.

Su ausencia choca por eso aun más. Segundo jugador de más edad en Chile después de su sustituto Johnny Herrera y referente de la “Generación Dorada”, Bravo es una sombra en Rusia y no ha podido sumarse de lleno a disfrutar, como sus compañeros, de la condición de campeón y candidato que Chile estrena en un torneo de nivel mundial.

Bravo se lesionó el gemelo izquierdo a finales de abril cuando disputaba con el Manchester City de Josep Guardiola el derby ante el Manchester United en la Liga inglesa. No volvió a jugar desde entonces, pero se unió de todos modos a su selección en Rusia.

Bravo evoluciona según lo esperado, aseguró hoy Pizzi. El arquero se entrena al parecer ya con normalidad, pero el cuerpo médico y técnico seguirá reservándolo mañana para darle más tiempo de recuperación y evitar el riesgo de una recaída.

Una cautela que contrasta con el arrojo de Alexis Sánchez, que se arriesgará a jugar mañana ante Alemania pese al esquince de tobillo que sufrió la semana pasada.

La explicación de lo que ocurre en Kazán podría estar en Mánchester. El City se hizo con Ederson a fines de mayo tras confirmar la salida del argentino Willy Caballero, pero el precio desorbitante pagado por la joya brasileña del Benfica sugiere que la intención es hacerlo titular.

Bravo queda así en una situación tan incómoda… como conocida: hace solo un año, cuando era arquero indiscutido en el Barcelona, el chileno vio cómo Marc-André ter Stegen reclamaba la titularidad después de un año como suplente y amenazaba al parecer con irse, precisamente, al City de Guardiola.

Si digo que lo llevo bien sería estar mintiendo“, admitió entonces Bravo. El Barcelona terminó priorizando la juventud del alemán de 25 años -que en una ironía del destino ocupará mañana el arco en la Alemania de Joachim Löw- y fue Bravo quien salió al City, donde cerró una primera temporada regular y es cuestionado por la prensa.

Pero el capitán de Chile tiene otro recuerdo al que aferrarse. Meses antes de su salida del Barcelona, en la Copa América Centenario, comenzó el torneo muy criticado y lo terminó como héroe con una gran actuación en la final con Argentina.

Entre esos dos desenlaces posibles se moverán los pensamientos del arquero en Rusia mientras su equipo busque hacer historia y él luche contra una nueva adversidad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados