Se habla de:

Fichajes Inglaterra

article title

¿Qué hubiese pasado si Gerrard hubiera fichado por el Chelsea?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada 2014/15 se ha traducido en varias salidas importantes del fútbol inglés. Futbolistas relevantes, con mucho peso deportivo y mediático, que han decidido dejar sus respectivos clubes al final de la última campaña. Jugadores como Frank Lampard, Steven Gerrard o Didier Drogba no continuarán la próxima temporada en Inglaterra, con nuevos destinos, con nuevos retos, cerrando así etapas fuera de su rutina habitual.

En el caso del ya ex-capitán del Liverpool, Gerrard, le convirtió en una despedida por todo lo alto, cuando Anfield, en la penúltima jornada, le brindó una auténtica despedida en forma de homenaje, en una de las imágenes más emotivas de la temporada. Una carrera deportiva relacionada directamente con el Red del Liverpool, pero que sin embargo no le ha privado de recibir ofertas de otros clubes. Uno de ellos, el Chelsea.

El conjunto de Stamford Bridge, con Jose Mourinho a la cabeza, ha realizado hasta 3 ofertas en la última década para hacerse con sus servicios. Tanto el técnico portugués como el propio Steven Gerrard han confirmado los rumores. Mourinho nunca ha ocultado el interés por el jugador, mientras que el propio jugador, una vez ya oficializada su marcha, ha asegurado que “si no fuera fan del Liverpool hubiese dicho ‘sí’ a Mou“. Es decir, no se marchó al conjunto londinense por su sentimiento hacia el club de Anfield.

Pero, ¿qué hubiese pasado si Steven Gerrard hubiese fichado por el Chelsea? Evidentemente, son postulaciones sin peso, quizás más fruto de la fantasía, pero con bases sólidas, argumentadas por los propios protagonistas, que podrían haber supuesto otra carrera muy diferente para el centrocampista inglés, que se marcha a la MLS.

Steven Gerrard hubiese formado centro del campo con Frank Lampard. Dos jugadores que han ido siempre de la mano, tanto a nivel de clubes como a nivel de selecciones, formando un peculiar duelo que, hasta en su próximo destino en USA, les hizo ser protagonistas de una curiosa comparativa. Muchos eran ídolos de ambos, precisamente por eso, porque parecían calcos, parecían futbolistas idénticos, en clubes diferentes.

Habría ganado la Premier League. Sin duda alguna, su mayor decepción. El estatus de leyenda y jugador histórico siempre ha sido respaldado por títulos (quizás por debajo de lo que debería), pero la no consecución del título liguero (el Liverpool no la gana desde 1989) fue, sin duda, el gran punto gris en su carrera deportiva. En la última década, el Chelsea ha ganado 4 títulos ligueros, entre muchos otros campeonatos.

Quizás no hubiese llevado su mítico dorsal 8. Compartir vestuario con Frank Lampard, quien llevaría más años en el club, le hubiese privado de lucir su número más característico. Ocurría en la Selección, cuando normalmente el dorsal 8 lo lucía Frank Lampard, y Gerrard se veía ‘relegado’ al dorsal 4. Durante su carrera a nivel de clubes, la coincidencia de dorsales fue una de las curiosidades que ayudó a su comparativa.

Mourinho hubiese conseguido a uno de sus grandes sueños. Es conocido por todos el gran nivel técnico y táctico del técnico portugués. Pero además, su gran capacidad de convencer futbolistas para que acaben fichando por sus equipos. Sin embargo, con Stevie no ocurrió. Gerrard, según sus palabras, ama al Liverpool, y fichar por el Chelsea sería una traición, pero en ningún momento habló de malas ofertas ni disgusto por el proyecto. Fue cosa de sentimientos. Mourinho ha tenido que conformarse, y sus palabras siempre han sido de afecto y elogios hacia la figura del capitán inglés.

En Liverpool fue líder absoluto. Todavía más cuando dejaron el vestuario jugadores como Fowler, Carragher o Hyypiä. Su experiencia le convirtieron en leyenda viva del club. Quizás, en Londres, en las filas del Chelsea, no hubiese adquirido ese estatus, ya que, junto a un técnico mediático como Mourinho, habría compartido vestuario con otros líderes, como John Terry, Frank Lampard o Didier Drogba. Quizás, su estatus de líder absoluto, de capitán eterno, no lo hubiese vivido en Stamford Bridge.

Steven Gerrard no fichó por el Chelsea. Permaneció fiel a sus colores, a sus sentimientos, convirtiéndose así en líder y leyenda del Liverpool. Ahora, ese amor deja paso a la distancia, ya que militará a partir de la próxima temporada en las filas de LA Galaxy. Pero, ¿y si Mourinho se hubiese salido con la suya? Al menos, hubiese ganado, parece ser, la Premier League. Su gran punto negativo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados