FC Barcelona

article title

¿Qué fue de las jóvenes perlas de la cantera azulgrana?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Es lo que muchos niños ansían desde pequeños, pero tan solo unos pocos son los escogidos para la gloria. Llegar a la cantera del Barcelona es muy complicado y más todavía debutar con el primer equipo. Sin embargo, si un club apuesta de verdad por sus canteranos es el Barça. De hecho, Tito Vilanova consiguió alinear a once jugadores formados en la Masia. El sueño de Johan Cruyff, fue seguido por Louis Van Gaal y llevado a la perfección por Pep Guardiola.

No todos han tenido la fortuna de Valdés, PuyolPiquéBusquetsXaviIniestaMessi. Muchos son los que se quedan a las puertas de debutar con el primer equipo o de consolidarse en él. A continuación repasaremos 30 canteranos del Barcelona que se quedaron a las puertas de triunfar como azulgranas:

 

  • Adama Traoré: Llegó a la Masia con ocho años y participó en el programa de televisión ‘Las clases del Barça’ siendo alumno de Xavi e Iniesta. En octubre del 2013 debutó con el filial y al mes siguiente con el primer equipo. La ‘flecha de Hospitalet’ firmó por el Aston Villa en el 2015 pero el club mantuvo una opción de recompra. Sin embargo, al año siguiente firmó por el Middlesbrough dejando, así, de estar vinculado al club azulgrana.

 

  • Alejandro Grimaldo: Con doce años llegó al Barça y en la temporada 11/12 debutó con el filial y con el primer equipo en la Copa Catalunya. En la campaña 12/13 tuvo ficha del Barcelona B y llegó a ser el capitán en la campaña 15/16. Desde diciembre del 2015 es jugador del Benfica.

 

  • Andreu Fontàs: En el verano del 2007 llegó al Barcelona procedente del Girona en edad de juvenil. En el siguiente año ya fue un fijo del Barça B, bajo las órdenes de Luis Enrique. Debutó con el primer equipo en septiembre del 2008 en la Copa Catalunya y el agosto del 2009 en Liga. En marzo del 2011 obtuvo la ficha del primer equipo debido a la baja de Éric Abidal por un maldito tumor en el hígado. En octubre del 2012 hizo las maletas rumbo al Mallorca buscando minutos en calidad de cedido. Desde el 2013 está en las filas del Celta de Vigo, donde ha coincidido con varios exazulgranas.

 

  • Bojan Krkic: El ‘noi de Linyola’ llegó al club de su vida con tan solo nueve años. En su primera temporada como benjamín anotó 228 goles. Increíble pero cierto. Durante las siete temporadas que ha estado en las categorías inferiores superó la cifra de los 800 goles. Es el sexto jugador más joven en debutar con el primer equipo –17 años y 18 días–, solo superado por jugadores de la primera mitad del S.XX. Además, es el jugador más precoz en lucir el brazalete de capitán –20 años y 266 días–.
    Tras cuatro temporadas en el primer equipo, firmó por la Roma de Luis Enrique en el 2011. El año siguiente jugó cedido en el AC Milan y la siguiente en el Ajax de Amsterdam. En el 2014 fichó por el Stoke City y a mitad de la campaña 16/17 marchó, nuevamente, cedido al Mainz 05. Finalmente, esta temporada ha vuelto a la liga española recalando en las filas del Deportivo Alavés.

 

  • Carles Planas: Tras pasar por todas las categorías inferiores del club, estuvo cinco temporadas en el filial – de la 09/10 hasta la 13/14– y tan solo jugó dos partidos con el primer equipo en el 2012. En la temporada 14/15 firmó por el Celta de Vigo y este año se ha convertido en nuevo jugador del Girona.

 

  • Cristian Tello: Se formó en la cantera del Barcelona pero disputó la etapa de juvenil en el Espanyol. Volvió al Barça en la temporada 10/11 y la siguiente campaña la hizo entre el Barça B y el primer equipo. En el 2014 fichó por el Porto y en el 2016 por la Fiorentina. Este año ha vuelto a La Liga para jugar con el Real Betis Balompié.

(Getty)

  • Gai Assulin: Apodado ‘El Messi de Israel’ por su excelente potencial desde bien pequeño. Llegó al Barcelona con 12 años y debutó en el 2009 con 18. La trayectoria de Gai se podría resumir con una expresión española: “Mucho ruido y pocas nueces”. En el 2010 fichó por el Manchester City, pero una lesión en la rodilla le obligó a estar en el equipo de reservas blue. En el 2012 se marchó cedido al Brighton de la segunda división inglesa. Ese mismo año fichó por Racing de Santander, en el 2013 por el Hércules y en el 2014 llegó al Mallorca. El año siguiente volvió a su país natal para recalar en el Hapoel Tel Aviv y desde el 2016 juega en el Sabadell de Segunda División B.

 

  • Giovani dos Santos: Desde los 12 años fue ascendiendo por las categorías inferiores del club hasta debutar con el primer equipo en el 2007. Al año siguiente fue el encargado de anotar el gol 60.000 de la historia de la Liga anotando un hat trick al Real Murcia. Recaló en el Tottenham la temporada 08/09 y estuvo cedido en el Galatasaray la 09/10, en el Racing de Santander la 10/11 y volvió la siguiente campaña con los Spurs. En la 12/13 volvió a España fichando por el Mallorca y en el 13/14 firmó por el Villarreal estando dos temporadas en el conjunto ‘groguet’. Desde el 2015 es una de las estrellas de Los Angeles Galaxy.

 

  • Isaac Cuenca: Llegó con 12 años aunque se formó en otros equipos, como el Reus, la Damm o el Sabadell. Debutó con el primer equipo fue a finales del 2011 y empezó a hacerse un hueco en el equipo. Sin embargo, marchó cedido al Ajax la temporada siguiente. Una lesión le impidió hacer la pretemporada con el Barça y tampoco pudo fichar por ningún equipo, aunque el club le asignó dorsal para la temporada 13/14. El periplo de Cuenca, a partir de ese momento, es sorprendente: una temporada en el Deportivo de la Coruña, media temporada en el Bursaspor turco, temporada y media en el Granada y, actualmente, milita en el Hapoel Be’er Sheva israelí.

 

  • Iván Balliu: Con 13 años empezó a jugar en el Infantil A del Barça y en su etapa como Juvenil fue el capitán del equipo. Desde el 2011 hasta el 2013 jugó en el filial azulgrana, pero ese mismo año recaló en el Arouca portugués. Desde el 2015 es jugador del Metz francés. El pasado 6 de octubre debutó con la Selección de Albania, debido a tener ascendencia albanesa por parte de padre, cosa que el mismo Balliu desconocía.

 

  • Javi Espinosa: El toledano llegó a la cantera azulgrana con once años y debutó con el filial en la temporada 09/10. En la 11/12 pasa a formar parte del Barça B hasta la campaña 13/14, que sería su última en el club –sin debutar en el primer equipo–. Firmó por el Villarreal, donde jugó seis partidos y en el mercado de invierno marchó cedido al Almería. La temporada 15/16 estuvo cedido en el Elche y al acabar la temporada, rescindió contrato con el submarino amarillo y fichó por el Levante, hasta este año que ha firmado por el Granada.

 

  • Jean Marie Dongou: Aterrizó en la Ciudad Condal con trece años a través de la Fundación Samuel Eto’o. Logró una hazaña que solo estaba al alcance de Leo Messi: jugar en tres categorías distintas en un mismo año. A principios del 2012 debutó con el filial y en el temporada siguiente tuvo ficha del Barça B. En diciembre del 2013 debutó con el primer equipo y anotó su primer tanto convirtiéndose, así, en el primer africano de la cantera que debuta con el Barcelona. En el mercado invernal del 2016 se desvincula del club azulgrana y firma por el Zaragoza por temporada y media. Este año ha fichado por el Gimnàstic de Tarragona.

 

  • Jeffren Suárez: Con apenas un año dejó Venezuela para vivir en Tenerife y con 16 años llegó a Barcelona. En el 2006 debutó con el primer equipo en la Copa del Rey ante el Badalona y hasta la temporada 08/09 no volvería jugar en la élite. Pasó a la historia del club al anotar el 5-0 ante el Real Madrid en la temporada 10/11. El Barça lo traspasó en el 2011 al Sporting de Lisboa y allí estuvo hasta el 2014. Firmó por el Valladolid en la temporada 14/15 y después estuvo dos campañas en el K.A.S Eupen belga. Actualmente, milita en el Graashopper de la primera división suiza.

 

  • Jonathan dos Santos: El pequeño de los dos Santos llegó junto a sus hermanos en el 2002. En la campaña 09/10 obtuvo ficha con el filial y debutó con el primer equipo. En la temporada 12/13, Jonathan inició su andadura en el primer equipo, aunque tan solo estuvo dos años; una lesión en su rodilla fue la culpable. En el 2014 firmó por el Villarreal, donde se reencontró con su hermano y desde el 2017 forma parte de Los Angeles Galaxy, donde también comparte vestuario con Giovanni.

 

  • Jonatan Soriano: Se formó en las categorías inferiores del Espanyol, pero en el 2009 llegó al filial azulgrana. Sus goles fueron claves para el ascenso del equipo a Segunda División y también para mantenerse. En la campaña 10/11 fue el pichichi de la competición con 32 goles y el filial quedó tercero. Con el primer equipo tuvo una presencia testimonial y tan solo jugó tres partidos. En el 2011 firmó por el Red Bull Salzburg, donde estuvo seis temporadas. Además, ha sido el pichichi de la Bundesliga Austríaca en tres ocasiones. En febrero del 2017 firmó por el Bejing Guoan con un contrato multimillonario.

 

  • Jordi Masip: En el 2004, con quince años llegó a la Masia y en la temporada 08/09 que fue cedido al Unió Esportiva Vilajuïga de Tercera División. El año siguiente fue el tercer portero del filial. La lesión de Víctor Valdés en el 2013 le abrió la puerta al primer equipo. José Manuel Pinto ocupó su lugar bajo palos y Tito Vilanova le convocó, ya que Oier Olazábal también estaba de baja. En el 2014 tuvo ficha del primer equipo siendo el tercer portero durante tres temporadas. Sin embargo, tan solo disputó cuatro partidos: las idas y vueltas de los dieciseisavos de la Copa del Rey de sus dos primeras temporadas. Este año dejó el club azulgrana para recalar en las filas del Valladolid.

 

  • Marc Bartra: En el 2002, con once años entró en la Masia procedente del Espanyol. En la temporada 09/10 obtuvo la ficha del filial y debutó con el primer equipo. De él se decía que era el relevo de Carles Puyol, pero siempre le ha faltado continuidad; tanto con Guardiola, como con Tito Vilanova, el Tata Martino o Luis Enrique. Así pues, en el 2016 puso fin a catorce años como azulgrana –cuatro en el primer equipo– y fichó por el Borussia Dortmund.

(Getty)

  • Marc Crosas: Con trece años empezó en el Infantil del Barça y debutó con el primer equipo en el 2006. Crosas ha sido un trotamundos desde que abandonó el club azulgrana en el 2008: hasta en cinco países distintos ha jugados. En enero del 2008 se marchó cedido al Olympique de Lyon, desde el 2008 hasta 2010 jugó en el Celtic de Glasgow y en el 2011 en el Volga Nizhny Novgorod ruso. Desde el 2012 hasta el 2016 estuvo en México: hasta el 2014 en el Santos Laguna, una temporada en los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara y otra campaña en el Cruz Azul. En el 2016 firmó por el Tenerife, aunque en el mercado invernal volvió a México para jugar en el Tampico Madero. Desde este verano se encuentra sin equipo y entrena en solitario, además colabora en medios de comunicación mexicanos.

 

  • Marc Muniesa: Con diez años dejó la Penya Barcelonista de Lloret de Mar para fichar por el Barça. Cuando aún no tenía ficha del primer equipo, Guardiola le hizo debutar en la última jornada de la temporada 08/09 ante el Osasuna. El debut no pudo ser más agridulce: entró en el minuto 50 y en el 81 vio la roja directa. Abandonó el terreno de juego entre lágrimas. Las lesiones impidieron su continuidad en el primer equipo y en el 2013 hizo las maletas rumbo al Stoke City. Este año ha fichado por el Girona en su debut en Primera División.

 

  • Martín Montoya: Es de los pocos jugadores que ha pasado por todas las categorías inferiores del Barça. Empezó con ocho años como Benjamín hasta que debutó en el primer equipo en el 2008 en la Copa Catalunya. En la campaña 11/12 obtuvo la ficha del primer equipo y en el 2015 puso fin a su trayectoria como azulgrana tras 16 años. Se marchó cedido al Inter de Milán sin mucho éxito y volvió a España para jugar en el Real Betis durante una temporada. Desde el 2016 es jugador del Valencia donde parece haber encontrado un hueco.

 

  • Munir el Haddadi: Su gran temporada como cadete en el Rayo Majadahonda le hizo tener ofertas de clubes muy importantes, aunque decidió fichar por el Barcelona en el 2011. En marzo del 2014 debutó en el filial y en agosto con el primer equipo. Algunos dijeron que se fue muy rápido con Munir, pero el delantero respondía con solvencia cuando jugaba en Primera División. Sin embargo, el club azulgrana prefirió cederlo al Valencia en el 2016 y al Deportivo Alavés este año para que acumulase minutos.

 

  • ‘Nolito’: Tras dos temporadas en el Écija Balompié se incorporó al Barça B en el 2008. Debutó con el primer equipo a finales del 2010 y tras tres temporadas en el filial dejó el club. Estuvo dos temporadas en el Benfica y una en el Granada. En el 2013 fichó por el Celta de Vigo y allí estuvo durante tres campañas, siendo la referencia del conjunto vigués. Pep Guardiola le llamó el año pasado para jugar en el Manchester City, pero su implicación fue de más a menos. Esta temporada ha decidido volver a España y jugar su primer año con el Sevilla.

 

  • Oriol Romeu: Tras su paso por las categorías inferiores del Espanyol llegó al Barça en el 2004 como cadete. En el 2009 debutó con el filial y en agosto del 2010 con el primer equipo en la ida de la Supercopa de España. Se le veía como el sustituto de Sergio Busquets, pero la llegada de Javier Mascherano hizo que ese mismo año se marchase al Chelsea. En el 2013 fue cedido al Valencia y en el 2014 al Stuttgart. Desde el 2015 es jugador del Southampton donde se ha ido ganando un puesto en el centro del campo.

 

  • PatricGabarrón: El murciano llegó a la Masia en el 2008, con quince años. Fue escalando por las categorías inferiores del Barça hasta que se afianzó en el filial e incluso llegó a ser capitán. En noviembre del 2013 el Tata Martino le hizo debutar con el primer equipo ante el Ajax. En el 2015 dejó la entidad culé y firmó por la Lazio.

 

  • Rubén Miño: El guardameta llegó al Barcelona con once años y en la temporada 08/09 llegó al filial del club. Fue inscrito por el primer equipo en esa edición de la Champions League, participó en el Mundial de Clubes y en la Supercopa de España. Finalmente, en el 2012 firmó por el Mallorca como agente libre donde estuvo hasta el 2015. Estuvo una temporada en el Oviedo y, actualmente, juega en el AEK Larnaca de Chipre.

 

  • Sandro Ramírez: Llegó procedente de la Unión Deportiva Las Palmas en el 2009 como cadete. Debido al Mundial 2014, el Barça apenas contaba con pocos efectivos para la pretemporada y el canario aprovechó la oportunidad. Luis Enrique contó con él en ocho de las nueve primeras jornadas de Liga. En la temporada 15/16 ya tenía ficha del primer equipo, aunque fue de más a menos, en parte, debido a una lesión. El año siguiente fue el delantero referencia del Málaga y desde este año es nuevo jugador del Everton.

 

  • Sergi Gómez: En su paso por ambos cadetes y juveniles del Barça fue campeón de Liga. En el 2009 debutó con el filial y en 2010 con el primer equipo en la ida de la Supercopa de España. Tras cinco temporadas en el Barça B, hizo las maletas rumbo al Celta de Vigo en el 2014. Esta es su cuarta temporada en tierras gallegas y es un fijo en la defensa.

 

  • Thiago Alcántara: El Barça se hizo con sus servicios en el 2005 cuando jugaba en el Ureca de Pontevedra. En la temporada 08/09 obtuvo ficha del filial, aunque ya había jugado en el Barça B la temporada anterior. Ese mismo año, Guardiola le hizo debutar en la antepenúltima jornada de Liga. La temporada 10/11 la disputó a caballo del filial y del primer equipo y al año siguiente ya fue, oficialmente, jugador del primer equipo. La llegada de Pep al banquillo del Bayern de Múnich fue acompañada de la del mayor de los Alcántara que, este año, inicia su quinta temporada. Las lesiones no le han respetado mucho, pero es, sin duda, uno de los mejores jugadores formados en el Barça que han acabado dejando el club.

 

  • Victor Sánchez: Recaló en las filas del Barça en el 2005 procedente del Europa. En el 2008 Pep Guardiola contó con él para el primer equipo, aunque en menor medida que Pedro Rodríguez y Sergio Busquets. El año siguiente marchó cedido al Xerez y al siguiente al Getafe. Se desvinculó del Barcelona en el 2011 cuando fichó por el Neuechâtel Xamax suizo. Desde el 2012 es jugador del Espanyol y una pieza esencial del conjunto perico.

 

  • Victor Vázquez: Con nueve años empezó en el club azulgrana hasta debutar con el primer equipo en el 2008. El centrocampista dejó Barcelona y estuvo cinco temporadas en el Brujas belga, donde se convirtió en indiscutible. En el 2016 fichó por el Cruz Azul mexicano y en el 2017 se convirtió en jugador del Toronto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados