Fútbol italiano

article title

Qué fue de la última Juventus sin Scudetto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuesta imaginar hoy día una Juventus que no esté confeccionada para ganar el Scudetto como candidato número uno a mucha distancia del resto. CuAnto menos, a un conjunto bianconero incapaz de pelear ni siquiera por el título como ocurrió en la temporada 2010/2011. La última lejos del Juventus Stadium. La última que ‘La Vecchia Signora’ no fue campeona de Italia.

En la primera campaña de la actual dirigencia turinesa con Andrea Agnelli a la cabeza y Marotta y Paratici a los mandos deportivos, la Juventus volvió a sumar un séptimo puesto por segunda vez consecutiva en la tabla clasificatoria, fuera de las puestos de acceso a las competiciones europeas y a más de veinte punto de distancia del primer Milan, precisamente, de Massimiliano Allegri que se llevó el campeonato.

Luigi Delneri, actual entrenador del Udinese tras su breve paso por el Genoa en la 2012/2013 y descender el curso pasado con el Verona, tomó las riendas del equipo en sustitución de Zaccheroni aunque en su descargo y en del pobre fútbol y competitividad esgrimidas, cabe mencionar que la Juventus contó aquella campaña con algunos lesionados de mucho peso.

Los únicos seis futbolistas de aquella plantilla que siguen integrando la nómina del actual pentacampeón transalpino son los que aún hoy conforman su envidiable y sólido armazón defensivo: Buffon, un recién llegado Barzagli, Bonucci y Chiellini, además de Marchisio y del invitado inesperado Paolo De Ceglie, fuera de toda dinámica para Allegri pero que busca su cuarto Scudetto con la Juventus este año tras no encontrar equipo en verano después de su desapercibido paso por el Olympique de Marsella. De los cuales, los dos primeros tan solo pudieron disputar apenas una quincena de los partidos de aquella Serie A.

JUVENTUS 2010/2011 - Football tactics and formations

El once más repetido por Delneri en la última temporada en la que la Juventus no se alzó con el Scudetto y que precedió al trienio triunfal de Antonio Conte, fue el conformado atrás por Storari bajo palos, hoy guardián titular de la portería del Cagliari a sus 39 años tras ser el eterno vice-Buffon; Marco Motta en el lateral diestro, actualmente sin equipo con 30 años después de vagar por Catania, Bologna, Genoa, Watford y Charlton; Bonucci y Chiellini en el centro de la zaga y en el costado zurdo un Fabio Grosso que se retiró un año más tarde en la propia Juventus y que actualmente dirige a la Primavera bianconera.

En la medular, Felipe Melo, en su segundo y último curso en Turín antes de su lustro en el Galatasaray y su presente estancia en el Inter, escoltaba como pivote defensivo a un Alberto Aquilani cedido por el Liverpool que integra hoy día las filas del Pescara una vez dejadas atrás sus etapas en el Milan, la Fiorentina y el Sporting de Portugal. Claudio Marchisio en su faceta llegadora original jugaba normalmente acostado en banda izquierda, con Milos Krasic ocupaba la banda izquierda y fue el futbolista más desequilibrante y vistoso de aquella temporada pese a que en adelante prácticamente su presencia se diluyese del escenario futbolístico tras su paso sin pena ni gloria por el Fenerbahçe y su cesión en el Bastia. Actualmente, el serbio encara su segundo año en el Lechia Gdansk polaco.

En el frente de ataque del 4-4-2 más utilizado por Delneri, compartían doble punta de lanza Fabio Quagliarella, máximo goleador del campeonato con nueve dianas y actualmente en la Sampdoria tras pasar por el Torino; y el mito Alessandro Del Piero, autor de ocho goles en su penúltima temporada en la Juventus.

La Juventus 2010/2011 contaba con una plantilla superpoblada. Nada más y nada menos que 32 futbolistas fueron utilizados en Serie A. Entre las alternativas más utilizadas por Delneri figuraban los atacantes Alessandro Matri, llegado en el mercado invernal desde el Cagliari y que tras sus idas y venidas de la Juventus (Milan, Fiorentina, Genoa) no volvió a rendir a tan buen nivel ni en la Lazio, ni actualmente en un Sassuolo en el que ejerce de revulsivo; Vincenzo Iaquinta, ya retirado; Luca Toni, también llegado en el mercado invernal aunque desde el Genoa y que únicamente marcó dos tantos; y Amauri, actualmente en el Fort Lauderdale Strikers de la NASL después de jugar en la Fiorentina, en el Parma y tener un paso gris por el Torino.

Las restantes opciones atacantes de aquella Juventus fueron testimoniales y estuvieron protagonizadas por los puntas canteranos Niccolò Giannetti, hoy en las filas del Cagliari; Filippo Boniperti, nieto del mítico delantero juventino y actual presidente de honor del club Giampiero Boniperti y actualmente en el Mantova de Lega Pro a sus 25 años; y Alberto Libertazzi, en el Servette suizo tras dejar atrás un sinfín de equipos del fútbol modesto italiano (Novara, Pro Vercelli, L’Aquila, Pontedera…). El cuarto futbolista de la Primavera con minutos en aquella Serie A fue el centrocampista Manuel Giandonato, hoy en el Livorno en Lega Pro.

Más allá del centro del campo titular, la Juventus 2010/2011 contaba en su nómina con centrocampistas como el extremo Simone Pepe, quien sí llegó a vivir gran parte de los éxitos venideros aunque como jugador de rol secundario y hoy en el Pescara; el maliense Momo Sissoko, en el Pune City indio tras sus experiencias recientes en el Levante y el Shanghai Shenhua chino; el uruguayo ‘Malaka’ Martínez, que juega en Juventud Las Piedras de su país tras su infinidad de lesiones; el bosnio Hasan Salihamidzic en su penúltima campaña como profesional tras llegar del Bayern e irse al Wolfsburgo y el producto de la cantera Davide Lanzafame, actualmente en su segunda etapa en el Budapest Honved tras no llegar nunca a consolidarse en el Calcio.

Leer más: Jorge Martínez, el peor fichaje de la Juventus

Por último y además del ya citado Barzagli llegado en enero de 2011 desde el Wolfsburgo para convertirse en un pilar fundamental desde entonces, los defensores menos utilizados por Delneri fueron Frederik Sörensen, hoy día titular fijo en el Colonia; el checo Grygera, quien se retiraría la temporada posterior en el Fulham; el también lateral Armand Traoré, cedido entonces por el Arsenal y jugador del Nottingham Forest en el presente; Legrottaglie, retirado en el Catania en 2014; y Leandro Rinaudo, también retirado este mismo verano en el Vicenza tras pasar por el Napoli sin jugar y por Livorno, Entella y Bari sin contar con demasiada participación.

El eterno arquero suplente austriaco Alex Manninger, hoy en el Liverpool a sus 39 años, era el tercer portero de aquel equipo aunque no jugó ni un solo minuto en aquella Serie A, ni tampoco en la siguiente antes de poner rumbo al Augsburgo aunque sí participó en la Europa League en la que la Juventus quedó eliminado a las primeras de cambio en un grupo con el Manchester City, el Lech Poznan y el Salzburgo.

Una competición en la que también llegaron a debutar los jóvenes Marcel Büchel, actualmente en el Empoli; Matteo Liviero, en su segunda etapa en la Juve Stabia de Lega Pro aunque en ésta ya en propiedad; y Vincenzo Camilleri, que también pasó por los juveniles del Chelsea y que hoy día juega a sus 24 años en la Paganese de la tercera categoría del Calcio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados