Se habla de:

Fútbol francés

article title

¿Qué fue de… el Girondins de Burdeos 2008/09?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol -y cualquier deporte- es muy aburrido si siempre gana el mismo salvo para quien monte el caballo ganador. La liga europea que más monopolio ha sufrido en el siglo XXI es la liga francesa o Ligue 1. El Olympique de Lyon ganó 7 ediciones consecutivas (2001-2008) y el PSG ha ganado las 4 últimas.

La marcha de Laurent Blanc del conjunto parisino dejó abierta una gran oportunidad pero a la vez una enorme responsabilidad para Unai Emery. Ganar la liga no es suficiente en la capital gala; la cantidad de dinero invertido es estratosférica y el Parque de los Príncipes ha vivido dos tripletes consecutivos (Liga, Copa y Copa de la Liga). La lógica dicta que repita título liguero, pero el fútbol y la lógica mantienen una rivalidad histórica. El Niza de Lucien Favre se ha postulado como aspirante y tiene varios ejemplos en los cuales fijarse. Uno de ellos, el Girondins de Burdeos de la temporada 2008-09, ¿qué fue de los integrantes de aquella histórica campaña en la ciudad del vino?

Primer título: la Supercopa

El club dirigido por Laurent Blanc practicó un fútbol extraordinario y ya lo demostró en la primera gran cita de 2008: la supercopa francesa o Trophée des Champions. El Olympique de Lyon, vigente campeón, de Benzema, Pjanic, Govou, Toulalan, Källstrom, Grosso, Baros o Lloris partía como favorito pero el combinado bordelés defendió estoicamente y se llevó el título en la lotería de los penaltis. Más que una victoria. El convencimiento de que podían plantar cara y ganar a cualquiera.

Segundo título: la Copa de la Liga

La Copa de la Liga es un torneo precioso que cuenta con demasiados detractores. En países como Inglaterra o Francia aún se mantiene este formato a partido único -generalmente en campo del club de menor entidad- en el cual los grandes equipos reservan a muchos titulares dado su baja reputación y la saturación del calendario. El Girondins tenía marcado como objetivo conseguir algún título y puso todo su empeño en conseguir la Copa de la Liga. El hueso más duro lo superó en semifinales, el PSG, pero lejos de la super plantilla que actualmente regenta sucumbió por tres a cero. La final, un paseo. Su rival fue el Vannes OC, un equipo de segunda división y el conjunto dirigido por Laurent Blanc aplastó a su oponente por 4-0. Segundo título que se celebraba en el Chaban Delmas.

LEER MÁS: ¿Qué fue del Inter campeón de la Champions League?

Tercer título: la inesperada Ligue 1

El objetivo real a principio de curso del Girondins de Burdeos era clasificarse para competición europea y luchar por las dos copas nacionales. El Olympique de Lyon y el Olympique de Marsella tenían plantillas mucho más completas y hacerles frente en una competición a casi 40 partidos se antojaba complicado. En la primera vuelta, de hecho, ni siquiera ganaron a ambos equipos y sus rivales directos en la lucha por Europa, PSG y Mónaco, parecían más fuertes.

Pero en la segunda se obro el milagro. Su eliminación tempranera en Champions League y Copa le permitió a Blanc alinear a sus mejores hombres, sobre todo a sus dos estrellas: Marouane Chamakh y Yohann Gourcuff, todos los domingos. Encadenaron una racha espectacular ganando los últimos 11 partidos de liga y se proclamaron campeones con tres puntos de ventaja sobre Olympique de Marsella.

La clave

El binomio Gourcuff-Chamakh fue la razón de ser para que el Girondins de Burdeos rompiera con siete años de tiranía lionesa y se proclamase campeón de liga 10 años después. Además, culminaron la mejor temporada en la historia reciente del club con la Copa de la Liga y la Supercopa. Gourcuff marcó 15 goles (12 en liga), única vez en su carrera que conseguía dobles cifras, y Chamakh hizo 14 (13 en liga). Sustentado en sus Oliver Atom y Tom Baker particulares, el equipo magistralmente organizado por Laurent Blanc desplegó un juego de combinación y verticalidad que arrasó en Francia.

XI tipo

-Ulreich Ramé: Entrenó al Girondins de Burdeos durante varios meses tras su retirada pero no funcionó al igual de bien que bajo la portería.

-Mathieu Chalmé: Se retiró en 2015 tras un paso por el modesto Lège-Cap Ferret. Se podría decir que se retiró de la élite cuando dejó el Girondins.

-Marc Planus: Colgó las botas en 2015 con un único equipo en su palmarés: el Girondins de Burdeos.

-Souleymane Diawara: Retirado. Su último equipo fue el OGC Niza.

-Benoit Trémoulinas: El jugador de más éxito en la actualidad. Indiscutible en el carril izquierdo del Sevilla si las lesiones lo respetan e internacional con Francia.

-Fernando: Se encuentra sin equipo. Su último club fue el Brujas de la liga belga. Se ha especulado con un posible retorno a Burdeos.

-Alou Diarra: Actualmente milita en el Nancy de la Ligue 1.

-Yoan Gouffran: Lleva varios años en el Newcastle pero nunca ha conseguido hacerse con la titularidad ni igualar el nivel mostrado en Francia.

-Yoann Gourcuff: Juega en el Stade Rennes. Prometía ser uno de los mejores centrocampistas del mundo y se convirtió en una de las mayores decepciones. Las lesiones nunca lo ayudaron.

-Wendel: Fichado este verano por el Ponte Preta de la primera división brasileña.

-Marouane Chamakh: Actualmente en el Cardiff City. Fichó por el Arsenal tras su exitoso paso por Burdeos pero no logró ser ni la mitad que en Francia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados