article title

¿Qué esperar del Inter en la temporada 2014-15?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Carlos HERNANDO – Ya han transcurrido cuatro años. Cuatro temporadas desde que el Inter se hizo dueño de Europa y disfrutase de uno de los mejores momentos del club. Todos esos logros se quedaron impregnados en la rutina de cualquier interista, que ahora luchan por la reconstrucción de su equipo.

De momento, Mazzarri ya ha colocado el primer ladrillo al situar al Inter de Thohir en las rondas previas de la Europa League. El equipo lombardo acabó quinto clasificado tras una temporada caracterizada por su irregularidad y sus continuos pinchazos, además del tremendo poderío que muestran sin descaro Juventus, Napoli o Roma.

Ahora vuelven a Europa e intentar asemejarse como sea al Inter de 2010. Tienen un proyecto a largo plazo y las únicas herramientas para ello son el trabajo, el esfuerzo y la paciencia. Todas ellas deben tener cualquier tifosi neroazzurri: desde la directiva hasta el último abonado. La nueva era ya está aquí.

PUNTOS FUERTES
La continuidad de Mazzarri
Desde la salida de Mourinho del club, cinco caras han protagonizado la panchina interista: Rafa Benítez, Leonardo, Gasperini, Ranieri y Stramaccioni. Entrenadores de todo tipo incapaces de consolidar su identidad en el equipo. El último rostro es el de Mazzarri, que empezará su segunda temporada en el club para mejorar el pasado curso. Ya conoce a los jugadores, sabe sus puntos débiles y los fuertes. Walter parte con ventaja.

La explosión de Icardi
Sin duda, es el jugador más prometedor del cuadro lombardo. El joven argentino tiene como reto ser la referencia ofensiva de un club como el Inter de Milán. Para ello, deberá alejarse de todos esos temas extradeportivos que tanto le salpicaron el pasado año y centrarse en la portería rival. Se podrá aliar con Palacio y Osvaldo para superar las nueve dianas de la temporada anterior.

Claves en forma de fichajes
Cuatro incorporaciones parecen poder ser claves para el once del Inter, una para cada línea. Vidic reforzará la maltrecha defensa, Medel intentará lo imposible al intentar olvidar a Cambiasso, MVila llega como volante para forjar su sitio en el once de Mazzarri y Osvaldo incentivará la competencia en la delantera neroazzurra. Si se alían con el resto de compañeros, podremos ver a un Inter competitivo y luchando por mejores metas.

PUNTOS DÉBILES
Inexistencia de una referencia
Todos los grandes equipos de Europa tienen un jugador por el que se conoce a su escuadra. No es el caso del Inter. La mayoría de ellos son jóvenes, con poca experiencia en grandes citas y vírgenes en momentos claves. Solo de ellos depende que se forjen y se consoliden en un club como este. Oportunidad perfecta.

Salida de los líderes
Debe ser muy duro cuando todos tus hombres se van. Nombres de los que te enorgulleces, de los que disfrutas llevando su camiseta, su nombre y su dorsal. Atrás quedan ya los Cambiasso, Chivu, Milito, Walter Samuel y Zanetti para dejar espacio a otros como Handanovic, Icardi o Nagatomo.

Apoyo de la afición
Una de las imágenes más típicas de esta temporada ha sido ver el Meazza medio vacío, con pitos a sus jugadores y muy descontentos por el rendimiento de algunos jugadores (véase Guarín). Si quieren crecer como equipo, deben convencer a los suyos, sufrir y disfrutar con ellos en el campo. El éxito de la temporada debe pasar por el Meazza.

 

ALTAS
Matías Silvestre (Milan, vuelve tras cesión)
Nemanja Vidic (Manchester United, libre)
Ezequiel Schelotto (Parma, vuelve tras cesión)
Joel Obi (Parma, vuelve tras cesión)
Tomasso Berni (Torino, libre)
Rene Krhin (Bologna, 1,2M€)
Yann M´Vila (Rubin Kazan, cedido con opción de compra)
Pablo Osvaldo (Southampton, cedido con opción de compra)
Gary Medel (Cardiff City, 8M€)
Dodô (AS Roma, cesión de dos años por 1,2M; opción de compra de 7,8 M)

BAJAS
Walter Samuel (Basilea, libre)
Javier Zanetti (Retirado)
Rolando (Porto, vuelve tras cesión)
Esteban Cambiasso (Libre)
Marco Benassi (Torino, 1,5M€)
McDonald Mariga (Libre)
Diego Milito (Racing Club, libre)
Gianluca Castellazzi (Libre)
Ishak Belfodil (Parma)
Francesco Bardi (Chievo, cesión)
Samuele Longo (Cagliari, cesión)
Simone Benedetti (Cagliari, 4M€)
Lorenzo Crisetig (Cagliari, cesión)
Alfred Duncan (Sampdoria, cesión)
Diego Laxalt (Empoli, cesión)
Saphir Taïder (Southampton, cesión)

PLANTILLA / XI TIPO

      

Mazzarri deberá mover ciertas fichas para ocupar los puestos de Cambiasso y Zanetti. Así, Handanovic no se moverá del área pequeña. A pocos metros de él, la línea de tres la ocuparán Juan Jesús, Ranocchia y el recién llegado Vidic, aunque no podrán fiarse de D´Ambrosio y su deseo por saltar al campo. Medel hará honor a su mote de Pitbull para morder todo lo que encuentre a su paso. El chileno estará franqueado por Nagatomo y Jonathan por las bandas, Hernanes a su izquierda y M´Vila o Ricky por su derecha. Mazzarri tendrá dudas aquí, donde Kovacic, Kuzmanovic  o Dodo podrán llevar a más de uno a la banca. En la punta no habrá tantos movimientos: Icardi, Palacio y Osvaldo coparán los goles neroazurri y uno de ellos verá el partido desde la banda.

ENTRENADOR: Walter Mazzarri (San Vincenzo, 52 años)
El italiano Walter Mazzarri llevará al equipo por segundo año, restándole solo este año de contrato. Walter es técnico desde la temporada 01-02 cuando comenzó en el Acireale para pasar al Pistoiese la próxima temporada. Después pasaría a la dirección técnica de equipos de renombre como Livorno (03-04), Reggina (04-07), Sampdoria (07-09), Napoli (09-13) e Inter hasta la actualidad. Fue en el Napoli donde su fama aumentó sin control y donde fue elegido para reconstruir el Inter de Thohir. Su principal objetivo será mejorar la defensa y el nivel de goles encajados y obtener magia de la promesa M´Vila, Icardi o el maduro Palacio.

OBJETIVOS Y PREVISIÓN
Si el año pasado se logró la Europa League, lo mínimo para este es repetirlo. No hay que ser un experto para saber que no ganarán el Scudetto con Roma, Juve y Napoli en modo imperial. Un cuarto o quinto puesto sería lo idóneo, siempre y cuando esté acompañado de buenas sensaciones y de alguna victoria importante ante un rival de entidad.  Respecto a Europa, el objetivo puede abarcar incluso hasta ganar el trofeo, o al menos llegar a las fases finales del torneo. Quizá haya más que alguna alegría entre los tifosi.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados