Ciclismo

article title

‘Purito’ cogió su fusil y Chris Horner el liderato

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ Tanto Chris Horner como Joaquím Rodríguez dieron ayer sendos avisos de que están terminando un punto por encima de sus rivales la Vuelta a España. Y en la etapa de hoy, antepenúltima de la ronda, con final en la antaño clásica, ahora desaparecida, subida al Naranco, lo han vuelto a confirmar con creces.

Con la venida del infernal Angliru mañana, la jornada fue excesivamente tranquila hasta el ascenso final, pese a que había suficiente terreno para al menos probarlo en el constante sube y baja que son las carreteras asturianas. Ni siquiera Valverde, a un minuto del liderato y con el mejor equipo de la prueba a su espalda, quiso intentarlo, fiando todas sus escasas opciones al triunfo final al día decisivo de mañana.

Escasas opciones del murciano, aunque no por el hasta hoy primer clasificado, Nibali, al que la última semana de Vuelta se le está haciendo eterna, con la carga del pasado Giro, que venció, en sus piernas, sino por Chris Horner. El americano de los veinte años en cada pierna y la dieta del 'Big Mac' sacó otros seis segundos de ventaja a Nibali en el Naranco por lo que, dada la escasa distancia que les separaba, permite a Horner hacerse con el maillot rojo de líder por tres segundos.

Horner está pletórico -ya lo estaba en la primera semana, ahora todavía más- tras su exhibición de ayer en Peña Cabarga, donde hizo la ascensión en menos tiempo que Cobo en 2011 o 'Purito' en 2010. Llegará como sorprendente líder al Angliru y probablemente, visto como está el asunto, a Madrid el próximo domingo. Un inesperado desenlace que puede convertir a Horner mañana, si supera el coloso asturiano, en el vencedor más veterano, y con mucha diferencia, de una gran vuelta por etapas de la historia. Quizás no es lo que esperaban los organizadores de esta Vuelta.

Lo que no sorprende ya a estas alturas es la fiabilidad de Joaquím Rodríguez. 'Purito', podio en el pasado Tour tras una excelsa última semana de competición, está llegando muy entero a estos últimos días. En el Naranco volvió a sacar esa explosividad a la que tiene acostumbrado pero no había sacado todavía este mes para, en un último kilómetro demoledor, vencer su primera etapa en esta Vuelta. Parece difícil que Joaquím pueda superar mañana los 50 segundos de desventaja con un Valverde tan poco valiente como sólido, pero ya tiene su victoria parcial en el zurrón.

Lo dicho, mañana penúltima y decisiva etapa de la Vuelta antes del paseo triunfal en Madrid. Se asciende el Angliru, puerto temible donde los haya, uno de las más duros de Europa, con tramos consecutivos siempre por encima del 12% de pendiente media y máximas del 23%. A golpe de riñón se decidirá la Vuelta en favor de Horner o Nibali. Con esa temibles rampas por llegar, resulta difícil, que no imposible, ver movimientos valientes y ofensivos en el técnico descenso del Cordal que llevará al pie del Angliru.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados