Sevilla

article title

¿Qué puede aportar Jovetic al Sevilla?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El propio jugador rompió la cadena de ese secreto a voces entre Sevilla y Milán. Fue Jovetic quien colgó la foto subido en el avión con dirección a España. Cesión con opción de compra de 14 millones. Monchi lo ha vuelto a hacer. Confiar en un jugador que prometía en sus inicios y que en el momento del fichaje parecía que el ocaso era la parada más cercana en su carrera, sino estaban ya sumergidos en él. Pero no, fue Sevilla la parada más cercana. El centro que tantas recuperaciones ha efectuado en los últimos años: Luis Fabiano, Escudé, Pareja, Mbia, Banega, Nasri y un larguísimo etcétera.

Jovetic llega a Sevilla con la esperanza de resurgir. De volver a brillar con luz propia. De ganarse un puesto como titular. Aquel montenegrino por el que tanto equipos europeos preguntaron al Partizan. Mucha calidad empañado por un mal historial. Él mismo que maravilló a Europa con ese pelo largo y rizado. Como Sansón, Stevan fue perdiendo fuerza del mismo modo que el volumen de su pelo.

Su paso por el City no tiene ni la sombra que dejó en Florencia. Un jugador asociativo, deslumbrante, con mucha calidad y olfato de gol. En su retorno a Italia, en las filas de un Inter renqueante que parece que empieza a encontrar el equilibrio con Pioli a la cabeza, Jovetic nunca llegó a tener la importancia que merece, ya sea por decisión técnica, esfuerzo o rendimiento. El año pasado pareció que acompañaba al Inter en ese inicio fulgurante en Serie A pero tras dos jornadas de estrella, poco o nada se volvió a saber de Jovetic en la temporada. Fue perdiendo importancia y peso en el equipo de forma prolongada.

Para conocer un poco la dimensión del jugador, hay que rebobinar a sus inicios, años atrás. Con dieciséis años debutó con el Partizan y dos años más tarde ya era el capitán. Gracias, en parte, a la marcha de Antonio Rukavina, ahora jugador del Villarreal. A una edad tan joven, sin su familia cerca y solo con la ayuda de su hermana en la ciudad, Jovetic, por calidad, ya lideraba el Partizan.

Tuvo varias ofertas de grandes clubes de Europa pero Jovetic no dudó en recalar en Italia. Fue allí, en Florencia, de morado y con el pelo largo, donde aguarda el mejor recuerdo de Jovetic a primer nivel mundial. Talento y velocidad como segunda punta al que costó arrancar. Él mismo lo reconoció, grandes diferencias del fútbol serbio al italiano, un fútbol mucho más táctico.

El primer año me costó adaptarme en ese fútbol táctico, a veces no sabía donde posicionarme pero fui mejorando a base de jugar y jugar”. Tuvo dos temporadas de nivel medio, una tercera en el dique seco a causa rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y dos últimas temporadas donde despertó el talento montenegrino, el mismo que hizo al Manchester City, ya poderoso por esas fechas, desembolsar un total de 30 millones de euros, 26 fijos más cuatro en variables.

Llega a Sevilla donde se reencontrará con su excompañero del City, Samir Nasri. Con Sampaoli de mentor y quién sabe si uno de los últimos fichajes encabezados por Monchi, se encontrará con un escenario apto para desenvolver su juego y asociarse con el compañero. El Sevilla está fuerte pero busca mejorar. Posiblemente no sea la figura de un nueve que muchos esperaban. Pero si Monchi ha intervenido, Jovetic ha aceptado y Sampaoli le gusta, el fichaje puede ser idóneo para todas las partes.

Leer más: Los 15 resucitados por Monchi en el Sevilla

Primero, por Monchi. Cualquiera que hubiera visto el último año de los fichajes de Monchi le tildaría de loco, frustrado o un empleado que bucea en el mercado y trae los restos de un fuerte temporal que atiza con billetes en mano. Pero quien lo conoce, sabe que trabaja de principio a fin, busca un perfil que se asemeje en dibujo e idea con el del equipo hispalense y en el mayor de los casos, acaba acertando.

Y por último, por Sampaoli. El delantero le ofrece tantas variantes como él quiera. Si consigue adecuarlo en la zona de nueve y hacer que funcione, la cesión será solo un trámite para acabar verlo vestido de blanco. Con jugadores como Vitolo, Franco Vázquez y Nasri en el centro del campo, tiene mucho trabajo ya ganado. Un equipo repleto de ideas y un mentor motivado parecen el escenario perfecto para que el talento montenegrino rebrote por el césped del Pizjuán.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados