article title

Proyecto Fabio: Rusia se encomienda a Capello para 2018

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jorge AMORÓS Fabio Capello ha renovado como seleccionador de Rusia hasta el final del Mundial 2018. La firma del nuevo contrato le atribuye un poder mayor como rector de todas las categorías y ha recibido el respaldo unánime de las opiniones, que reconocen en Capello al hombre indicado para dirigir el futbol ruso. Desde verano de 2012 el técnico italiano ha transformado a la selección rusa y conseguido su clasificación para el Mundial de Brasil 2014 tras 12 años de ausencia de las fases finales.

ESTILO IDENTIFICABLE
En julio 2012 Fabio Capello se hizo cargo de la selección de Rusia. Su nombramiento fue la solución pragmática tras las dos debacles que supusieron la no clasificación para Sudáfrica 2010 con Guus Hiddink y la eliminación en la fase de grupos en Polonia-Ucrania con Dick Advocaat. El escepticismo de nombrar a otro seleccionador extranjero dejó paso rápidamente al reconocimiento unánime. Capello ha conseguido el objetivo de clasificar a Rusia para Brasil 2014, superando incluso las expectativas al quedar como primera de grupo por delante de Portugal. Paralelamente el técnico italiano ha estado en la rumorología de los grandes de Europa Occidental (Chelsea, Tottenham, PSG) y de la selección italiana como posible reemplazo de Cesare Prandelli.

Capello ha transformado una selección de decadente en un bloque competitivo, articulando un equipo muy compacto y que prioriza el rigor defensivo. La ausencia de Andrey Arshavin delimita el cambio desde un estilo preciosista y frívolo al pragmatismo y la disciplina. El técnico italiano ha superado el predominio de jugadores de CSKA y Zenit, asignando un protagonismo mayor a jugadores alternativos: Kokorin (Dinamo), Eshchenko (Anzhi), Glushakov (Spartak) o Samedov (Lokomotiv). Y ahora Capello también será el encargado de construir una nueva selección rusa que reemplace a la generación de 2008: Shirokov (32), Kerzhakov (31), Ignashevich (34), los gemelos Berezutski (31), Denisov (29).


Imagen de la candidatura de Rusia para el Mundial 2018 | Archivo 

EL HOMBRE-PROYECTO 2018
Trascendiendo el objetivo originario de su contratación: competir en Brasil 2014, Fabio Capello dirigirá el ciclo de 4 años que terminará en el Mundial de Rusia 2018. “Ahora todos esperan que Scolari consiga ser campeón con Brasil en su Mundial. Lo mismo ocurrirá conmigo para el 2018. Estas son las reglas del juego”. En ese propósito, Capello asume el cargo de supervisor de todas las selecciones inferiores. El objetivo del próximo verano adquiere una nueva perspectiva: “[en Rusia] llevamos 12 años sin participar en un Mundial. Brasil 2014 nos ayudará a ganar la experiencia real de cara al Mundial de Rusia”.

Capello también ejercerá una influencia mayor en los ajustes normativos del emergente fútbol ruso. Mientras que varios clubes con un poder adquisitivo alto (Zenit, CSKA, FC Krasnodar) presionan para ampliar o suprimir el límite de extranjeros, Capello es partidario de reducir el límite o establecer un cupo en el total de las plantillas y de ampliar el campeonato de 16 a 18 clubes: “Cada equipo puede alinear a siete extranjeros, por lo que se reduce la participación de jugadores seleccionables. Mi elección se limita a 64 jugadores. Esto es así… Vamos a ver si podemos hacer algo al respecto”.

Los medios rusos han reportado que el salario de Fabio Capelo será de 9 millones de euros anuales. El italiano tendrá 72 años cuando termine el Mundial 2018 y ha comentado que concluirá su carrera de entrenador cuando finalice su trabajo con Rusia.

[Sigue toda la actualidad del fútbol ruso en @SovietSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados