Se habla de:

NBA

article title

Previa NBA – División Atlántico

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Después de varias temporadas en las que la división atlántico fue una de las peores de la NBA, este año las cosas pueden ser muy diferentes. Nuevos aires han llegado a muchas de las históricas franquicias que componen esta división (la que más títulos de la NBA acumula en sus vitrinas, sumando los 16 de los Celtics, los 3 de los Sixers y los 2 de los Knicks) y por primera vez en muchos años, la Atlántico podría meter a 3 equipos en playoffs.

Los Toronto Raptors tuvieron la mejor temporada de su historia, acabando con el segundo mejor balance regular, y llegando a las finales de conferencia este, donde forzaron 6 partidos con los a la postre campeones Cleveland Cavaliers. En Boston, los Celtics se metieron por segunda temporada consecutiva en los playoffs, aunque la temporada acabó con un sabor agridulce tras la clara derrota en primera ronda contra Atlanta. Salvando a estas 2 franquicias, la 2015-2016 en el Atlántico fue un fracaso. Knicks, Nets y 76ers acabaron con los 3 peores records de la conferencia este.
Este verano ha traído grandes cambios a las plantillas de varios equipos de la división. Los 76ers parece que empiezan a sacar la cabeza después de la vergonzosa época de Sam Hinkie al mando, y han firmado a algunos veteranos que podrán ayudar a sus jóvenes estrellas. Los Celtics se han llevado a uno de los peces gordos de este mercado de agentes libres, y los Raptors han dado retoques interesantes a su ya competitiva plantilla. Pero donde realmente han cambiado las cosas ha sido en los New York Knicks. La llegada de Rose y Noah ha devuelto la ilusión a los aficionados del Madison. De los Nets mejor hablemos más adelante.

Toronto Raptors: El norte vuelve a la carga

Corren buenos tiempos a orillas del lago Ontario. Los Raptors cerraron con una derrota ante los Cavs en finales de conferencia la mejor temporada de su historia. Tras la renovación este verano de Kyle Lowry, esperan volver a pelear por lo más alto un año más. Han perdido a jugadores que fueron importantes para ellos el año pasado, como Bismack Biyombo o Luis Scola, pero el fichaje de Jared Sullinger puede ser una incorporación muy interesante para ellos.

Para que Toronto tenga opciones de hacer algo grande, Lowry y DeRozan deben rendir al mismo nivel que el año pasado, y hombres como DeMarre Carroll, lastrado por las lesiones la pasada campaña, deben aportar más en ataque. La ofensiva de los canadienses es muy poco imaginativa, y se basa en demasiadas ocasiones en unos contra uno de una de sus dos estrellas exteriores. Valanciunas debe jugar igual de bien que se le vio en estos playoffs antes de su lesión. El lituano tiene potencial para ser uno de los pivots más dominantes de la NBA, pero nunca termina de explotar. El grueso de la plantilla del año pasado sigue en el equipo, los jugadores se conocen bien, y la química del equipo con el entrenador Dwayne Casey es muy buena.
Toronto debería acabar la temporada entre los 2 o 3 mejores equipos de toda la conferencia. Tienen las armas y la experiencia necesaria para que así sea. El Air Canada Center ya espera con impaciencia que lleguen los playoffs para poder volver a gritar aquello de “WE THE NORTH”
La pareja de moda mas allá del muro | Getty

La pareja de moda mas allá del muro | Getty

Boston Celtics: Casi listos para lo grande
Después de acabar sextos la temporada pasada, los Celtics están listos para medirse con los perros grandes de la conferencia. Al Horford llega a un equipo en el que su estilo de juego encaja a la perfección, y si unimos su producción al juego de un equipo que ya impresionó a toda la liga la temporada pasada, podemos estar hablando de un candidato a ganar la conferencia este.
Defensivamente, los Celtics son uno de los equipos más fuertes de la NBA. Avery Bradley, Jae Crowder, y Marcus Smart son 3 de los mejores defensores exteriores de toda la liga, y el equipo suple la falta de un gran intimidador interior con esfuerzo y grandes ayudas. En ataque, Brad Stevens ha implantado en Boston el juego colectivo como seña de identidad. Con el All-Star Isaiah Thomas a los mandos, los Celtics suelen usar una rotación muy larga en la que todos los jugadores que tienen minutos pueden aportar puntos en un momento determinado para su equipo. La presencia de Horford les dará esa referencia interior de la que han carecido durante los últimos años. Con el número 3 del draft han escogido a Jaylen Brown, un alero muy atlético que encaja a la perfección con el juego del equipo.
Van a notar la ausencia de Evan Turner, al que no pudieron retener en la agencia libre, y que era uno de los jugadores importantes en el juego exterior del equipo. Al equipo le siguen faltando tiradores, es quizá de los peores de la liga en ese aspecto, y quizá les falte otro jugador más del nivel de Horford o Thomas para poder estar entre la élite de la liga. Aun así, Boston  ha dado el salto de calidad para poder estar entre los 4 mejores equipos de la conferencia.
Al Horford, fichaje estrella de Boston | Getty

Al Horford, fichaje estrella de Boston | Getty

New York Knicks: Que empiece el espectáculo

Tras el fracaso del proyecto de Derek Fisher, el general manager Phil Jackson ha dado a Jeff Hornacek las riendas de una de las plantillas que más focos va a tener encima en esta temporada. Derrick Rose, Joakim Noah, Courtney Lee y  Brandon Jennings han sido los principales fichajes de un equipo que quiere pasar del fondo de la clasificación a luchar por entrar en la postemporada.
Carmelo Anthony será un año más el líder de los Knickerbockers, que esperan un gran paso adelante de la sensación de la temporada pasada, el letón Kristaps Porzingis. Las espectativas en la gran manzana se han disparado con la llegada de las nuevas estrellas, pero la plantilla aún despierta muchas dudas. El papel que tendrá Derrick Rose en el equipo no está claro, es un jugador que vive mucho del 1×1, y que a priori no encaja muy bien en el sistema de triángulo ofensivo que quiere implantar Phil Jackson en la franquicia. La aportación desde el banquillo puede ser un problema, Jennings es el único jugador de garantías que saldrá desde el banco, y los recién llegados Hernangomez y Kuzminskas tendrán que aportar desde el primer día. La salud de Joakim Noah es otro de los interrogantes, el francés lleva tiempo arrastrando problemas físicos que han mermado mucho su rendimiento.

Pese a todas las dudas que puedan despertar, lo que está claro es que para bien o para mal, los Knicks van a dar mucho que hablar esta temporada. Si la química del equipo funciona, y los malogrados físicos de Rose y Noah aguantan, deberían estar entre los ocho mejores de la conferencia este al final de temporada.

¿Alguien cree en los Knicks? | Getty

¿Alguien cree en los Knicks? | Getty

Philadelphia 76ers: Año 1 D.H. (después de Hinkie)
La 2016-2017 será recordada como la primera temporada sin Sam Hinkie en el timón de la franquicia. Durante su mandato, los 76ers han pasado por la peor época de su larga historia, sin conseguir llegar a las 20 victorias por 3 años consecutivos, y con un historial de movimientos en el mercado poco comprensible, destinados a conseguir elecciones de draft que eran utilizadas en jugadores lesionados o cuya incorporación a la NBA no era inminente.
Pero parece que los tiempos cambian en la ciudad del amor fraternal. El histórico Bryan Colangelo ha llegado a la oficina, y las cosas empiezan a tener un poco de sentido. Ben Simmons ha llegado a la franquicia con el número 1 de este draft, y está llamado a liderar la reconstrucción definitiva de los Sixers. Eso sí, para no faltar a la tradición del equipo en estos últimos años, se ha lesionado antes de empezar la temporada, y no podrá ayudar al equipo durante la primera parte de esta. Además de Simmons, Dario Saric ha llegado por fín al equipo, y el prometedor Joel Embiid parece estar listo para jugar, tras 2 años en blanco. Los fichajes de veteranos como Jerryd Bayless, Gerald Henderson y el “Chacho” Rodríguez ayudarán mucho al crecimiento de un equipo que parecía falto de liderazgo durante estos últimos años.
Eso si, que nadie espere ninguna maravilla a corto plazo. Philadelphia volverá a quedarse fuera de playoffs casi con toda seguridad, y seguirá siendo uno de los peores equipos de la conferencia. Además, el exceso de pivots jovenes que tiene la plantilla puede dar lugar a problemas de química entre los jugadores. Jahill Okafor, Nerlens Noel y Joel Embiid son 3 jugadores muy similares con mucho ego. Noel ya ha expresado su descontento con el tema.
The Man Embiid | Getty

The Man Embiid | Getty

Brooklyn Nets: Travesía por el desierto
Los días de vino y rosas son pasado en Brooklyn. Aquellos tiempos en los que los Nets eran el equipo que más gastaba en salarios, con un quinteto de videojuego formado por Deron Williams, Joe Johnson, Paul Pierce, Kevin Garnett y Brook Lopez han quedado atrás, y los Nets deben aceptar la realidad: a día de hoy son probablemente el peor equipo de la NBA. Además, para juntar a ese super equipo, Brooklyn sacrificó una de sus tablas de salvación para el futuro: sus elecciones de draft.
Actualmente, la plantilla deja bastante que desear. Siguen contando con Brook Lopez, que es uno de los mejores pivots ofensivos de la NBA, pero hay muy poco talento a su alrededor. Se han hecho con Jeremy Lin y Randy Foye en la agencia libre, y Bojan Bogdanovic va a continuar en el equipo tras la gran temporada que realizó el año pasado. El nuevo general manager, Sean Marks quiere dar un nuevo rumbo a la franquicia, y está tratando de llevar a cabo una reconstrucción a largo plazo, tratar de conseguir jugadores jóvenes y con proyección. Incluso se ha atrevido con Anthony Bennett, el número uno del draft 2013 que ha pasado sus 3 primeras temporadas en la liga sin pena ni gloria
El entrenador “rookie” Kenny Atkinson, anteriormente asistente de Budenholzer en los Atlanta Hawks tratará de sacar el mejor rendimiento posible a la plantilla, pero los Nets están condenados a ser otra temporada más un equipo del fondo de la clasificación de la NBA. Además, los Celtics vuelven a tener los derechos de su elección en el draft 2017, por lo que quizá deberíamos ir acostumbrándonos a hablar de los Nets como uno de los peores equipos de la liga durante los próximos 2-3 años.
La Atlántico va a volver a dar que hablar tras mucho tiempo estando a la cola de NBA.Todos los equipos de la división van a mantener o mejorar sus prestaciones de la temporada pasada, excepto quizá los Nets. En una conferencia este con el nivel más alto en la última década, Raptors, Celtics y Knicks pelearán por acabar en los puestos de privilegio a final de año. Los de Dwayne Casey se han convertido en uno de los conjuntos más sólidos de la conferencia, y a nadie debería sorprenderle si se acercan a la marca de las 60 victorias.
Habrá que estar atentos a la temporada de Joel Embiid y de Ben Simmons en los 76ers, del rendimiento de estos 2 novatos va a depender buena parte de la temporada de los de Philadelphia. Al Horford debe  jugar  a un nivel All-Star para que los Celtics puedan estar entre los cocos de la conferencia. Brandon Jennings puede ser un factor determinante para los New York Knicks si los problemas físicos de Rose vuelven a aparecer.El paso adelante definitivo de los Raptors lo va a marcar en gran medida el rendimiento de Jonas Valanciunas. Si el lituano comienza a explotar todo su potencial, Toronto podría ser una amenaza real para los poderosos Cavaliers.
Brook, de reparto coral a solista | Getty

Brook, de reparto coral a solista | Getty

Pronóstico:
  1. Toronto Raptors

  2. Boston Celtics

  3. New York Knicks

  4. Philadelphia 76ers

  5. Brooklyn Nets

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados