article title

Premier League, sobre naufragios y exhibiciones varias

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier MERCADAL (Londres) – Fin de semana especial en Inglaterra. Como cada vez que Wembley abre sus puertas, el país centra su atención en el partido que acontece en la catedral del fútbol británico. La victoria del Manchester City sobre el Sunderland por 3-1 en la final de la Capital One Cup fue por tanto el plato fuerte de una jornada en la que, sin embargo, también sucedieron resultados importantes en Liga. Especialmente, en la parte alta de la clasificación. Zona en la que el Arsenal protagonizó un sonoro batacazo en su visita al Stoke City (1-0). La debacle 'gunner' fue bien aprovechada por Chelsea, Liverpool, Everton y Tottenham, quiénes consiguieron ganar sus respectivos partidos. Malas noticias para los londinenses, que afrontan las próximas semanas el tramo más duro, y decisivo, de su calendario.

LA PESADILLA DE STOKE-ON-TRENT
Stoke-on-Trent es una pesadilla en la memoria colectiva del Arsenal. Un lugar maldito. Todo un suplicio anual al que el conjunto de Islington suele acudir sin moral ni amor propio. En el Britannia Stadium, el equipo dirigido por Arsène Wenger olvida su naturaleza de gigante británico y se transforma en el enclenque Milhouse Van Houten, de 'Los Simpsons'. Ya no está Tony Pulis, pero los eternos Shawcross, Adam o Crouch ejercen de Jimbo, Kearney y Dolph, los matones del colegio de Springfield, capaces de someter a su voluntad el partido -y a sus rivales- debido a su poderío físico. Así lleva ocurriendo desde la temporada 2008/09 en la que los 'Potters' llegaron a la Premier League. Desde entonces, el balance en enfrentamientos de Liga jugados en las Midlands Occidentales es de tres victorias locales, dos empates y solo un triunfo visitante. Relación truculenta marcada por la terrible lesión sufrida por Aaron Ramsey en 2010. El hecho de que cuatro años después continúe resultando inevitable mencionar el desagradable incidente cuando llega el partido resulta sintomático. 


El Stoke City le volvió a meter mano a Arsène Wenger | Getty Images

El sentimiento de desapego es recíproco. Ni al Arsenal le gusta el Stoke, Wenger llegó a tildarlo de equipo de rugby en una ocasión, ni al Stoke le gusta el Arsenal, sus fans consideran que el técnico alsaciano es un hipócrita. Un clima hostil en el que los rojiblancos se sientes fuertes. Una vez más, el equipo dirigido por Mark Hughes, que se convierte en el primer técnico en vencer a los 'gunners' al mando de cuatro clubes distintos, monopolizaron por completo el ritmo del encuentro. Con Flamini incomprensiblemente en el banquillo, los visitantes se mostraron faltos de carácter en un encuentro en el que la personalidad lo es todo. Así las cosas, solo quedaba esperar un derrumbe más que previsible. Ocurrió en el 76', cuando Koscielny fue el peor Koscielny posible, esto es; el que comete penaltis inexplicables, y los locales se apuntaron, desde los once metros, el 1-0 definitivo a través de las botas de Walters.

Ahora, con la moral baja, el Arsenal posee por delante la hora de la verdad. Una ultramaratón que tiene forma de: Everton (Emirates, FA Cup), Bayern Munich (fuera, Champions), Tottenham (fuera), Chelsea (fuera) y Manchester City (Emirates). Una sucesión de citas exigentes que ni el 'Raid des Sables'. El Stoke City, por su parte, se afianza en la zona media de la tabla y extiende su leyenda de anfitrión temible. No en vano, los rojiblancos han sumado en su feudo 24 de los 30 puntos que acumulan en total.

 

Get Adobe Flash player

LA PUGNA POR EL TÍTULO
Manchester City aparte, que no jugó por disputar, y ganar, la final de la Capital One Cup, el resto de equipos candidatos a ocupar los cuatro puestos que dan acceso a la próxima Champions League vencieron en sus respectivos encuentros. Especialmente cómodo fue el trámite para el Chelsea, que se dio un festín en su derbi local contra el Fulham al vencer por 1-3 con hat-trick de Schürrle. Era primero contra último y pasó lo que tenía que pasar. Lo que, por otro lado, ocurre casi siempre que los dos vecinos se enfrentan. Alegría para los de azul, que se mantienen firmes en la primera plaza, aunque con seis puntos de ventaja y dos partidos más que los citizens, y tristeza para los 'cottagers', que continúan una semana más siendo el farolillo rojo de la clasificación. Todos los goles llegaron en la segunda parte. En 16 minutos, Schürrle consiguió tres dianas que dejaron el choque visto para sentencia. Dos de ellas, tras jugada de un inmenso Eden Hazard, seguramente el futbolista más destacado del partido, el goleador aparte. La otra, a pase de Fernando Torres. Heitinga, en el 74', consiguió el tanto del honor para los locales. Felix Magath, que tomó las riendas del Fulham la pasada jornada, todavía no sabe lo que es ganar.

También fue contundente la victoria del Liverpool, conseguida en Saint Mary's ante el siempre incómodo Southampton. Comandados por Luis Suárez, que volvió a marcar después de cinco fechas sin hacerlo, los 'reds' se impusieron por 0-3 y logran ascender hasta la segunda posición de la tabla. El equipo de Brendan Rodgers, con su temible ataque, que ya suma 73 goles en lo que va de temporada, más que nadie, se consolida como alternativa real para lograr el título. Sterling, en el 58', y Gerrard de penalti, en el 90', se sumaron al tanto del uruguayo (16'). El Soton, por su parte, se quedan en tierra de nadie al alejarse a 11 puntos del Tottenham, que marca la teórica plaza de Europa League.


Roberto Soldado anotó el único gol de los 'Spurs' | Getty Images

TOTTENHAM Y EVERTON APRIETAN
Aunque, sin duda, los del noreste de Londres sueñan con algo más. Revitalizados desde que Tim Sherwood asumió el mando, los 'Spurs' lograron sumar tres puntos al vencer por 1-0 al moribundo Cardiff City. Roberto Soldado fue el autor del único tanto en lo que el técnico londinense definió como una “victoria fea”. Después del homenaje y despedida a Jermain Defoe, la recuperación del punta español para la causa es tema capital en White Hart Lane. En el otro lado, Ole Gunnar Solskjaer ve como su equipo continúa hundiéndose desde que tomara los mandos en enero. Bajo la batuta del noruego, los 'blue birds' solo han sumado un triunfo y un empate en ocho encuentros de Premier League.

A la caza se mantiene el Everton de Roberto Martínez, que celebró el regreso de su delantero centro titular Romelu Lukaku con un importante triunfo por 1-0 ante el West Ham. El punta belga, que regresaba de una lesión, ingresó en el césped en el minuto 59 y su sola presencia cambió el signo del duelo. Marcó uno, aunque por poco pudieron ser dos, y demostró que con él sobre el verde los de Liverpool son multiplican su peligrosidad. El cuadro dirigido por Sam Alladryce, por su parte, ve cortada su racha de victorias consecutivas en cuatro. Aunque, con 31 puntos, vive la vida con la tranquilidad que le otorga estar establecido en la décima posición.

REVÉS PARA EL NORWICH
El mismo número de puntos que los 'hammers' posee el Aston Villa. En una temporada apática, los de Birmingham se dieron un homenaje en su enfrentamiento con el malherido Norwich City (4-1). Los 'canaries', que había cogido aire la pasada jornada, cuando vencieron por 1-0 al Tottenham, vuelven a meterse en problemas. Y eso que comenzaron adelantándose en Villa Park, con un madrugador tanto de Hoolahan (3'). Sin embargo Benteke por dos ocasiones (25' y 27'), Bacuna (37') y un tanto en propia de Bassong Nguena (41') sentenciaron el choque antes del descanso. La jornada se completó con el empate a uno entre el Crystal Palace (Murray, 82') y Swansea (De Guzman de penalti, 25') y con la goleada del Newcastle United en casa del Hull City por 1-4. Sissoko en dos ocasiones (10' y 55'), Remy (42') y Anita (90') fueron los goleadores para las 'Urracas', mientras que Davies (46') hizo el tanto de los 'Tigres'.

[Sigue toda la actualidad del fútbol inglés en @SpheraPremier]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados