Se habla de:

EURO 2016

article title

Portugal se abona a la épica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fernando Santos le daba la alternativa como titular a Renato Sanches, convirtiéndolo así en el titular más joven de las Eurocopas, y añadía a Eliseu como únicos cambios respecto al partido de octavos, mientras que Nawalka optaba por repetir un once que ya sale prácticamente de carrerilla.

No se cumplían ni dos minutos de juego cuando Grosicki, tras un error de cálculo de Cédric, recogió un balón largo y se lo puso en bandeja a Lewandowski para que se estrenase por fin en la Eurocopa y pusiese en ventaja a Polonia tras un movimiento de desmarque propio del gran nueve que es.

Polonia replegó aprovechando la jugosa ventaja y trataba de estirarse en las contras por carriles centrales, lo que posibilitó que tanto Milik como Lewandowski gozasen de dos ocasiones lejanas que precedieron al primer chut entre palos de los lusos, obra de Cristiano Ronaldo desde la frontal.

El gol tempranero había obligado a Portugal a agitarse y Renato Sanches estaba sobre el césped del Vélodrome precisamente para eso y estaba, además, echándose al equipo a las espaldas. Una apertura suya tuvo respuesta en forma de pared y taconazo por parte de Nani para que el nuevo fichaje del Bayern dibujase un zurdazo que, tras tocar ligeramente en Krychowiak, se coló en la red cuando ya se había sobrepasado la media hora de encuentro. Su primer gol con la selección en el mejor momento posible.

El partido táctico y cerrado que se esperaba en un principio a tenor de las actuaciones de ambas selecciones en los octavos, se había convertido en un duelo de mucho ritmo en el que Polonia no estaba ajustando sus líneas defensivas como de costumbre y Portugal no ejercía su habitual orden, sin embargo, el marcador ya no se movería más antes del descanso.

Ambos calmaron ánimos tras salir de vestuarios y no fue hasta pasados diez minutos de la reanudación cuando Cristiano dio el primer susto aunque su disparo se estrelló en el lateral de la red. El choque había entrado en una fase ya sí mucho más parecida a la esperada y ambas selecciones se amortiguaban mutuamente, con Polonia bajando el bloque y las pulsaciones y Portugal llevando el peso del juego aunque sin crear peligro hasta que Cédric, con un latigazo lejano, a punto estuvo de quitar las telarañas de la escuadra de Fabianski.

Milik dio la réplica tras la jugada más hilvanada en ataque de Polonia en todo el torneo y Pepe, imperial durante todo el partido, tuvo en su cabeza la oportunidad de adelantar a los portugueses tras un saque de esquina. Pese a ambas intentonas, ninguno de los dos había conseguido crear ocasiones francas en toda la segunda mitad. No hasta el 85’, cuando Cristiano dispuso, sólo en el punto de penalti, de un envío inmejorable del recién salido Moutinho pero disparó al aire.

La prórroga volvía a hacerse inevitable para ambas selecciones, las dos únicas que habían accedido a los cuartos de final teniendo que ir más allá de los noventa minutos. El cansancio hacía mella evidente, la fluidez de juego iba volviéndose más espesa a medida que avanzaban los minutos aunque seguía siendo Portugal, desde que Fernando Santos puso tres hombres arriba con la entrada de Quaresma, la que daba todas las sensaciones de peligro y la que, esta vez, parecía querer mucho menos que su rival que todo se decidiese en los penaltis pero sin éxito, ya que lo más reseñable de la prórroga fue el espontáneo que saltó a abrazar a Cristiano. Todo se resolvería desde los once metros.

Las dos estrellas de cada bando comenzaron lanzando. Primero Cristiano y después, Lewandowsi. Ambos para dentro. Y tampoco falló el nuevo crack naciente, Renato Sanches, que la puso en la misma escuadra con un sangre fría impresionante. Ni Milik, ni Moutinho, ni tampoco Glik para una Polonia que seguía el mismo orden de lanzadores que tan bien le salió ante Suiza. Pero sí lo hizo Blaszczykowski a quien Rui Patrício adivinó perfectamente las intenciones.

Quaresma, otra vez él, era el encargado de poner a Portugal en las semifinales por quinta vez en sus siete participaciones en Eurocopas. Y no falló. El hombre revulsivo volvía a ser decisivo y el combinado luso ya espera rival -Gales o Bélgica- para jugarse un puesto en la ansiada final pese a haber empatado, durante los noventa minutos, los cinco partidos que ha disputado hasta ahora en Francia. Abonados a la épica desde el primer día, Portugal quiere extender aún más su estrella en este torneo.

PUNTUACIONES

POLONIA (4-4-2): Fabianski (6); Piszczek (7), Glik (7), Pazdan (6), Jedrzejczyk (6); Blaszczykowski (6), Kychowiak (7), Maczynski (6), Grosicki (6); Milik (6), Lewandowski (7). Sustitutos: Kapustka (5), Jodlowiec (5).

PORTUGAL (4-4-2): Rui Patrício (7); Cédric (6), Pepe (8), José Fonte (6), Eliseu (5); Renato Sanches (8), Adrien Silva (5), William Carvalho (6), Joao Mário (6); Nani (7), Cristiano Ronaldo (6). Sustitutos: Moutinho (6), Quaresma (5), Danilo Pereira (5).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados