article title

Portugal, el Benfica ganó 2-0 en el derby lisboeta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Brais TOURIÑO – Con un ojo puesto en el césped y otro en el techo del Estádio Da Luz se consumían ayer los minutos previos al encuentro. Tras el derbi interruptus del domingo, quedaba saber si los entrenadores variarían las piezas escogidas para el once inicial.

Jorge Jesus, como era de esperar, mantuvo el equipo, el mejor once que podía disponer sobre el césped (con Cardozo aún lejos del 100%) formado por: Oblak, Maxi Pereira, Luisao, Garay, Siqueira, Fejsa, Enzo Perez, Lazar Markovic, Gaitán, Lima y Rodrigo.

Más dudas podían plantearse en el caso del Sporting. Jardim había planeado una minirevolución, algo con lo que tratar de sorprender el domingo, y con ese factor sorpresa anulado, quedaba ver si lo mantendría. Por convencimiento o por fidelidad, así fue, y el once inicial lo formaron: Rui Patricio, Cedric, Mauricio, Rojo, Piris, Andre Martins, Eric Dier, Adrien, Montero, Heldon y Slimani. Además del debut como titular de Heldon, incorporado en el mercado de invierno, buscaba Jardim tener mucha presencia en el área rival con dos delanteros que rara vez habíamos visto juntos (Montero y Slimani). Las bajas de Jefferson en el carril izquierdo (por lesión) y de William Carvalho en la medular (por sanción) eran cubiertas por Piris y Dier respectivamente.

Desde que Marco Ferreira hizo sonar su silbato, el partido se tiñó de rojo. La primera ocasión fue para el hispano-brasileño Rodrigo, que confirma su gran estado de forma. Lima también tuvo la suya, y el Sporting capeaba el temporal como podía.
La batalla del mediocampo estaba perdida para los leoes. Eric Dier dejó claro que no era William Carvalho y su presencia en la creación de juego era practicamente testimonial. Adrien y sobre todo Andre Martins tampoco lograban entrar de forma fluida en el juego y del otro lado, Enzo Perez y un gran Fejsa disfrutaban en la parte ancha. De la presencia en campo rival que se presuponía con la dupla Slimani-Montero, nada de nada. El colombiano jugó un poco más retrasado y estuvo voluntarioso pero ineficaz. Por su parte, el argelino estaba siendo una sombra desdibujada del jugador de raza que acostumbra ser.

Ante este panorama, el gol era inevitable. Benfica explotaba su banda derecha, donde Ivan Piris estaba sufriendo mucho con Rodrigo, evidenciando una vez más que las bajas estaban pasándole factura a los de Jardim. Por aquí llegaba el primer tanto en el minuto 27. Maxi Pereira sumado al ataque, pone un centro exquisito con su pie derecho que Nico Gaitán cabecea a gol sobre la línea del área pequeña.
La reacción al gol no llegó y el encuentro siguió dominado por los locales. Oblak era uno más de los 48.965 espectadores que se dieron cita ayer en Da Luz. Nico Gaitán además de su gol, tenía la manija en los tres cuartos de campo, y la llegada del tiempo de descanso fue sin duda, lo mejor que le podía pasar al Sporting.

Algo tenía que cambiar Jardim en el intervalo. Benfica había tenido más del 65% de la posesión, número que se antojaba hasta corto viendo el encuentro, el dominio de los de Jorge Jesus era total.

Arrancó la segunda mitad como un calco de la primera. Salida en tromba de los locales y ocasión de Rodrigo a pase de Markovic, que sacaba la clase a pasear. Piris estaba siendo una avenida para el hispano brasileño. La única buena noticia para Jardim era que de los tres de arriba, Heldon empezaba a parecerse al jugador que realmente era. Trató de llevar el encuentro por el camino de la chispa con la entrada de Capel en el lugar de Andre Martins, pues, al fin y al cabo, la diferencia era solo de un gol. Disparo de Markovic, ocasión para Rodrigo… Rui Patricio sufría el monólogo local. Reflejo de esto es la jugada del segundo gol. Internada por la derecha de Rodrigo (con Piris ya sustituido) que pisa área y en el mano a mano está inconmensurable Rui Patricio. El balón sale despejado, recupera Benfica y el esférico llega a los pies de Enzo Pérez que se topa en la frontal con Dier, a quien con un recorte deja rodilla en tierra. Disparo colocado con la izquierda y golazo. Minuto 77 y los locales ponían tierra de por medio en el luminoso, haciendo justicia, por otra parte, a lo visto en el campo. De ahí al final del encuentro carrusel de cambios y solo destacable un remate de Fredy Montero en el '82, que suponía el primer remate entre los tres palos del Sporting en todo el encuentro. Olés de la grada y final del encuentro.

Jorge Jesus ha sabido engrasar un equipo que funciona, con un fútbol fluído y sabiendo sobreponerse a la baja por lesión de Cardozo estos últimos dos meses y a la salida de Matic en el mercado invernal. Por su parte Jardim, fue fiel a su cambio táctico para el encuentro, pero seguramente haya sido un error. En su caso, si que se notaron las bajas y tanto Dier como Piris estuvieron muy lejos del nivel que podrían haber ofrecido William y Jefferson con los que quizá el guión del partido habría sido otro.

Pero la realidad es que SL Benfica se confirma en lo más alto de la clasificación de la Liga ZON Sagres, con cuatro puntos de ventaja sobre el FC Porto que es segundo y cinco sobre el Sporting, tercero, que lleva una única victoria de los cinco últimos partidos de liga.

Nos esperan por delante doce jornadas apasionantes de fútbol portugués. Síguelas con nosotros en @PortugalSphera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados