Champions League

article title

¿Por qué nunca ha habido una final de Champions League entre Madrid y Barça?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El título más prestigioso a nivel de clubes en todo el mundo es la Copa de Europa, o Champions League, como se le denomina desde la temporada 1992-1993, pero hay un partido que nunca se ha disputado por saber quién se coronaba como campeón.

El Real Madrid ha logrado once veces la gesta de conquistar Europa, por lo que es el equipo con mayor número de ‘orejonas’, seguido del AC Milan con siete, y del FC Bayern, FC Barcelona y Liverpool FC, estos últimos con cinco cada uno.

Las noches de Champions son mágicas, y una final es algo especial, algo que se vive de una forma distinta durante todo el día, y más si participa un equipo de tu país, o es el propio conjunto del que eres seguidor quien puede acabar en la madrugada bañado en alguna fuente de la ciudad.

A pesar de que España reina en el viejo continente con 16 trofeos, todos conseguidos por Real Madrid o Barça, en ninguna ocasión han coincidido estos dos grandes del fútbol mundial a los que se le podría considerar como los mejores del globo en una final.

La expectación que se forma en un día de ‘Clásico’ es indescriptible, y más si se juega algo más que un partido, un título. Pero si ese trofeo te acredita como el club con más prestigio del viejo continente, la tensión es incrementa a niveles exponenciales.

Aunque sean dos de los más laureados de la competición, ¿cómo es posible que nunca se haya visto una final de Champions League entre merengues y culés?

 

SEBASTIEN BERDA/AFP/Getty Images

 

La respuesta puede ser muy fácil o demasiado compleja. Unos pueden creer que sólo ha sido el destino el que ha impedido que se celebrase tal evento, pero otros muchos piensan que va más allá, y que las razones por las que no se ha disputado es por la dirección en los despachos.

Ante un fútbol cada vez más corrupto, esta puede ser una muy buena idea, pero no seamos malpensados y creamos en la ética del deporte, algo que hace más que divertirnos los martes y miércoles a las nueve menos cuarto de la noche.

Cuando todo parecía a favor, siempre aparecía algún gol inoportuno en contra de cualquiera de estos clubs y no dejaba vivir una fiesta futbolística en algún gran estadio de Europa por ser nombrado rey y llevar la copa, o bien a Canaletas o a Cibeles.

Pero por un momento pensemos, ¿cómo sería una final de Champions entre Madrid y Barça, con Cristiano y Messi al máximo nivel, en un campo como Wembley? La solución es muy clara, un espectáculo para la historia de un deporte que se juega con un simple balón.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados