Se habla de:

Ciclismo

article title

¿Por qué nos gusta el Giro?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Giro de Italia que está a punto de terminar es el sueño de cualquier buen aficionado al ciclismo. Recorrido lleno de posibilidades, ciclistas comprometidos, emoción en todas las etapas. Una carrera que nos recuerda por qué nos gusta el ciclismo y por qué nos gusta el Giro.

Porque la emoción no implica igualdad en la general y la igualdad en la general no implica emoción.

Porque entre estas dos clasificaciones generales solo ha pasado un día. Cuando solo falta una etapa por disputar.

 

Porque demuestra que el mejor ciclismo no siempre se ve cuando hay final en alto, sino cuando antes hay terreno para luchar, más allá de dónde esté la meta.

Porque solo una carrera como el Giro puede colocar cinco puertos de más de 2.000 metros en una sola etapa. Y nueve en la última semana. Y porque los puertos más decisivos de este Giro estaban a más de 50 kilómetros de meta.

Porque su media montaña enamora. Y sus emboscadas, todavía más. Arezzo, Cividale del Friuli, Asolo, Pinerolo…

 

Por la emoción de Vincenzo Nibali tras su exhibición en Risoul y un Giro que tenía cruzado.

Porque el Squalo ha ganado un Giro de Italia que parecía imposible. 

 

Porque Kruijswijk ha demostrado que se puede encontrar el rumbo y tocar la gloria. Porque su caída demuestra que el Giro es demoledor y nunca perdona.

Porque Esteban Chaves no se encontró con un liderato casual. Luchó siempre por el rosa y no se conformó con el podio.

 

Porque más allá de los fans y los detractores, los mil aciertos y errores, Alejandro Valverde sigue siendo uno de los mejores ciclistas de la última década.

Porque Bob Jungels ya es uno de los mejores y más completos rodadores del pelotón.

Porque el Giro da la oportunidad a todoterrenos como Diego Ulissi y Tim Wellens para lucirse en cualquier tipo de etapa.

Porque también hay espacio para los dos mejores sprinters de mundo, los alemanes Marcel Kittel y André Greipel.

 

Porque Mikel Nieve, aunque no luche por la general, como gregario o por libre siempre demuestra que es uno de los mejores escaladores españoles.

Porque el cohete Foliforov arrasando en la cronoescalada es #GiroRandom

Porque gregarios como Michele Scarponi, Tanel Kangert, Rubén Plaza o Enrico Battaglin también tienen un enorme protagonismo. 

Y porque el Giro de Italia es la mejor carrera del mundo en el mejor lugar del mundo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados