Se habla de:

Fútbol inglés

article title

¿Por qué Craven Cottage acogió una estatua de Michael Jackson?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Michael Jackson es considerado a nivel mundial como una de las grandes leyendas de la música. Conocido de forma eterna como el ‘Rey del Pop‘, marcó una época cultural gracias a su voz y a sus privilegiadas dotes para el baile. Un mito que nos dejó, tristemente, en 2009, para convertirse en leyenda.

Un artista que fue más allá de la música. En Londres, en el siempre romántico estadio de Craven Cottage, durante el periodo 2011-2013, pudo presenciarse un homenaje hacia su figura en forma de estatua que, finalmente, fue retirada. Una curiosa historia que convertía al estadio del Fulham en una localización de visita casi obligatoria para los amantes del fútbol y la música que viajaba a la capital del Reino Unido.

En 2011, cuando Mohamed Al-Fayed era el Presidente del conjunto Cottager, decidieron que en los aledaños del estadio era un buen lugar para rendir homenaje a Michael Jackson. Es por ello que, el 3 de Abril, antes del encuentro Fulham-Blackpool correspondiente a la Premier League, inauguraron y presentaron una estatua de yeso y resina, de 2.3 metros de altura aproximadamente, imponente, que no pasaba desapercibido para nadie que acudía al estadio, ya fueran aficionados del Fulham, aficionados visitantes o simples turistas de la capital londinense.

La relación del club inglés y la estrella del pop había tenido cercanía, ya que incluso en 1999 Michael Jackson visitó las instalaciones, visitó Craven Cottage y se dejó ver en el palco junto a una bufanda del Fulham.

 

Al parecer, el propietario del club por aquel entonces, Mohamed Al-Fayed, tenía una cercana relación con Michael Jackson, y por ello se le pudo ver en el estadio, en una visita del cantante a Londres. Un vínculo cercano que, tras su fallecimiento, petición propia del propietario, decidieron levantar la estatua en uno de los puntos clave del estadio.

La recepción de los aficionados fue todo lo contrario a lo esperado. La decisión no gustó de forma generalizada, ya que afirmaban que poco tenía que ver. El propietario, molesto, llegó a arremeter públicamente contra ese porcentaje de la afición que se decantaba en contra, ya que afirmaba que la estatua era un regalo para ellos.

Sin embargo, en 2013, llegaron cambios institucionales al club. Mohamed Al-Fayed dejaba de ser propietario, en una operación económica que se cerró entre 150 y 200 millones de libras, y así, Shahid Khan se convertía en nuevo propietario.

A finales de Septiembre, el nuevo propietario decidió que la estatua debía ser retirada, consciente de que años atrás no había gustado a la gente, y así la estatua de Michael Jackson dejaría de estar presente en los aledaños del estadio. El 25 de Septiembre se retiró y, meses después, cuando finalizó la temporada, el Fulham descendió a la Championship, categoría en la que todavía hoy permanece, y el ex-propietario del club, enfadado y molesto por la retirada de la estatua, aseguró que retirarla dio mala suerte al club, tras el descenso.

En Mayo de 2014, la estatua fue trasladada al Museo Nacional de Fútbol, en Manchester, donde todavía hoy reside y puede ser visitada por todo aquel que desee verla de cerca.

Michael Jackson es una leyenda de la música, y contó con un vínculo cercano con uno de los clubes más románticos y antiguos del fútbol británico, inglés y mundial.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados