Polideportivo

article title

Por más sonrisas como la de Izan

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay sonrisas que enamoran, que encandilan, que ilusionan. Hay otras que son capaces de alegrar una mala mañana, incluso algunas que hablan por sí solas. Y también, hay sonrisas como la suya, que muestra permanentemente,  sin entender de horarios, ni de problemas. Aquella que enseña a su familia y también a Vicente Del Bosque o a Óscar De Marcos. Es la sonrisa de la inocencia, pero sobre todo, es la sonrisa de Izan. Él es un niño madrileño de seis años que padece una enfermedad denominada “Síndrome de Angelman”, comúnmente conocida como “síndrome del niño feliz”.

Esta enfermedad “rara” afecta a uno de cada 20.000 niños en el mundo limitando sus capacidades físicas y mentales, pero también dota a estos pequeños de una gran sonrisa que se contagia entre todos los que están a su alrededor. Vicente del Bosque, siempre dispuesto a colaborar con causas así, quedó cautivado con Izan, como también lo hicieron Rubén de la Red o Almudena Cid.

izan y de marcos

Todos ellos junto a varios artistas participan en un calendario benéfico que la familia ha puesto en marcha para ayudar a su superhéroe. Como es de suponer, el tratamiento para esta enfermedad es muy costoso y gracias a iniciativas como ésta se pueden sufragar parte de los gastos. Una idea que desarrolló Iván, el tío de Izan, un apasionado del deporte que se desvive por su sobrino: “Izan estaba encantado de estar con ellos. Se lo pasó en grande”, nos cuenta orgulloso.

En momentos cómo este podemos comprobar la humanidad de nuestros deportistas y los grandes valores que tiene el deporte. Y podemos aprender de Izan, que vive feliz, alegrándose de los pequeños detalles de la vida. Y es en este camino por el que debemos continuar, para descubrir nuevas historias pero, sobre todo, para conseguir más sonrisas como la de Izan.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados