Baloncesto

article title

Póker de campeones

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ha sido la semana del Mundial de natación en Kazán y también de los campeonatos del mundo de waterpolo. En el torneo femenino se vivió un hecho sin precedentes, al coincidir cuatro países campeones universales en las semifinales como fueron Estados Unidos, Países Bajos, Italia y Australia. Este póker se ha producido, aunque en contadas ocasiones, en otros deportes olímpicos colectivos de verano.

Baloncesto (1986)

El Mundobasket España 1986 es uno de los más recordados de la historia y eso que todavía no participaban los jugadores NBA. Tras dos fases de grupos las semifinales estuvieron compuestas, por única vez en la historia, por cuatro campeones del mundo: USA, URSS, Yugoslavia y Brasil. El único que llegó invicto fue la URSS, inmersa en la mejor racha de victorias de su historia que se extendería hasta diez.

En semis la Unión Soviética superó a Yugoslavia en uno de los partidos más tensos de la historia del campeonato debido, entre otras cosas, al hostil ambiente en Madrid contra la selección de Petrović. Por su parte Estados Unidos superó a Brasil por 16 puntos.

Yugoslavia se desquitaría aplastando a Brasil en la lucha por el bronce y consiguiendo su séptima medalla seguida, récord del torneo junto a la URSS (ambos llegarían a ocho en el Mundial de 1990 y ahí se quedarían por la desintegración de sus respectivos países). En la final Estados Unidos superó a la URSS por 87-85 y logró su segundo Mundial 32 años después del anterior conquistado en Rio de Janeiro.

Balonmano (1990)

En 1990 el Mundial de balonmano regresó a Checoslovaquia 36 años después para ver a cuatro campeones del mundo entre los cuatro mejores (que no en semifinales porque era una ronda que no existía) por única vez en la historia. Los protagonistas fueron Suecia, URSS, Rumanía y Yugoslavia.

A punto estuvo de producirse una final entre equipos invictos pero Suecia perdió ante Rumanía por la mínima en la fase de grupos. En la final los suecos ganaron por única vez en el torneo a los soviéticos y conquistaron su tercer título mundial.

En el partido por el bronce Rumanía remontó dos goles de desventaja al descanso ante Yugoslavia para acabar venciendo por seis tantos y conseguir la que sigue siendo su última medalla en un Mundial.

Balonmano femenino (2005 y 2007)

En balonmano femenino catorce países diferentes se han proclamado campeones del mundo y eso ha facilitado que este deporte presente dos casos.

En 2005 Rusia ganó su segundo título mundial exactamente igual que el primero, con pleno de victorias (10) y venciendo cada partido eliminatorio por al menos cinco goles. Su víctima en la final fue Rumanía que nunca más ha vuelto a subirse al podio, lo mismo que le ha ocurrido a Hungría tras conseguir el bronce venciendo a Dinamarca.

En 2007 repitieron en semifinales Rusia, que volvió a ser campeón imponiéndose a Noruega en la final, y Hungría que no pudo revalidar su bronce al caer ante Alemania.

Fútbol (1970 y 1990)

Brasil y Pelé conquistaron su tercer título en 1970 con pleno de victorias y sin necesidad de disputar prórrogas, algo que antes solo hizo Uruguay (1930) y después solo ha repetido Brasil (2002). Brasil se impuso en la final a Italia que inició su racha de disputar la gran final cada doce años.

Alemania, que perdió en semifinales ante Italia en la prórroga por 4-3 en el que probablemente ha sido el mejor partido en la historia del torneo, se impuso a Uruguay en el partido por el bronce por 1-0.

El Mundial de peor nivel futbolístico que se recuerda, Italia 1990, también tuvo a cuatro campeones en semifinales. Ambos partidos se resolvieron en penaltis con Alemania eliminando a Inglaterra y, en una Nápoles dividida entre su D10S y su patria, Argentina superando a Italia.

En el partido por el título Alemania se vengó de la final perdida cuatro años antes ante la albiceleste –en la única vez que se ha repetido final en Mundiales seguidos– e Italia se hizo con el tercer puesto al derrotar a Inglaterra por 2-1.

Waterpolo (2011)

En waterpolo, considerando países distintos a Rusia y a la Unión Soviética y también a la Yugoslavia unificada de la Yugoslavia de la posguerra (y, por supuesto, de Serbia) solo las semifinales de Shanghai 2011 tuvieron cuatro campeones. Italia ganó a Croacia por 9-8 y Serbia a Hungría por 15-14 tras prórroga en el primer partido mundialista que perdió un equipo anotando 14+ goles.

El bronce fue para Croacia en otro partido con muchos goles (12-11 ante Hungría) y el título para Italia por 9-8 tras prórroga ante Serbia. Un oro que permitió a Italia ser el primer equipo con tres títulos mundiales (Hungría le igualó en el siguiente Mundial).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados