NFL

article title

Objetivo disputar la SuperBowl: Playoffs Conferencia Nacional en la NFL

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Suenan tambores de guerra. En el horizonte de la NFL siluetas uniformadas hondeando sus estandartes hacen acto de presencia. Un total de 12 se pueden distinguir. Divididos en dos frentes a partes iguales (AFC y NFC) se preparan para comenzar la batalla que lleve a dos de ellos hasta la ansiada SuperBowl.

La temporada regular terminó y ahora es el turno de los más fuertes durante el curso, el turno para demostrar quien tiene madera de campeón y a quien le puede la presión. Tiempo de sorpresas, de duelos épicos y de emoción, mucha emoción por saber quién estará en la SuperBowl, y quién será el único en pie al final del camino.

En la conferencia nacional, ya disputada la ronda de Wild Card en la que sucumbieron New York GIants y Detroit Lions, estos son los 4 equipos que buscarán representar con orgullo el honor de toda la NFC en la gran final.

DALLAS COWBOYS

Los intocables de Elliott y Prescott. Dallas prometía ser uno de los equipos más competitivos este curso, pero su nivel ha estado incluso por encima de lo esperado gracias a un grupo potente de jugadores del que han tomado las riendas dos rookies con carisma y aureola de megaestrellas.

A ello se le suma la inestimable tarea que realiza desde la banda el cuerpo técnico. Jason Garrett (Entrenador Jefe) ha conseguido que todos sumen su granito de arena, y se presupone un futuro exitoso para los texanos en playoffs con la vista puesta en conquistar la SuperBowl.

En la ofensiva la línea ha dado un espectáculo de unidad soberbio. La forma en la que han protegido a Prescott, a la vez que abrían camino para las carreras de Elliott, ha sido colosal. Puede que no se lleven todos los reconocimientos que merecen, pero su trabajo es vital para el éxito de Dallas. Tyron Smith, Ronald Leary, Travis Frederick, Zach Martin y Doug Free son los hombres que ocupan los puestos de titular en esa línea.

Asumiendo los mandos de Dallas en sustitución de Romo y resguardado tras el muro que conforma su línea, apareció Dak Prescott en la primera semana de competición, y desde entonces ha ido añadiendo yardas, TD, elogios y admiradores a su cuenta, ya que sin duda ha sido toda una revelación. Apunta a ser uno de los mejores QB de la liga en las próximas campañas.

A su lado aparece un RB que no ha podido evitar la luz de los focos (aunque tampoco tiene pinta de querer hacerlo) ya que su primer curso como profesional ha sido brutal. Ezekiel Elliott ha dejado a todos con la boca abierta tras ser el corredor más decisivo de la NFL en su debut.

Completando la ofensiva llegan receptores del nivel de Dez Bryant, Jason Witten, Terrance Williams o Cole Beasley. Vaya cuatro jugadores para enviar el balón. Una broma de mal gusto para la defensa que se vea las caras con tal plantilla.

En defensa trabajo excelso, que si bien no ha levantado tanta pasión en las gradas como el ataque, ha sido igual de importante para que Dallas sea primero de la conferencia nacional. Sean Lee lo ha bordado con 145 tackles, siendo el arma más afilada de la defensiva. Junto a él, Barry Church y Byron Jones han estado dando apoyo a la primera y segunda línea de forma constante, mientras Brandon Carr, Orlando Scandrick y Morris Claiborne han cubierto unas esquinas con pocas fisuras.

Los Cowboys pueden ser campeones este año, y Dallas vibra pensando en una más que posible SuperBowl.

Prescott, revelación de los Cowboys | Getty

ATLANTA FALCONS

Atlanta presentaba un gran cartel al inicio, pero las dudas sobre su juego estaban sobre la mesa, dudas que han disipado sin demasiadas complicaciones haciendo evidente que han de ser tenidos en cuenta para el título. El ataque de los Falcons pronto destacó, y es normal cuando se cuenta con una plantilla como la suya en la ofensiva.

Matt Ryan ha tocado el cielo esta temporada, y muchos apuntan a él como posible MVP. Lo que es seguro son sus 4944 yardas y 38 pases de TD. Números escandalosos que valen unos playoffs para su equipo.

Ryan ha estado al mando, pero ha tenido compañeros de gran calidad apoyando su tarea y ofreciendo un nivel muy elevado. Julio Jones como receptor no puede ser más fiable, y si a ello le sumas una carrera con Devonta Freeman, aparece un problema para los adversarios de Atlanta. Todos ellos vigilados bajo la atenta mirada de su center, Alex Mack, un seguro de vida para su QB.

Ofensiva plagada de talento que ha sido cubierta por la defensa. Vic Beasley en plan animal (15.5 sacks) llevó el peso y espoleó a los suyos para que dieran un paso adelante. No iniciaron bien el curso, pero poco a poco han encontrado un nivel óptimo con el que permitirse el lujo de codearse entre los principales equipos esta campaña. Keanu Neal, Deion Jones o Ricardo Allen son otros de los hombres a seguir en el equipo defensivo de los Falcons.

Buena plantilla, resultados y números como para pensar en la SuperBowl sin que parezca un sueño inalcanzable.

Matt Ryan, Falcons | Getty

SEATTLE SEAHAWKS

Seattle no falla en su compromiso con los playoffs. Era de esperar verles una vez más entre los 6 mejores de la NFC, y como no, ahí están peleando por una plaza en la SuperBowl.

No son favoritos para alcanzar el objetivo de una nueva final, pero con Pete Carroll dando órdenes desde la banda y una defensa tan peligrosa como la de los Seahawks, nunca se sabe que pasará.

Sin irnos a su punto fuerte, la defensiva, es hora de comenzar por su ataque, ese mismo que dirige Russell Wilson desde la posición de quarterback. Wilson es más que fiable, pero si a ello le sumas receptores como Doug Baldwin, Jimmy Graham, Jermaine Kearse o Tyler Lockett, la combinación resultante es todo un bombazo. Fuertes en el juego de pase, la ofensiva carece de una carrera consistente que pueda hacer daño a defensas sólidas por el centro. Thomas Rawls no ha sido este curso capaz de aportar por tierra números elevados, por ello necesitará la ayuda de su línea para exhibir sus ágiles piernas en campo abierto.

El ataque es dinámico y poderoso, pero su mayor tesoro reside en una defensa agresiva como pocas. Un marcaje férreo y tackles contundentes es lo que ofrece una zaga de lujo. Michael Bennett y Cliff Avril son piezas fundamentales en una primera línea que presiona al QB rival sin descanso. A su vez, Bobby Wagner, no permite que sus compañeros actúen solos y aporta la cobertura, dejando a Richard Sherman, Kam Chancellor y DeShawn Shead las esquinas e intercepciones. Estos son solo algunos de los nombres que pueden verse en cada partido de los Seawahks. Mucho talento reunido en una plantilla que siempre es sinónimo de peligro.

Russell Wilson, Seahawks | Getty

GREEN BAY PACKERS

Los Packers estuvieron cerca de no entrar en playoffs, pero su recta final ha sido sencillamente inmejorable. La NFC North ha ido cambiando de manos con asiduidad a lo largo del curso. Primero ostentó la primera posición Minnesota, después llegaría Detroit, y por último y sobre la bocina apareció Green Bay para aparcar su coche en la primera plaza del parking.

El alma del equipo y su capitán en el ataque, Aaron Rodgers, ha tenido gran culpa del éxito de los suyos, comandando una ofensiva dañina desde la yarda 1 hasta la end zone. Acompañado por una línea ofensiva con nombres de primer nivel como, Bryan Bulaga, T.J. Lang o David Bakhtiari, su labor es más sencilla. No tiene problemas para sacar su brazo a relucir, pero si encima aparecen receptores como Jordy Nelson, Randall Cobb, Jared Cook o Davante Adams, sigue ganando enteros el ataque. A todo ello se suma Ty Montgomery como principal arma en la carrera tras la baja de Eddie Lacy.

En defensa no presentan el mismo aspecto, pero siguen siendo fieros, y también se pueden encontrar entre sus filas jugadores de renombre en la liga, tales como Ha ha Clinton-Dix o Clay Matthews.

Un equipo con aspiraciones de ganar la SuperBowl a principio de curso, objetivo que mantiene vivo pero para el cual necesitará dar lo mejor en todas sus facetas. No parecen el conjunto a temer, pero no deberían confiarse con ellos. Siempre son una amenaza.

Aaron Rodgers, Packers | Getty

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados