Fútbol italiano

article title

Pjanic, asesino de hielo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Eran las diez, en el centro de la capital y en pleno mes de marzo. Si hacía frío, la acción hizo hielo. El espectador se hacía cubitos, el jarro de agua fría se desparramaba escaleras abajo hasta el césped del Bernabéu. Corría el minuto 75′  y el Madrid de aquellos días, en su enésimo intento de superar los octavos de final en su competición fetiche, volvía a caer derrotado por sexta vez consecutiva, esta vez ante el Olympique de Lyon. Rápida, limpia y seca, así fue la acción. Casillas claudicaba de rodillas mirando al cielo, el Madrid era presa fácil y una vez más, el ridículo era mayúsculo. El asesino del crimen tenía apenas 20 años, inconsciente de la atrocidad que estaba acometiendo, borraba del mapa a todo un Real Madrid en su competición fetiche, en su casa, a escasos minutos del final y le dejaba sin opciones de conquistar la ansiada décima Copa de Europa como anfitrión. Hay mejores asesinatos, para qué engañarnos pero pocos que mataran tanta ilusión de un tiro. El asesino era Miralem Pjanic y esa fue mi primera toma de contacto con el asesino de hielo.

CR2VyliUYAAI7Pn.jpg-large

El BayArena fue el último escenario de una larga lista. Bajo la atenta mirada de otro experto, nada le intimidó al bosnio. Segundos antes de la ejecución, Miralen ya controlaba el viento, la distancia y la posición del portero. Segundos después, el esférico reposaba cobijado sobre las redes. Era su cuarto gol de la temporada de libre directo tras Juventus, Carpi y Empoli.

CRqRG-2W0AAgv9L.jpg-large

Fuente: Corriere dello Sport

El internacional bosnio domina la faceta. Desde su llegada al Calcio en la temporada 2011/12 tiene el mejor ratio de conversión desde el libre directo, con  10 goles anotados y un ratio del (15,15%) lidera la tabla de especialistas seguido de Franco Brienza con un (15%) y de jugadores como Andrea Pirlo, ubicado en la sexta posición (10,34%) o Mario Balotelli en la décima posición (7,59%). En el panorama europeo, tomando como referencia las ejecuciones de la presente temporada, no hay nadie mejor que él hasta la fecha, con la ejecución del pasado martes, se distancia de sus perseguidores. Un podium formado por Pjanic, con cuatro transformaciones, Eriksen y Willian, con dos.

Desde su fichaje en 2008 por el Olympique de Lyon, el internacional bosnio aprendió bajo el silencio de uno de los maestros, Juninho Pernambucano, máximo anotador de libres directos en la Copa de Europa con 10 tantos. “Siempre se aprende de gente como Juninho aunque mi golpeo es diferente, se parece más al de Pirlo. Siempre trabajo para mejorar y practico desde todas las posiciones de campo”.

A día de hoy, no hay nadie mejor que él. Una vida ligada al tiempo, desde la pausa. Rápido, limpio, seco y vuelta a empezar. Un sinfín de ejecuciones maestras puestas a los ojos de espectadores que quedan estupefactos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados