Fútbol italiano

article title

Pietro Pellegri y la historia más bonita de la jornada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ayer, 17 de septiembre de 2017, se vivió en Italia la historia más bonita de la jornada cuatro de la Serie A. Además, puede ser uno de los detalles más entrañables de la temporada. Pietro Pellegri, jugador del Genoa, salía al césped del Luigi Ferraris con un partido que remontar. Sin embargo, el delantero de tan solo 16 años, anotó dos goles que hicieron vibrar al Marassi y a toda la hinchada del Genoa. No obstante, quien más se alegró fue su padre Marco, ayudante del entrenador, y que no pudo contener las lágrimas cuando vio a su hijo brillar sobre el verde.

La preciosa historia del bueno de Pietro comenzó el 22 de diciembre de 2016, cuando se convirtió en el jugador más joven en debutar en la Serie A, empatando con el romanista Amedeo Amadei, quien consiguió el récord en el lejanísimo 1937. No solo consiguió ese récord la pasada campaña. Pellegri se convirtió en el primer jugador nacido en el siglo XXI que hacía un gol en una de las cinco grandes ligas europeas. Este gol lo consiguió en la última jornada de la pasada campaña. En el partido que enfrentó a su Genoa con la Roma, en la despedida del gran Francesco Totti.

Este fin de semana continuó la historia de cuento de hadas de Pellegri. No consiguió ningún récord, ni siquiera sus goles no sirvieron para ganar. Sin embargo, el de este fin de semana, puede que sea el capítulo más emocionante de su corta historia. Su doblete frente la Lazio no solo hizo que todo el Luigi Ferraris vibrara, sino que consiguió que su padre tuviera que refugiarse en el banquillo para esconder las lágrimas que le brotaban. Esas lágrimas no eran de tristeza, eran de emoción y de orgullo, su hijo estaba siendo el baluarte del Grifone, uno de los clubes más difíciles de Italia.

Pietro Pellegri está quemando etapas a una velocidad de vértigo. En menos de un año ha debutado, ha anotado su primer gol y su primer doblete en la Serie A, y todo esto con tan solo 16 años. Pellegri es un delantero corpulento y muy dominante en el área, sobre todo, teniendo en cuenta su corta edad. En ocasiones, ha sido comparado con Zlatan Ibrahimovic, un jugador que dominó durante muchos años la liga italiana. El pasado fin de semana enseñó a toda Italia de lo que es capaz, y, de momento, parece no tener techo.

Dos goles en un partido de Serie A no los hace cualquiera, y si a esto le añades que Pellegri solo tiene 16 años, la tarea es todavía más complicada. Ayer vivió uno de los momentos más emocionantes en su corta carrera futbolística. Dos goles en el Luigi Ferraris, su casa y uno de los estadios más complicados de Italia. Pero esta no fue su gran hazaña. Por lo que Pietro Pellegri protagoniza la historia más bonita de la jornada es porque hizo llorar a su padre Marco. Pietro y Marco, hijo y padre, uno con sus goles, otro con sus llantos de alegría, nos dejan una de las imágenes de la temporada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados