Atletismo

article title

Philipp Pflieger busca a su ángel de la guarda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Apenas tres días después de que un joven evitara que se desplomara en los últimos kilómetros del maratón de Berlín, el atleta alemán Philipp Pflieger lanzó una búsqueda vía Facebook para encontrar al anónimo que lo ayudó a no caerse.

“Fue tan difícil para mí permanecer en pie, y de repente él estaba ahí. Se acercó a mí y me ayudó“, dijo hoy a dpa el atleta de 30 años, que compitió el año pasado en los Juegos Olímpicos de Río.

La escena tuvo lugar entre los kilómetros 39 y 40 de la carrera en Berlín, que se celebró el domingo. Exhausto, Pflieger se tambaleó y casi cayó sobre sus rodillas en plena calle. Sin la rápida ayuda del joven, la caída sobre el asfalto habría sido inevitable.

“Aún tengo su rostro muy presente, él lo hizo con tranquilidad, pero en una situación así, uno está totalmente ido y completamente en otra parte con su dolor”, afirmó el atleta. “Uno ya no está en condiciones de tomar decisiones racionales”.

En Facebook (y también en Instagram), Pflieger publicó su búsqueda junto a una foto de la escena: el joven que lo ayuda a no desplomarse mientras él, en efecto, parece perdido. Así quiere encontrar a su valioso asistente. “Lo siento, ni siquiera te di las gracias”, escribe el maratoniano, que además creó una dirección de correo electrónico, hellophilipp@jvm.de, para que le ayuden a encontrar al hombre que lo ayudó.

“No soy Messi, ¡pero lo que está pasando es una locura total! El enlace ya fue compartido 400 veces“, explicó. “En Twitter tengo 1500 seguidores, y la historia ha sido compartida 549 veces“. Además, los periodistas le pidieron entrevistas. Pero desde ayer, y posiblemente producto de esfuerzo que casi lo deja tirado en el asfalto, Pflieger está enfermo.

“Muchas gracias”, le gustaría a Pflieger decirle al joven. “Lo mínimo es que le enviara un paquete de regalo con todo tipo de cosas útiles, un equipamiento deportivo“, añadió el atleta sobre su improvisado asistente, quien le dio “una impresión muy deportiva, como si acabara de venir del gimnasio”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados