Ciclismo

article title

Peter Sagan, centenario y vigilado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Peter Sagan es un ganador nato. Lo demuestra el hecho de que el 8 de septiembre consiguió en Quebec su victoria número 100 como profesional, cuando apenas ha cumplido los 27 años de edad. Y ser un triunfador también le convierte en el ciclista más vigilado del pelotón en cualquier carrera que disputa, especialmente en las clásicas de un día.

Se observó tres días después en el Gran Premio de Montreal, segunda carrera del díptico canadiense. Con su equipo Bora controlando la competición desde el inicio, un grupo se escapó en los kilómetros y Peter Sagan se encontró solo persiguiendo. En cierta lógica, ni Greg Van Avermaet ni Michael Matthews, a los que el eslovaco ya había superado al sprint en Quebec, quisieron colaborar en la persecución.

Diego Ulissi se hizo con el triunfo en Montreal, batiendo en el reducido corte al español Jesús Herrada, a Tom Jelte Slagter y a Jan Bakelants. Y Peter Sagan expresó su decepción con un irónico aplauso a Van Avermaet y Matthews, que le precedieron en meta en el séptimo puesto.

Sagan aplaudiendo irónicamente en la meta de Quebec | Foto: Tim de Waele

“Yo intenté conectar con los escapados y dalrles caza, pero no hubo cooperación de otros corredores del pelotón. No iba a hacer todo el trabajo así que mantuvieron la ventaja y Ulissi se llevó la victoria. Es ciclismo y tengo que aceptar el resultado”, comentó Sagan tras la carrera.

Sagan ya está acostumbrado a ser el más vigilado. Es el mejor y nadie quiere llegar con él a meta, ya que el eslovaco es el mejor del mundo resolviendo cualquier tipo de final en las clásicas. Es algo que ya tiene asumido, pero aun así debería evitar gestos despreciativos como el que se vio en Canadá con sus rivales.

La carrera de Sagan habla por sí sola y justifica el ‘miedo’ de sus contrincantes: entre las 100 victorias profesionales -11 de ellas este año- destacan un Tour de Flandes, dos Gent-Wevelgem, un Harelbeke, ocho triunfos en el Tour de Francia -y cinco maillots verdes-, cuatro victorias en la Vuelta a España y por supuesto los dos últimos Mundiales en Richmond y Doha.

Precisamente, el Mundial de Bergen, que se disputará el 24 de septiembre en la ciudad noruega, es el próximo objetivo de Peter Sagan. El eslovaco será, un año más, el gran favorito para revalidar su maillot arcoíris por tercera vez. Un triunfo que le colocaría en el olimpo de los Mundiales con Alfredo Binda, Rik Van Steenbergen, Eddy Merckx y Óscar Freire.

Y Sagan ya es consciente de una cosa: será una carrera de él contra todos. Y ningún rival accederá a colaborar con él. Tampoco le importará.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados