Fútbol Español

article title

Periodismo y el lobo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Todos conocemos el cuento de Pedro y el lobo. En él, un niño amenaza con la presencia de un lobo en varias ocasiones, la gente lo cree, pero siempre es mentira. De tanto abusar de esta práctica, cuando la presencia del lobo realmente se produce ya nadie lo cree, y el lobo acaba comiéndose a sus ovejas. Este cuento tiene una de las moralejas más interesantes de este tipo de relatos y la podemos aplicar a una práctica que se produce en el periodismo especialmente en estos días de verano, los rumores de fichajes.

Uno de los protagonistas de este mercado está siendo Mbappé. Por el francés suspira toda Europa, y su nombre ha sonado en innumerables ocasiones para múltiples equipos, llegando a decirse que estaba fichado por el Real Madrid; ahora parece que es el PSG el que lo ha fichado, pero realmente muchos aficionados ya empiezan a estar cansados de estos numerosos rumores que empiezan a carecer de cualquier credibilidad.

Otro de los protagonistas del mercado es el Barça. Tras la marcha de Neymar el Barça tiene que fichar, pero cada día suenan nombres y más nombres, y desilusiones y más desilusiones que van a acabar llevando al aficionado culé a una locura similar a la de Jack Torrance en El Resplandor.

Estas cosas lo único que provocan es que al aficionado no tome en serio a la prensa deportiva. Hablaba Roberto Palomar de la banalización de la misma, que parece que solo se debe al periodismo de bufanda y al espectáculo, pero el humo que se vende cada día en relación a los fichajes es igual de perjudicial.

Además en muchas ocasiones da la impresión de que algunos medios tienen más intención de ver a un jugador fuera que el propio club. Véase el caso de Gareth Bale, que terminó con una brillante respuesta de Zidane, que debe servirnos para reflexionar. Preguntemos a los profesionales sobre fútbol y dejémonos de darle bombo a estas cosas.

El periodismo se creó para informar y una de las pocas cosas que podemos sacar claras cuando estudiamos la carrera es la importancia de contrastar nuestras fuentes. Vivimos en una era en la que la información se da minuto a minuto, y esto en vez de mejorar las cosas por desgracia las empeora, ya que se busca dar la noticia antes que nadie y en la mayoría de casos lo único que se hace es meter la pata. Resulta particularmente molesto para el aficionado, que tras tantos fallos los medios saquen pecho cuando aciertan un fichaje. No creo que nadie haya festejado sacar un 2 en un examen.

En mi opinión el periodismo debe cambiar. Esas páginas y esos minutos que se utilizan para hablar de múltiples rumores que no llegan a nada se podrían utilizar para hablar del juego, que realmente es lo que nos debería de importar. Si seguimos engañando al aficionado, llegará un momento en el que nunca más nos creerá y esta vez el lobo nos acabará comiendo a nosotros.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados