article title

Pepe Mel mete marchas, pero el coche no acelera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – Las soluciones son medidas llevadas a cabo para variar ciertas situaciones que son, generalmente, negativas, o que impiden alcanzar ciertos objetivos. Cuando algo no funciona se busca una solución válida, fiable, que cambie el defecto, que modifique el problema y que aparte, en las medida de lo posible, toda barrera que impida el mejor de los rendimientos.

El mundo del fútbol presentan soluciones como un estado omnipresente. Siempre, de forma constante, se buscan soluciones. Desde un mal rendimiento deportivo pasando por cierta posición del campo que no ofrece garantías. Solucionar, satisfacer ciertas situaciones. Una de las más utilizadas, que quizás lideraría un hipotético ránking, son las destituciones, los cambios de entrenador.

Cuando cierto equipo no funciona, no rinde como se esperaba, la primera solución que aparece en el baúl de los remedios es la de destituir al técnico en cuestión y, al mismo tiempo, negociar la llegada de uno nuevo para que coja las riendas del equipo, para evitar así reorientar la dinámica de resultados. Evidentemente, los entrenadores no son los que corren sobre el terreno de juego, no son los que fallan goles, no son los que resbalan o pierden balones. Sin embargo, siempre parece tener el privilegio de ser la solución fácil, siempre será más fácil despedir a una sola persona que a todo un grupo de jugadores.

El West Bromwich Albion está viviendo una temporada complicada, o al menos nada positiva. Al caer eliminados en FA Cup, este fin de semana descansarán, tendrán parón, días para desconectar, para cambiar de aires viajando a Jerez (España), buscando recargar pilas de cara a la vuelta de la competición.

Con 24 puntos de 78 disputados esta temporada en Premier League, se encuentran fuera de los puestos de descenso, pero empatados con el Sunderland, quien marca la zona caliente de la tabla clasificatoria. Los de The Hawthorns han conseguido sólo el 30,7 % de los puntos disputados esta temporada en Premier League, dinámica que evidentemente les coloca en la situación complicada en la que se encuentran.

El pasado 9 de Enero se hacía oficial el fichaje de Pepe Mel (quien había sido destituido el 2 de Diciembre como técnico del Real Betis Balompie) como nuevo entrenador del West Bromwich Albion. Un nuevo representante del fútbol español que se instalaba en la que, dicen, es la mejor liga del mundo. Sin embargo, tenía ante sí un reto importante.

Pepe Mel suma hasta la fecha un total de 5 partidos como técnico de los Baggies, pero hasta el momento no conoce la victoria en Premier League. 5 encuentros en los que el equipo quiere mostrar mejoría, quiere ir poco a poco mostrando las nuevas directrices del técnico español, pero en materia de resultados todo no parece ir en el camino de la reacción esperado.

3 empates y 2 derrotas es el bagaje del equipo desde la llegada de Pepe Mel. Preocupantes cifras teniendo en cuenta, además, que en los últimos 20 partidos sólo han conseguido 2 victorias. Sin embargo, pese a que no ha llegado todavía la victoria, y suman desde el día de Año Nuevo sin ganar, pueden sacarse ciertos balances.

Las 2 derrotas desde la llegada de Pepe Mel se han producido a domicilio, jugando fuera de casa, una en el derbi frente al Aston Villa por 4-3 (encuentro en el que llegaron a adelantarse por 0-2) y frente a un rival directo como el Crystal Palace, por 3-1. Sin embargo, en los partidos como local, pese a no ganar, tampoco no han perdido, consiguiendo 3 empates por idéntico marcador (1-1) y ante 3 rivales de nivel muy superior, como fueron Everton, Liverpool y Chelsea, lo que deja muy claro que ante adversidades mayores plantan cara, saben hacer frente a los problemas y, en ese aspecto, son capaces de sobrevivir.

El equipo, en materia deportiva, parece no reaccionar del todo, quizás se echan de menos reacciones en materia de victorias, pero sí es cierto que analizando los resultados no son tan graves como pueden parecer, y en materia de imagen sobre el césped el equipo no es tan inferior como puede parecer sobre el césped.
Soluciones en equipos de fútbol que crean expectativas de mejoría, pero que no en todos los casos se traducen en cambios positivos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados