Polideportivo

article title

Pedro Gil, el campeón silencioso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos son los deportistas que sueñan con ser parte de la élite. Futbolistas, baloncestistas, jugadores de balonmano… pero en cambio hay otros que lo consiguen y no reciben la repercusión que desearían. Es el caso, por ejemplo de Pedro Gil.

Pedro Gil Gómez es un deportista nacido en Sant Sadurní d´Anoia, una ciudad pequeña ubicada en el interior de la provincia de Barcelona y de casi trece mil habitantes. De familia malagueña, comenzó a jugar en el Noia Freixenet. En la campaña 1997-98 consigue una Copa del Rey y una Copa CERS (segunda competición continental en importancia y tras Copa Europa) con este club. Se marcha posteriormente una temporada en el CP Tenerife, y vuelve vuelve a su Cataluña natal.

En 2000 sale de España en dirección a Portugal. Primero dos campañas en el Infante de Sagres y después está un lustro en el FC Porto. Aquí comienza a ser y se consagra de hecho, como uno de los mejores delanteros de Europa.

Tras esta trayectoria en el país vecino, donde consigue en todos los años la Liga con la entidad que pertenece. De allí  vuelve a España. Cabe destacar que durante su periplo portugués, es  Campeón de Europa con la selección española en 2000, 2002, 2004 y 2006, además de Campeón del Mundo tres años (2001, 2005 y 2007) y dos veces Campeón de Naciones (2003 y 2005).

Vuelve a tierras catalanas para jugar en el Reus Deportiu. Dos años también de triunfos,tanto con su equipo de destino como de nuevo con la selección. Campeón de Europa con su club, y con la Selección Campeón de Naciones en 2007, de Europa en 2008 y del Mundo en 2009.

 

Vuelve al club portugués de la ribera del Duero. Allí vuelve a saborear los títulos de club consiguiendo dos Ligas consecutivas 2009-10 y 2010-11. Vuelve a saber lo que es ser campeón en su país siéndolo del mundo en 2011 y de Europa en 2010 y 2012. Tantos títulos le hacen merecedor de la Medalla de Oro al Mérito Deportivo en 2011. Algo que le llena de orgullo sobretodo porque hace algo que según él no le elogian en todos los lados y es declararse catalán y español. Así lo hace saber en una entrevista realizada en un diario barcelonés. En 2012 vuelve a emigrar, esta vez a tierras italianas. El Hockey Valdagno ubicado en tierras alpinas, le da la bienvenida. Juega una temporada y una Liga y Copa italiana. Tras esta campaña se va al HC Forte de Marmi. Esto es considerado en su nuevo club como la llegada del considerado unánimemente mejor jugador del mundo.

 

Con la llegada del deportista español, consigue su club los primeros cuatro títulos de Liga de su historia, además consecutivos. Esto se le suma una Supercopa italiana la primera también de la historia de este club.

Seis Mundiales, siete Europeos e innumerables títulos más. Un deportista, este Pedro Gil, que alejado de los focos de los Messi, Cristiano o, Iniesta por poner un futbolista ‘made in Spain‘ sigue cosechando títulos sin la repercusión que tendría de haber sido jugando con el pie o la canasta. Un futbolista que desde sus comienzos, como se ha podido comprobar ha conseguido los mayores títulos posibles en un deporte poco seguido pero no por ello más o menos difícil. Distinto. Y por ello un reconocimiento que se merece este deportista.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados