FC Barcelona

article title

Paulinho, el malo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La gestión veraniega del Fútbol Club Barcelona ha sido la mayor losa para Paulinho. El mediocampista brasileño llegó de China en el peor momento, tras los varios fichajes frustrados en la medular -Verratti, esencialmente-, la marcha de Neymar, la humillación del Real Madrid en Supercopa y con la etiqueta de peor jugador de la historia del Tottenham. Costó 40 millones de euros, un precio probablemente excesivo, pero del que, evidentemente, el jugador no tiene culpa.

A Paulinho le ha importado poco el recibimiento hostil. Y eso que solo ha jugado 135 minutos. Hasta el encuentro contra el Eibar, cuando debutó como titular, había disputado dos minutos contra el Alavés, 17 minutos contra el Espanyol, 13 minutos contra la Juventus y 13 minutos contra el Getafe.

Ya en Getafe fue decisivo: salió al campo en el minuto 77, en sustitución de Rakitic, tocó cuatro balones y en el quinto recibió un gran pase de Messi, se internó en el área, metió cuerpo a Djené y cruzó el balón ante Guaita para anotar su primer gol en su primer disparo con el club. El tanto del triunfo que arregló un partido complicado para el Barcelona.

Tres días después, contra el Eibar, Paulinho debutó como titular, en el Camp Nou. Y se ganó al estadio. El internacional brasileño tiró de personalidad para dominar todo el medio del campo, acertar en los pases, ofrecerse como volante y regatear. En el minuto 38, realizó su segundo disparo: cabeceó directamente a la escuadra un córner lanzado por Denis Suárez. Messi hizo el resto. 

Dos goles en dos disparos, carácter, físico, dominio. El Barcelona no se encuentra en una temporada sencilla, pero las virtudes que ha mostrado Paulinho son muy necesarias en este equipo. El primer partido como titular es demasiado pronto para realizar conclusiones. Pero Paulinho, malo, no parece.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados