Tenis

article title

Paula Badosa, campeona en El Espinar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paula Badosa (Nueva York, 1997) es la primera campeona de la historia del ITF $25.000 de El Espinar. Este sábado ha superado en la final a la turca Ayla Aksu 6-2 6-4. Badosa ha vivido una de las semanas más dulces de la temporada (por no decir la más) en el torneo segoviano.

Se metió en cuartos de final  (los décimos de la temporada para ella) tras tener que sudar los dos primeros partidos (4-6 6-1 6-1 a la georgiana Shapatava y 7-6 4-6 6-2 a la americana Gleason). Entre las ocho mejores del torneo, los dos siguientes compromisos fueron rodados para la española. Idéntico resultado (6-2 6-1) ante la francesa Tan y la española Atucha.

En la final disputada este sábado, Badosa ha levantado su tercer título profesional. En 2013 el $10.000 de Sant Jordi y en 2015 el $25.000 de Denain. En El Espinar, Badosa ha jugado su segunda final de la temporada tras perder la del $25.000 de Caserta (Italia).

Tras vivir un año 2016 para olvidar, Badosa vuelve a sonreír esta temporada. 2016 terminó tenísticamente para Badosa en Barcelona (ITF $25.000) retirándose en segunda ronda ante la rumana Rosca  cuando ganaba 7-5 1-0. No jugó más en 2016 y reapareció en enero en Tunez (Hammamet) con un objetivo claro: conseguir regularidad en el circuito ITF que le permitiera acceder a los cuadros WTA y crecer para ser aquella tenista que deslumbró al mundo en 2015.

Porque recordamos que Badosa, a sus 17 años, se convirtió en campeona junior de Roland Garros sin ceder un set, en el que sería su último torneo júnior. Semanas antes, en Miami, se estrenó en su primer WTA premier mandatory con invitación en el cuadro principal llegando a tercera ronda (cayó ante Karolina Pliskova).

Sin embargo, entre lesiones y la presión que implica alcanzar dichos éxitos tan pronto (17 años), la proyección de Paula quedó frenada. Tras no jugar nada los últimos cuatro meses de 2016, Badosa volvió en Turquía. Tres cuartos de final en sus primeros cinco torneos fue una buena manera de comenzar.

Tras el susto en el tercer ITF de Turquía, justo el día después de conocer que sería WC en Miami, Badosa tardó tres torneos en volver a cuartos. Y desde ahí, constancia, trabajo y progresión sin cortes. Final en Italia, semifinales en Portugal o cuartos de final en Barcelona y Getxo hasta llegar al título en El Espinar: “Fue difícil volver de la lesión porque son muchos meses sin entrenar y cuesta coger ritmo”, apunta Badosa.

Hoy ya es tricampeona ITF. Cumpliendo plazos, paso a paso, más pronto que tarde volverá la Paula que deslumbró en París en 2015 y que ya tiene seis participaciones en Premier Mandatory en su currículum. Para llegar a la cima hay que jugar en la base. Paula es una de las figuras del futuro del tenis español. Paso a paso. Todo llega: “Estoy contenta por tener esta regularidad”, concluye la campeona de El Espinar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados