Atlético

article title

Paso de gigantes para la final de Copa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Barcelona dio hoy un primer paso hacia la final de la Copa del Rey del fútbol español al vencer por 2-1 en el campo del Atlético de Madrid en un duelo que tuvo un dueño diferente para cada parte.

El conjunto azulgrana brilló en la primera mitad y plasmó su clara superioridad con dos bellos goles de Luis Suárez y Lionel Messi, aunque el equipo de Diego Simeone reaccionó tras el descanso y marcó por mediación de Antoine Griezmann en un choque que se le hizo largo al final al Barcelona.

El Camp Nou decidirá la próxima semana el primer finalista, si bien el Barcelona perdió una gran oportunidad de dejar sentenciado el pase en el primer partido de la eliminatoria. Dejó con vida al Atlético, que apeló a su orgullo en una segunda mitad en la que por momentos puso contra las cuerdas a su rival.

La primera parte fue un paseo para el Barcelona. Pocas veces se habrá encontrado con 45 minutos tan plácidos en un escenario habitualmente tan hostil como el Vicente Calderón. La realidad es que superó en todo a un Atlético timorato.

El Barcelona viajó con viento a favor, pues a los siete minutos se adelantó sin que nada hubiera ocurrido antes. Griezmann perdió un balón y los centrales atléticos cometieron una grave desatención. El resto fue una genialidad de Suárez, quien marcó tras brillante carrera.

El Atlético no sabía si ir o venir. A cambio, Suárez y Messi gobernaban el encuentro a su antojo sin que sus rivales lograran descifrar sus movimientos. Tras varios avisos llegó el segundo gol visitante, a los 33 minutos, obra de Messi, gracias a un inapelable disparo desde fuera del área que entró junto al palo en el arco rojiblanco.

Hasta el descanso se vio a un Barcelona más que dominante ante un Atlético que pareció un equipo chico, sin argumentos que oponer ante su rival, sin soluciones tácticas ni individuales. El conjunto azulgrana había sido el indiscutible amo con un Messi dominante.

La segunda parte fue radicalmente diferente. Con más entusiasmo y orgullo que fútbol, el Atlético se fue en busca del encuentro mientras el Barcelona, conformista, dio varios pasos atrás. Además, la entrada de Fernando Torres en escena dio un valor emocional al intento de remontada del Atlético.

El conjunto de Simeone marcó su gol a los 59 minutos, gracias a una jugada de estrategia que concluyó con un cabezazo de Griezmann. Hubo una falta previa sobre Suárez que el árbitro no vio. Entonces el Vicente Calderón se inflamó de verdad.

El Atlético comenzó a creer mientras el Barcelona se mantenía inmerso en la autocomplacencia. El local era un equipo más agarrado a sus valores tradicionales, aunque con sus conocidas dificultades para elaborar juego. Pero con tan poco le hizo mucho daño al Barcelona.

El conjunto azulgrana sólo pudo proponer en la segunda parte un espectacular lanzamiento de falta de Messi que se estrelló en el travesaño. A cambio, el Atlético fue sumando llegadas y ocasiones. Y Griezmann estrelló un balón en el palo a un minuto del final.

El Barcelona agradeció la llegada del cierre del partido y un triunfo que le acerca a la final de la Copa del Rey. Pero si en la vuelta se ve un duelo igual que el de la segunda parte, todavía puede haber eliminatoria.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados