Baloncesto

article title

Pasan los favoritos… con mucho sufrimiento

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El anfitrión y el actual campeón han conseguido ganar sus eliminatorias de cuartos, no sin sufrimiento ante las dos revelaciones de la temporada, y se verán las caras en semifinales. El Baskonia eliminó al Iberostar Tenerife en un partido bastante reñido, en el que los canarios no se rindieron nunca. Por su parte, el Real Madrid sufrió más de lo esperado frente al MoraBanc Andorra, que llegó a ir ganando de 16 puntos en el segundo cuarto, y se impuso en la prórroga.

Baskonia – Iberostar Tenerife

En la primera de las eliminatorias de cuartos, el Iberostar Tenerife salió muy enchufado, pero rápidamente los baskonistas consiguieron ponerse por delante. Con ventajas de hasta 10 puntos, se llegó al final del 1Q con 22-15. Los de Sito mantuvieron la ventaja hasta el descanso (45-34).

En la segunda mitad los de Vidorreta lo intentaron, con una gran circulación de balón, pero sin acierto exterior (7/33 en triples para un 21%), pero Baskonia tenía respuesta a todos los intentos. Bogris (18 puntos y 9 rebotes) y Grigonis (26 puntos) intentaron la remontada, pero Larkin sacó la magia y presentó la candidatura a MVP de la competición. 26 puntos y 8 asistencias para el base, que sentenció el encuentro.

Real Madrid – MoraBanc Andorra

El máximo favorito y el peor clasificado de los ocho equipos participantes. Así estaba, a priori, la segunda de las eliminatorias del día. Con el partido en juego todo esto quedó atrás. Shermadini (27 puntos y 7 rebotes) fue un dolor de cabeza para la defensa interior blanca, mientras Llull (22 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias) y Randolph (25 puntos) lideraron a los de Laso.

El inicio del partido estuvo marcado por la imprecisión. Seis puntos en los primeros cuatro minutos de juego. A partir de aquí, MoraBanc Andorra cogió el mando del encuentro y se fue 15-23 al final del 1Q, con un gran Shermadini y un acertado David Navarro (13 puntos). En el segundo cuarto, la ventaja a favor de los andorranos llegó a ser hasta de 16 puntos. Con un parcial de 8-0 en estos minutos, el Madrid consiguió reducir la desventaja al descanso (33-43).

En la segunda mitad, Llull tiró del carro para meter a los suyos en el partido. Primero, con un triple para ponerlos a dos y luego otro para darle la vuelta al marcador. Aun así, los de Peñarroya no le perdieron la cara al partido y se fueron por delante al final del 3Q (56-59). En el último cuarto, cuando mejor parecía estar el Madrid, Rudy fue penalizado con una antideportiva que ponía a MoraBanc Andorra 64-71. Se llegó a los últimos minutos con ventaja de cuatro puntos para los del Principado (80-84). Aquí llegaron las dos jugadas más polémicas, unos pasos pitados a Shermadini y la más clara, campo atrás de Llull en la jugada en la que Randolph anotó el triple para el 86-86 que forzó la prórroga. En el tiempo extra, superioridad clara de los blancos que sentenciaron para el 99-93 final.

Imagenes: @acbcom

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados