JJOO

article title

Los verdaderos héroes del deporte

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un nuevo pistoletazo de salida, en modo de fiesta. Con colores ácidos preparados para deslumbrar las pupilas, al sonido de la mítica samba. Con el misterio de la obra de Vik Muniz y bajo un manto que cubre la superación infinita de los atletas que representan a 176 países.

Definida como “multisensorial”, la ceremonia de apertura dará por inaugurados los Juegos Paralímpicos de Verano, que tendrán duración hasta el 18 de Septiembre.

Unos juegos formados por 23 disciplinas deportivas. A las novedades de la inclusión del Canotaje de velocidad y el Triatlón, también se suma la primicia del primer equipo paralímpico de refugiados, compuesto por el iraní Shahrad Nasajpour y el nadador sirio Ibrahim Al Hussein.

Más de 4.000 atletas que esconden, detrás de sus equipaciones deportivas, aquellas historias que un día les cambió la vida. Aprendieron a vivir de otra manera. Cierto es que algunos ya nacieron con discapacidades. A lo que su nombre nos despierta lo opuesto. Vemos en ellos un plus de capacidad, la de no visualizar límites. Otros, diagnósticos y sucesos que fueron convertidos en las semillas, para afrontar un mañana desde la aceptación y cultivar el día a día con valentía. Discapacidades que no fueron un impedimento para que todos esos deportistas lo fueran de élite y regalaran al mundo un verdadero paradigma de superación.

Imagino ese despertador que suena con la melodía de un reciente día que reúne nuevas rutinas de ejercicio. Cada uno de esos entrenamientos y cada gota de sudor que dibuja el esfuerzo por cumplir un reto. Esa mentalidad que vence a todas las limitaciones en el momento que parece que el cuerpo no puede dar más de sí. Toda aquella persistencia para mejorar una marca, una técnica o una precisión.

EINDHOVEN, NETHERLANDS - AUGUST 06: Andrew Mullen of Great Britain in action, on his way to winning the gold medal in the Men's 50m Butterfly S5 Final during the IPC Swimming European Championships held at the Pieter van den Hoogenband Swimming Stadium on August 6, 2014 in Eindhoven, Netherlands. (Photo by Dean Mouhtaropoulos/Getty Images)

Son verdaderos héroes, capaces de vencer a cualquier contratiempo y circunstancia. Personas que tienen el poder de llevar al mito, que manifiesta que puedes lograr lo que te propongas, a la conversión real. La verdadera esencia del ejemplo. 

Permitirme contar una vivencia entre estos titanes. Si me remonto en el tiempo a tres años atrás, en un mes de agosto, puedo recordar una experiencia que me llenó de vida.

Estuve de voluntaria en la edición de 2013 de la CPISRA Intercontinental Cup de fútbol 7 para deportistas con lesión cerebral, que daba billete para el Mundial de 2015. Destiné la mitad de mis vacaciones en formar parte del apoyo al departamento de comunicación y ceremonial. Pude vivir como esos futbolistas, que andaban con una cojera visible, corrían con velocidad dentro del terreno de juego. Como un arquero no podía realizar un saque de portería, pero en cambio se lanzaba hacía un extremo sin ningún tipo de recelo para interceptar un balón. Como sentían esa pasión en los momentos previos del encuentro con el sonido de sus himnos. El cuerpo a cuerpo para disputar el esférico.

Recuerdo que Japón quedó en último lugar y que, en la lucha por la penúltima plaza, conservaban su espíritu competitivo y su elegancia en los saludos previos y tras el partido, aunque lamentablemente las gradas no respondieran con el lleno que merecían. Me acuerdo también de todas esas fotografías que tomé. Cada instantánea que conseguía cabeceando un balón o en un forcejeo por desprenderse de una marca, era la viva imagen de unos chicos sin techo, que apuntaban alto con lo que más ilusión les hacía, jugar a fútbol. Cada redacción sobre ello era un sinfín de letras que se escribían solas, tras la emoción de toda la vitalidad que podías palpar en cada uno de esos 90 minutos. Tengo en la memoria todos esos viajes por la mañana, relajada y pensando en ese primer encuentro que iba a poder contemplar. Todas esas conversaciones post partido con aquellos jugadores que radiaban energía, y como yo me contagiaba de ella.

Así son todos estos protagonistas. Menos mediáticos pero con los mismos derechos a serlo. Más desapercibidos pero escribiendo idénticamente la historia del deporte. Los Juegos Paralímpicos son un escaparate de los valores y una herramienta para la integración social.

LONDON, ENGLAND - SEPTEMBER 05: Terezinha Guilhermina of Brazil celebrates as she wins gold with guide Guilherme Soares de Santana (not pictured) in the Women's 100m T11 Final on day 7 of the London 2012 Paralympic Games at Olympic Stadium on September 5, 2012 in London, England. (Photo by Gareth Copley/Getty Images)

Tras poco más de dos semanas, los Aros Olímpicos han dejado lugar a los tres Agitos. La llama está a punto de encenderse en el Pebetero de Maracaná, y con ella, las vivencias de unos deportistas que llevan cuatro años preparándose con empeño y sacrificio para estos instantes. Estos días se llenarán de éxitos, récords y podios donde lucirán las medallas.

127 deportistas representarán la delegación española. Entre ellos, la reina del agua y el medallero español, Teresa Perales, con la suma de 22 metales. El abanderado, José Manuel Ruiz, tenista de mesa que va a por sus sextos juegos. Sarai Gascón, Michelle Alonso, David Casinos, Alberto Suárez, Álvaro Valera, Mónica Merenciano, Susana Rodríguez, Jairo Ruiz o Juan Antonio Saavedra, entre otros. Y con quién quiero hacer un especial hincapié, desde el amor y la admiración, fuera del terreno nacional. La atleta belga Marieke Vervoort participará en sus últimos Juegos Paralímpicos debido a una enfermedad degenerativa. La última vez que veremos competir a una luchadora que ha afirmado que el deporte ha sido su única razón para vivir.

LONDON, ENGLAND - SEPTEMBER 08: Gold medallist Teresa Perales of Spain poses on the podium during the medal ceremony for the Women's 100m Freestyle - S5 final on day 10 of the London 2012 Paralympic Games at Aquatics Centre on September 8, 2012 in London, England. (Photo by Clive Rose/Getty Images)

Teresa Perales

El medallero está a punto de llenarse de aspiraciones y anhelos. Nos pondrá en pie la estampa de como un ser que ha sufrido amputaciones es capaz de cruzar una meta. Percibiremos como esos deportistas se levantan con vigor de esos golpes que reciben sus sillas. Disfrutaremos de ese espectáculo que, a falta de un sentido, se multiplican el resto junto al talento.

Es el momento de que, a pesar que las gradas del evento estén por llenarse, la sociedad nos unamos a esas brillantes campañas que han dado el peso que reconoce el mérito de estos deportistas. Que respondamos con seguimiento y que hagamos difusión de sus hazañas.

Su símbolo espera, junto a ellos, frente al oleaje que viste Copacabana. Divisando en el horizonte los recuerdos de tanta preparación que ahora ondean en calma sobre el azul. Todos esos recuerdos expresan que no existen barreras ni muros que puedan impedir cumplir un deseo: ser DEPORTISTA PARALÍMPICO y mostrar al mundo que nada, absolutamente nada, puede privarte a soñar.

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados