Fútbol Europeo

article title

Para la Juventus, el fútbol sí es un estado de ánimo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Seis partidos jugados, seis victorias, 12 goles a favor y cero en contra. El inicio de temporada de la Juventus está siendo impecable, el mejor en los últimos cuatro años a diferencia de lo que todos se esperaban tras la salido de Antonio Conte y la llegada de Massimiliano Allegri, que muchos vaticinaban como la hecatombe bianconera.

En el campeonato, el conjunto de Turín está mejorando jornada tras jornada pese a que hasta ahora nunca ha podido contar con su XI de gala con Pirlo y Barzagli aún no han debutado. La temporada comenzó con una victoria 0-1 ante el Chievo con un autogol hasta los tres goles a Cesena y Atalanta respectivamente. Algunos podrían alegar que la clave está siendo un Carlos Tévez pletórico, que en menos de un mes ya cuenta con seis goles (cuatro en Serie A y dos en Champions League), pero la gran diferencia de la Juventus ahora mismo es un cambio de mentalidad.

SABER ESPERAR
La Vecchia Signora versión 2014-15 está expresando un juego bastante más estético que el del año pasado, con mayor posesión del balón; más divertido si se quiere, algo que siempre es de agradecer, pero la gran diferencia está en saber que atacando, tarde o temprano, el gol caerá. En estos primeros seis partidos, la Juventus ha jugado siempre a sus largas y anchas sin subestimar al rival pero al mismo tiempo consciente de que ser superior a su oponente y busca siempre el gol en todo momento, esté 0-0 o en ventaja.

Está claro que hay una desde un punto de vista psicológico, Allegri representa una mejora para la Juventus. Con Antonio Conte, ganarle al Atalanta 0-3 era presentado como una batalla épica ganada en el campo más complicado que existe. Y no, el Atleti Azzurri de Bérgamo no es exactamente el ideal de un campo fácil pero está lejos de ser una hazaña con tintes heroicos. En pocas palabras, esta Juventus le está dando la dimensión justa a cada partido.

En el fondo los esquemas de la Juve de Allegri son exactamente los mismos de los últimos tres años: 3-5-2 con los mediocampistas que dan el balón en profundidad para los extremos que, desde la línea de fondo, buscan el centro del área. De hecho, hasta ahora uno de los grandes protagonistas –además de Tévez- está siendo Stephan Lichtsteiner mientras que Patrice Evra no está teniendo ningún tipo de problemas de adaptación.

LA SEMANA DE FUEGO
Para esta nueva Juventus la prueba real será esta semana cuando enfrente el miércoles al Atlético de Madrid y el domingo a la Roma. Con estos dos partidos, la hipótesis de que la Vecchia Signora  se ha reforzado mentalmente quedará confirmada o  destruida como un castillo de naipes y nada tendrá que ver el resultado.

Allegri es un técnico modesto, con una lectura táctica posiblemente inferior a la del “Cholo” Simeone y Rudi Garcia, por lo que cualquier resultado es posible en estos dos enfrentamientos. La diferencia se verá en el día después del partido y cómo la plantilla bianconera asimile el resultado, sobre todo en caso de ser negativo.

Por lo pronto, en clave Champions League, “casa Juventus” se quitó un enorme peso de encima en la primera fecha ante el Malmö: Tévez anotó en Champions después de 5 años y 5 meses, y lo hizo con un espectacular doblete.

Los ingredientes necesarios para una temporada exitosa están ahí; toca ver si las cebras saben usarlos todos en su justa medida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados