Se habla de:

Fútbol alemán

article title

La historia tras Papy Djilobodji

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Para empezaros a hablar del protagonista de esta historia hay que remontarse unos nueve años, a una ciudad de Senegal llamada Kaolack. Allí, dos clubes se unieron en 1997 para dar vida al ASC Saloum (Asociación Deportiva y Cultural Saloum), un club que actualmente se encuentra en la Tercera División del país y que nunca ha conseguido ganar un título liguero, pero que ha llegado a ser 2º en alguna ocasión. Nuestro protagonista pasó en dicho club dos años, no siendo todavía “profesional”, por decirlo de alguna manera. Y de allí marchó al viejo continente, a Francia, para seguir creciendo como futbolista.

No fue a jugar a la Ligue 1. Ni siquiera, a la 2ª División. Llegó a Europa para jugar en la 5ª División francesa, en el US Sénart-Moissy. Allí sólo permaneció una temporada en la que llegó a marcar gol. Los ojeadores del FC Nantes se fijaron en él y, en su estancia en la Ligue 2 le contrataron, pagando por él medio millón de euros. En el club francés se mantuvo unas 6 temporadas, consiguiendo el ascenso a Ligue 1 el 4º año.

La importancia de Papy en los Canarios era cada vez mayor. Se convirtió en un jugador adorado y tras dos temporadas en la 2ª categoría, consiguiendo la permanencia y llegando a ocupar puestos europeos en alguna parte de la temporada, el Chelsea lo contrató a cambio de 3.5 millones de euros, convirtiéndose en nuevo jugador de los Blues. Un jugador de un humilde club senegalés que acaba fichando, tras seis temporadas, en uno de los grandes transatlánticos mundiales.

Es complicado llegar a jugar en un club como el Chelsea, de la mano de Mourinho. Djilobodji sólo logró vestirse de corto con el club londinense durante unos minutos. En la eliminatoria de Capital One Cup que esta temporada disputó el Chelsea en Walsall y ganó por 1-4, Papy entró en el minuto 93 sustituyendo a Radamel Falcao. No es que se sienta uno orgulloso por jugar un minuto o un par de minutos. Ahí uno es difícil que demuestre algo. Pero para El Hadji Papy Mison Djilobodji era algo grande. Debutar con 26 años en uno de los grandes clubes del fútbol mundial, sustituyendo a un gran jugador. El sueño de cualquiera. Pero esa no fue la única convocatoria con el club londinense. Estuvo en el banquillo en la eliminatoria frente a Stoke City y en los duelos de Premier League contra Tottenham Hotspurs y Manchester United, ambos finalizados con 0-0.

Sin minutos en el Chelsea y casi sin convocatorias, el club decidió cederlo a un club de una liga importante, para que pudiera tener minutos a gran nivel. Y no fue a mal sitio. Su nuevo destino, la 1.Bundesliga y el club, el SV Werder Bremen. Actualmente, el Bremen ocupa puesto de Relegation y es el club más goleado de la categoría, pero desde la llegada de Djilobodji algo ha cambiado. Ha jugado todos los minutos posibles (450) entre 1.Bundesliga y DFB Pokal. Se ha adueñado de un puesto en el centro de la defensa de Skripnik y será complicado que lo saquen de ahí. Y encima, disputará la semifinal de la Copa frente al Bayern Múnich. Con sus actuaciones se está encumbrando. La confianza que le tiene Skripnik y su derroche de energía y buenas actuaciones que lleva en Alemania le harán, más pronto que tarde, digno de fichar, o mejor dicho, de ser habitual en un club que opte a cotas más altas.

Porque Djilo no es un jugador cualquiera. Supera el 1,90 de altura, tiene una zancada muy larga y es muy rápido en carrera. Como los grandes defensas centrales, Papy es contundente. No duro, pero no se arruga al luchar contra los delanteros. Y además, debido a su altura, es un buen rematador de cabeza.

Así es El Hadji Papy Mison Djilobodji “Papy Djilo”, un futbolista que está de paso por Alemania para demostrar que, desde la humildad más absoluta, se puede llegar a conquistar la cima más alta de cualquier deporte. Desde las categorías bajas del fútbol senegalés a la 1.Bundesliga de Alemania. A sus 27 años, la admiración de los aficionados ya la tiene. Ahora le queda demostrar a él si irá a más. Quien sabe si le veremos en Rusia 2018. Su última convocatoria fue en Marzo del año pasado, para un amistoso frente a Ghana. Ese día no disputó un solo minuto, pero el hecho de que esté en la lista es ya un detalle a destacar.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados