Tenis

article title

Pablo Andújar: operación 2017

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El famoso ‘codo de tenista’… ¡Cuántas veces habremos oído hablar de él y qué guerra les da a los profesionales de este deporte! Y es que esta dolencia es la peor de las pesadillas para los jugadores de élite, que no tienen más remedio que parar y dejar descansar el brazo durante un tiempo para poder volver al cien por cien. Así le ha ocurrido a Pablo Andújar, el cual ha llegado al extremo de ser intervenido hasta en dos ocasiones en el codo derecho, a lo largo de este año, para conseguir su máximo nivel en 2017.

El tenista de Cuenca ha sufrido, en este 2016, las inclemencias de las lesiones, que le han obligado a jugar muy por debajo del nivel que ya demostró en 2015, cuando alcanzó el mejor ranking de su carrera escalando hasta el puesto número 32. Un año (2015) en el que, a pesar de no hacerse con ningún título, mostró su mejor tenis. Ejemplo de ello fue la gran semana que realizó en Barcelona, donde fue finalista del torneo derrotando en rondas anteriores a rivales de la talla de Feliciano López, Fabio Fognini o David Ferrer.

Un año, dos operaciones

Así pues, Andújar terminaría el año en el puesto 64, con la ilusión de mantener el nivel y asentarse entre los 50 mejores del ranking ATP. Sin embargo, 2016 le tenía preparada otra sorpresa menos agradable con el codo derecho reclamando su atención. Todo empezó en febrero en el Abierto de Brasil, del que se tuvo que retirar en primera ronda. Fue entonces cuando decidió pasar por el quirófano. Una intervención que le mantuvo durante seis meses alejado de las pistas y que le hizo perder muchos puestos en la clasificación ATP.

De esta forma regresó en septiembre en el puesto 726, por lo que debía disputar torneos de categoría challenger si quería volver a estar entre los 100 mejores y poder jugar en campeonatos más importantes. Sus primeros pasos fueron muy buenos, con dos semifinales consecutivas en Bosnia y en Marruecos. Sin embargo, cuando regresó a los torneos ATP, a pesar de que subió posiciones y se colocó en el número 423, supo que aún le quedaba recuperación por delante ya que cayó, de manera consecutiva, en la primera ronda de Shenzhen (China), Pekín, Amberes y Basilea.

El español decidió así someterse a una segunda intervención en el mismo punto, el dichoso codo que tantos problemas le estaba dando, para tratar de volver la temporada que viene totalmente recuperado. Difícil decisión la de operarse en estas fechas puesto que se trata de meses clave de preparación de la nueva campaña, pero para Andújar era primordial cerrar este ciclo y poder regresar, aunque fuera a mitad de 2017, al cien por cien.

 

Objetivo: el top 100

La meta, pues, para el español cuando vuelva a coger una raqueta de tenis será retomar su mejor versión, la que le permitió alzarse con tres títulos ATP – Casablanca (2011 y 2012) y Gstaad – así como representar a España hasta en tres ocasiones en la Copa Davis y, por supuesto, la que le dio la oportunidad de mantenerse entre los 100 mejores del mundo. Una hazaña que comenzó en 2010, terminando la temporada en el puesto número 71, y que, si el codo se lo permite, tratará de retomar poco a poco a partir del próximo curso. Porque la operación 2017 ya está en marcha para Pablo Andújar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados