FC Barcelona

article title

Dembélé, un precio desorbitado para un fichaje necesario

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

César Moreno | El Barça necesita dar un golpe en la mesa después del que se han llevado ellos. Con la marcha de Neymar a París, la banda izquierda se ha quedado huérfana en el Camp Nou. Con el interés de Coutinho en el horizonte, el conjunto azulgrana se debe marcar el objetivo de un extremo.

Ousmane Dembélé es el hombre que necesita el equipo de la ciudad condal. Su regate, su 1 para 1, su decisión de buscar la portería contraria y su dribling, le hacen ser lo más parecido al nuevo jugador del París. Es cierto que el Borussia de Dortmund no le dejará salir fácilmente. El equipo alemán pide 100 o más de 100 millones de euros por el extremo francés. Es muy caro y probablemente excesivo pero no hay otro. No hay otro que cumpla los requisitos que exige el flanco izquierdo del feudo blaugrana, salvo que Ernesto Valverde apueste por Gerard Deulofeu como recambio del brasileño Neymar.

Tal y como está el mercado este verano, el Barça ha de hacer un esfuerzo por Dembélé. El francés se convertirá en los próximos años en un jugador puntal y deseo de los mejores equipos europeos y seguramente cualquiera pague la cifra de 100 millones. El equipo azulgrana tiene dinero después de los 222 millones de euros recibidos por Neymar y es el momento de ficharle por dos razones: primero porque es un jugador de futuro, debido a su corta edad y tiene tiempo para hacerse a un equipo con la misma filosofía de juego que tiene el Borussia; y la segunda razón es porque la afición del Barça merece una ilusión con dos fichajes que tapen la decepción que ha supuesto lo del ya ex del Barça Neymar Jr.

El joven extremo francés tiene tan solo 20 años. El año pasado fue, por detrás de Messi y el propio Neymar, el tercer jugador que más regateo en el mundo. Dembélé es ese tipo de jugador que necesita el Barça por la manera de jugar del equipo catalán. Juego con todo el equipo muy abierto y entrar por bandas cuando el centro esté muy poblado. Me imagino cualquier partido de liga fuera de casa, que la cosa se haya `puesto difícil y el Barça tenga un gol en contra pero domine la posesión del balón. Infinitas veces se ha dado esta situación. Ousmane ese es jugador que entra por banda, que encara con la velocidad necesaria para romper la defensa o buscar algún hueco entre miles de piernas. Su velocidad con el balón y su cabeza levantada le convierten en un aliado perfecto para Leo.

El fichaje de Coutinho es excelso y necesario diría. Pero el hombre a fichar es Ousmane Dembélé, es la chispa, la velocidad, el regate y la juventud para darle tiempo a asentarse y formar otro tridente de envidia en el resto de Europa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados