Atlético

article title

Otro clásico en el Camp Nou

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol volvió a poner otra piedra sobre el camino del Cholo. Sin Giménez ni Savic tocaba día grande para Lucas Hernández, bautismo de fuego en la Champions y en el Camp Nou. Además, quiso Simeone salir con mucha velocidad para presionar y salir rápido y en pocos toques buscando la espalda de Alves con el regate y la velocidad de Yannick Carrasco. Por derecha se situó Griezmann, aunque en ataque se movió por todas las zona de ataque culé. Como punta de lanza actuó Torres, los 35′ que decidió Felix Brych que durara su actuación. Otra piedra más.

Pero a base de piedras se construyeron las grandes edificaciones históricas. El Coliseo en Roma o las grandes pirámides de Egipto así lo atestiguan. Antes de su expulsión, Fernando Torres estuvo participativo, con balón, sin balón, asistiendo y rematando. Así llegó el tanto rojiblanco cuando Koke filtró un pase excelso y Fernando batió por debajo de las piernas a ter Stegen. También aquí hay cantera aunque se presuma menos de ella, y hasta 5 canteranos fueron de la partida inicial, los mencionados Koke y Torres junto a Lucas, Saúl y Gabi.

Antes de empezar el ‘show de Brych‘, Luis Suárez actuó de telonero agrediendo con una fea patada sin balón a Juanfran, el cual optó por no lanzarse al suelo. Así actúan los hombres. Con la expulsión del Niño con 55 minutos por delante, más cinco de descuento. El Atlético pasó a 4-4-1 dejando a Griezmann como punta en solitario, y perdió salida y longitud, solo Carrasco con sus clásicos slaloms pudo salir de la presión blaugrana, hoy de amarillo, las cosas de la UEFA, que en vez de limpiar su organismo de corrupción se dedica a elegir que el FC Barcelona y el Atlético de Madrid no puedan jugar con sus uniformes habituales ni en la ida ni en la vuelta.

La superioridad mostrada por el Atlético en la primera parte se diluyó en la segunda mitad. La gasolina le duró a Carrasco menos de una hora, jugó sin el alta médica, y el Barça dominó a partir de ahí el partido con balón y con una presión muy alta. El Atlético estuvo media hora encerrado en su área cortando, como pudo, las continuas embestidas de Neymar, de Messi, y de Suárez. Por si fuera poco, cada falta de los azules era considerada tarjeta amarilla por el árbitro alemán lo que condicionó la intensidad de los jugadores rojiblancos. El ‘show de Brych‘ acabó con la segunda agresión de Suárez, esta vez sobre Filipe Luis, que el árbitro de fondo vio y comunicó a Brych que decidió únicamente sacar amarilla al delantero charrúa que se llevó un doblete de goles, uno de oportunista aprovechando un balón suelto en el área y otro de un gran cabezazo que no pudo despejar Oblak, y otro doblete de agresiones sin balón.

La vuelta espera a unos cuartos de final que prometen ser apasionantes y que por primera vez el Atlético jugará, pase lo que pase, en superioridad numérica. 55.511 contra 11… o 12. El Vicente Calderón se pondrá sus mejores galas para recibir a la Champions League y al actual campeón de Europa, el cual ya ha demostrado sobradamente que es capaz de ganar sin ayudas externas. El partido del Camp Nou dejó un clásico, el Atlético con 10 en la primera parte y nadando para quedarse en la orilla.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados