Se habla de:

FC Barcelona

article title

Osasuna 0-3 Barcelona: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un Nauzet inspirado y el planteamiento de Caparrós intentaron frenar el poderío ofensivo del Barça, aunque solamente lo consiguieron hacer durante la primera parte, antes de que Suárez abriese el marcador y de que un doblete de Messi, que antes había fallado otros dos goles cantados, sellase definitivamente la victoria culé por 0-3.

Con la grada de El Sadar muy metida en el partido y un Osasuna armado con trabajo, garra y voluntad de ser vertical tras robo, el Barça pronto se dio cuenta que su paso por Pamplona no iba a ser precisamente un paseo triunfal. Pese a ello, el conjunto azulgrana se hizo con el dominio total del encuentro desde que Luis Enrique envió a Busquets a insertarse entre los centrales en la salida de pelota y Messi empezó a aparecer por el carril central cerca de la media luna.

El propio argentino fue el que sirvió un balón filtrado para que Suárez gozase en el minuto ocho de primera de las cuatro cristalinas ocasiones de las que gozaron los azulgrana en la primera mitad con un intento de definición sutil que se marchó por centímetros, a lo que le siguió, instantes después, un remate que se estrelló en la cepa del poste tras girarse y zafarse de manera excelente de la marca de Iván Márquez.

La zaga pamplonica comenzaba a agujerearse, pero entonces apareció Nauzet Pérez para convertirse en el absoluto protagonista de la primera parte con sendas intervenciones salvadoras, una con los pies y otra aguantando erguido para sacar con la manopla, ante los disparos raso y de vaselina por parte de Leo Messi que pudo haber convertido un partido incómodo en un trámite si no llega a toparse con la pericia del entonado arquero canario.

Osasuna consiguió rehacerse, se volvió a reagrupar defensivamente y con ello, minimizó los espacios y el asedio del Barça. Las ocasiones seguían llegando aunque eran menos claras e incluso, los rojillos se permitieron salir puntualmente de la trinchera con peligro. Tanto es así, que a la media hora de partido, pudieron desequilibrar el marcador con un centro chut de De las Cuevas que estuvo a punto de cazar Oriol Riera en el segundo palo con ter Stegen ya vencido.

Ambas situaciones -los milagros de Nauzet y generar la primera gran oportunidad de gol- permitieron a Osasuna avivar la fe en sus medios y su disposición y alcanzar el descanso con el objetivo cumplido y con las opciones de seguir haciendo su partido e ir en busca de un resultado positivo, todavía intactas.

Una fe que estuvo a punto de cristalizar nada más salir ambos equipos de vestuarios en lo que pudo ser uno de los goles del año. Sergio León, de nuevo el mejor jugador de su equipo, se hizo con un balón cerca del círculo central, batió a Umtiti en la carrera y su vaselina desde 30 metros se estrelló en la misma cruceta de un ter Stegen que nada podía haber hecho más que mirar atónito la obra de arte que pudo ser y no fue.

Fue la última oportunidad que tuvo Osasuna para llevarse los tres puntos, ya que en el 59′ Messi iba a orquestar una jugada colectiva genial con un envío fantástico al espacio para Jordi Alba, cuyo pase de la muerte iba a convertir en gol Luis Suárez con Nauzet ya batido. El Barça había conseguido lo que más le había costado y ahora llegaba el momento de dormir el choque en busca de la sentencia ante un Osasuna que se quedó sin soluciones alternativas.

El 0-2 llegó en el minuto 73 con una acción muy similar a la del primer tanto de los azulgranas. De nuevo Jordi Alba sirvió un pase atrás desde la línea de fondo aunque fue Messi, esta vez, el que definió con un toque a la red. El propio crack argentino amarró definitivamente los tres puntos para un Barça que no podía permitirse más tropiezos, ya en el tiempo de descuento, con una acción individual en la que, rodeado de cinco camisetas rojas, dribló a un lado y a otro antes de pausarse como solo él sabe hacer y definir a un lado para hacer el 0-3.

LO MEJOR: La variante táctica impuesta por Luis Enrique en los primeros minutos del partido, permitió sacarse de encima las vigilancias de la doble punta osasunista y ver una de las mejores versiones por parte de un Sergio Busquets, cuyo rendimiento no está rayando hasta ahora el nivel sobresaliente de otros cursos. El Barça lo necesita y su partido en Pamplona -en cuanto a posicionamiento, recuperaciones y pase- es un indicio muy positivo para empezar a ver al mejor ‘Busi’ de aquí a final de temporada.

LO PEOR: Cuarto partido de Joaquín Caparrós en el banquillo de Osasuna y cuarta derrota. Pese a las respuestas positivas ante un rival de máxima exigencia, el equipo rojillo sigue ocupando la última posición de la tabla y aunque el calendario no le ha beneficiado (Atlético y Barça), los de Pamplona siguen sin encontrar la forma de reaccionar. El próximo partido ante el Dépor se antoja vital para la continuidad del técnico utrerano y para que la zona de salvación no se aleje demasiado con demasiada prontitud.

JUGADOR SPHERA (MVP): Lionel Messi

NOTAS (de aplicación en ligas de Futmondo)

Osasuna: Nauzet (7); Oier (4), Miguel Flaño (5), Iván Márquez (6), Clerc (5); De las Cuevas (5), Roberto Torres (5), Causic (5), Berenguer (5); Sergio León (7), Oriol Riera (5).

Sustitutos: David García (4), Tano (4), Kenan Kodro (5).

FC Barcelona: ter Stegen (6); Sergi Roberto (6), Piqué (6), Umtiti (6), Jordi Alba (8); André Gomes (6), Busquets (7), Iniesta (7); Messi (9), Luis Suárez (7), Arda (6).

Sustitutos: Denis Suárez (5), Rafinha (5).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados