article title

Omnipresente, omnipotente, Cristiano Ronaldo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Brais TOURIÑO"Si no nos clasificamos para el Mundial, solo seré un portugués más en paro". Así relativizaba Paulo Bento horas antes del vital partido de ayer en el que Portugal selló su billete para Brasil 2014.

La batalla por un puesto en la máxima competición mundial arrancaba el pasado viernes día 15 en Lisboa, con un Estádio Da Luz a rebosar, ambiente de grandes citas. El partido fue un constante quiero y no puedo, con una Portugal muy superior, dominando el mediocampo todo el encuentro, con una defensa conjuntada y concentrada. Por eso el 1-0 logrado por ronaldo en la recta final del encuentro, se antojaba un resultado corto al abrigo de lo visto en el campo.
Viaje a Suecia, cruce de declaraciones, promesas de batallas nórdicas para darle la vuelta a la repesca, frío… Para que al final, Cristiano Ronaldo (otra vez) impusiese su ley haciendo un hattrick, en el que cada gol es una muestra de potencia y pegada mayor que el anterior, para enmudecer al Friends Arena, clasificar al equipo luso, muy superior al sueco, y vencer ese duelo individual (si existe) con el bueno de Zlatan Ibrahimovic, que con un cabezazo en un corner y un obús en un lanzamiento de falta, ha maquillado una eliminatoria en la que se esperaba mucho más de él.

Pero todo tiene un porqué, y la clasificación de la seleçao das Quinas para Brasil 2014, tiene estos:

Actitud defensiva: En los 180 minutos de repesca solo podemos contar un error defensivo de calado, el marcaje de Bruno Alves en el el primer gol de ayer de Zlatan, donde busca tanto el contacto que se queda sin posibilidad de saltar. Del resto, ni un error. En el partido de ida, tanto el jugador del Zenit como Pepe anularon totalmente al sueco. Mención también para la labor del trío de mediocampo y al buen debut de ayer de William Carvalho.

Rui Patricio: Podemos caer en la redundancia de decir que un portero está para parar y no debería piropearsele por ello, pero en esta eliminatoria, el meta de Sporting ha dado algo más que no había dado en los últimos meses, y fue seguridad. Nunca temeroso en las salidas, ayer evita el 1-0 de Larsson en el '48, minutos antes de que Ronaldo marcase su primer gol. Si acaso discutible su colocación en la falta de Ibra.

El trío del mediocampo: Da la sensación de que cada línea ha dado lo mejor de si, y en esta eliminatoria, Veloso-Meireles-Moutinho han rallado a un gran nivel. El primero, aportando un equilibrio muy necesario, apareciendo tanto en labores defensivas como llegando arriba, de hecho, suyo es el centro el gol de Ronaldo en la ida. El segundo, falto de ritmo competitivo por las lesiones, hace sesenta minutos TOP en la ida, hasta que su físico pide el cambio; ayer, gris. Mención aparte para João Moutinho. La superlativa actuación de Cristiano empequeñece la gran eliminatoria del jugador del Mónaco, que parece que por fin da el paso con la seleçao a ser un jugador realmente importante como por su fútbol, está llamado a ser. Valga como ejemplo el genial pase de ayer para que Ronaldo abriese la lata.

La entrada de Hugo Almeida: En la ida, cuando pisó el césped de Da Luz el equipo tuvo más presencia arriba, un punto de apoyo a partir del cual construir fútbol para la segunda línea.
Y Paulo Bento, que también estaba allí, apuesta de inicio por el fuerte jugador de Besiktas en Solna. Y la apuesta le salió bien. Otro partido eclipsado por Ronaldo, pero los 82 minutos que está ayer Hugo Almeida son para re-verlos. Peleándose con los centrales, siendo referencia de inicio de jugada para sus compañeros, recibe un melón de espaldas en el mediocampo en el '77 y lo transforma en un pase en profundidad para que Cristiano haga el tercero. Habrá debate en la punta de lanza lusa.

Cristiano Ronaldo: Epígrafe a parte para el de Madeira y todo será poco reconocimiento para él. Acusado de no aparecer en los partidos importantes (hecho que puede haber sido cierto en alguna etapa de su carrera), en los 180 minutos de repesca contra Suecia ha sido totalmente protagonista en cada momento. El importantisimo gol de la ida es suyo en un remate muy difícil y el hattrick del partido de ayer demuestra que Ronaldo está a otro nivel. La exhibición de potencia y fuerza es tal que lo suecos parecían niños vestidos de amarillo corriendo detrás -lejos- de él. En la primera mitad tuvo ocasiones para haber marcado algún gol más. Nada sería ni parecido sin él. Omnipresente, omnipotente, Ronaldo.

[Sigue toda la información del Mundial de Brasil en @WorldCupSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados