Fútbol inglés

article title

Ojalá siempre, Pep

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A pesar de tener una relativa corta trayectoria en los banquillos, al de Santpedor le han bastado tan solo 10 años para hacerse un hueco en la historia del fútbol. Y es que por cada equipo que ha pasado ha dejado una huella eterna, elevando el nivel de juego a verdaderas obras de arte. El Guardiola entrenador ha superado sin ninguna duda al Guardiola jugador. Y una gran parte de la culpa, se la atribuimos a su padre futbolístico y ya fallecido, Johan Cruyff. Al que confiesa: ”Profesionalmente le debo todo como futbolista y como entrenador porque probablemente sin él yo no hubiera existido”. El holandés es considerado el padre del juego de posición, un estilo de juego exprimido por Pep Guardiola y otros entrenadores como Van Gaal, Antonio Conte, Juanma Lillo o actualmente Quique Setién.

Si analizamos la trayectoria de Pep, vemos que ha logrado empapar a todos los equipos de su estilo de juego. Pasando procesos complejos donde los jugadores no estaban acostumbrados tanto tácticamente como técnicamente a los métodos del técnico catalán. Gradualmente fueron adquiriendo hábitos con los que dominar la idea. En primer lugar, Can Barça, donde creó un monstruo arrollador que pasó a los escritos como uno de los mejores equipos de la historia. Haciendo explotar a jugadores como Xavi, Iniesta o Busquets. Su paso por Alemania se vio manchado por no alzarse con la Champions League. Aún así, vimos a otro conjunto monumental el cual destacaba por su capacidad ofensiva. En ocasiones llegó a atacar hasta con 7/8 jugadores, lo cual desembocaba en auténticas sangrías de goles. Gracias al paso de los años, sabremos apreciar aquel equipo y su manera de jugar. Por último, y no por ello la menos importante, llegamos a su etapa actual. Pep afronta su segunda temporada al frente de los citizens, con la que intentará conseguir el título liguero. A continuación analizamos a nivel ofensivo, situaciones que se desarrollan durante el encuentro donde se puede ver que el equipo de Manchester está extremadamente trabajado.

Getty Images

Como todos los modelos de juego, estos tienen unos principios y subprincipios que serán alcanzados mediante diferentes medios o mecanismos. Estos mecanismos a veces son confundidos con los principios o subprincipios. Lillo, a continuación, nos deja una gran reflexión sobre este tema: ”Gran parte de los aficionados e incluso de los técnicos pensarán que en el juego de posición, la prioridad es tener la posesión. Confunden el medio con el fin. La posesión es sólo la herramienta. El objetivo es dominar el espacio, de ahí viene que se llame “el juego de posición” y no “el juego de posesión”. Todo empieza desde la base, desde la salida de balón. Donde el equipo del de Santpedor busca tener una salida de balón limpia, factor clave en su estilo de juego. Mediante la circulación de balón paciente y en contextos de superioridad (normalmente numérica) buscando a un hombre libre o en ventaja. La primera línea que sale con el balón debe verse facilitada por la aparición de receptores en diferentes ejes y alturas. Y por un equipo amplio y profundo que estire al conjunto rival. El equipo de Pep tiene como premisa viajar con balón. Y no de manera cualquiera sino controlando los “cuando” y los “como”. Saliendo jugando desde atrás para que así, jugador y balón avancen juntos simultáneamente.

Martí Perarnau reflexiona: “Se trata de avanzar como un grupo compacto y plantar el campamento en cada nueva posición alcanzada, lo que hace inviable que haya rezagados en esta escalada gradual. Hasta que se avizora la cumbre y entonces se desatan las cuerdas para proceder al asalto final, donde ya no importa si el avance es colectivo o individual, dado que se trata de plantar la bandera del triunfo.”

Siguiendo con las claves del estilo, la conducción es una de las menos valoradas pero más importantes a la vez. Lillo aclara: “No se juega a pasar por pasar, sino que los jugadores dominan el concepto de cuándo conducir y cuándo pasar.” Esto es algo que los jugadores de Manchester tienen muy claro. En caso de jugadores cubiertos, poseedor conduce a impares para construir una recepción a hombre libre. Saber cuando atacar duelos habiendo reconocido superioridades posicionales o cualitativas.

Por otro lado, la ocupación de los espacios del equipo de Pep es increíble, los jugadores citizens se ubican a diferentes alturas y en diferentes ejes. Sin embargo, lo que le da valor a estas ubicaciones son sus posicionamientos, ajustando sus orientaciones corporales para posibles recepciones.

Instalados en campo rival, en ataque posicional, se busca la construcción de estructuras para encontrar a tercer hombre o al hombre libre. Este concepto es importantísimo en el juego de posición (tercer hombre).Surge en contextos de superioridad numérica. Poseedor tiene imposibilitada por oposición la línea de pase con hombre libre. A partir de ahí, se busca otra trayectoria con la que conectar con un segundo jugador, idealmente en profundidad, para que este descargue a un hombre libre bien orientado y en progresión.

Por otro lado, existen dos posiciones adoptables por un jugador (sin balón)con las que generar espacios. Movilizar y sujetar. Modifico posición para que par también la modifique, generando espacio a compañeros o retengo posición para que par también la retenga y generar espacio a compañeros.

En caso de que el balón llegue a los extremos, Sterling o Sané, en situaciones de 1vs1 los puntas citizens buscan desmarques de ruptura hacia área para generar espacio a sus espaldas para la entrada de jugadores de segunda línea. En el mismo caso, los puntas pueden aguantar sus posiciones en área para fijar a centrales opuestos para así, provocar la penetración de un jugador de segunda línea en intervalo entre central y lateral.

En definitiva, los Sky Blue están maravillando a Europa de una manera arrolladora e imperial. Pep Guardiola está imponiendo su estilo de juego sobre el del resto, en una liga en la que parecía que la idea de Pep fracasaría. Una vez más, se dispone a crear otro equipo histórico. Potenciando a jugadores como Kevin de Bruyne, Gabriel Jesús, David Silva, Otamendi… Líderes con 31 puntos, a 8 del segundo clasificado. Con cifras de récord. 38 goles a favor, 7 en contra. Bienvenidos al imperio de Pep.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados