Más Fútbol

article title

Odio el fútbol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fútbol, aquel deporte inventado por los ingleses en el que los alemanes son siempre los que ganan. Once jugadores que lo dan todo por que su equipo salga victorioso del terreno de juego, lugar donde se han forjado leyendas.

A simple vista, puede parecer que el fútbol no es únicamente un pasatiempo para millones de personas, que pueden llegar a gastar todo su dinero en un viaje para ver a su conjunto compitiendo fuera de su país o defender hasta el extremo al jugador estrella, aunque no tenga razón.

Por eso que es posible cuestionarse, ¿vale la pena ser un aficionado?

No sólo es tirar los ahorros en una camiseta construida por grandes compañías en recónditas ubicaciones para abaratar costes y aumentar el beneficio, es asistir a un campo y ver que todos los individuos con esa indumentaria van a provocar daños.

Los citados daños no hacen falta ser físicos, pueden ser psicológicos, a través de graves insultos y acciones que degradan a un semejante, ya que todos los que disfrutan del fútbol son seres humanos con sentimientos.

Incluso cuando uno está en su hogar contemplando un encuentro entre dos de los más poderosos conjuntos en una liga, algo para relajarse siendo un espectador neutral, puede ver en una repetición a un energúmeno haciendo una ‘higa’, o peineta, mientras que grita: “Árbitro, hijo de la gran p…“, vocablo que no hace falta acabar.

Cada vez es más común mirar a la grada y ver algún gesto desdeñoso o palabra malsonante en referencia a la madre de alguien. Es por esto por lo que realmente debemos preguntarnos para qué sirve el fútbol, si deseamos observar a personas ‘normales’ dar patadas a un balón o acudimos a herir.

Aquel que lea esto, si de verdad ama al fútbol, ha de respetar a los demás y disfrutar del espectáculo que hay en torno a 22 simples personas que levantan pasiones por todo el mundo, recordando que somos personas.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados