Fútbol Europeo

article title

Odio, cánticos y sanciones

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Croacia y Kosovo podrían ser sancionados por los cánticos antiserbios de sus seguidores durante el partido de clasificación para el Mundial que tuvo lugar el jueves en Shkodër, en el norte de Albania, advirtieron medios locales.

Durante el partido que ganó Croacia por 6-0, los croatas corearon “maten, maten a los serbios” y “cuelguen a los serbios de un sauce” en serbocroata, y los seguidores kosovares respondieron con cánticos similares en albanés.

Tanto la organización de fútbol kosovar como croata se enfrentan a sanciones de la FIFA“, dijo el diario “24Sata”. El partido tuvo lugar en Albania porque Kosovo no tiene estadios que cumplan con los estándares de la Federación Internacional de Fútbol Asociado.

Ante la situación provocada por los hinchas, la federación croata de fútbol (HNS) emitió un comunicado en el que condenó los cánticos e instó a los aficionados a “decir no a la discriminación, al racismo y a la violencia en los estadios”.

Son cantos inadecuados que no están en consonancia con el espíritu europeo de tolerancia y respeto“, indicó la federación, que se desligó de la situación.

Odio político y religioso entre vecinos | divagacionesbelicas.eu

Odio político y religioso entre vecinos | divagacionesbelicas.eu

La HSN se despega totalmente y condena la acción de un pequeño número de individuos, que provoca un daño directo a la ya delicada situación del fútbol croata con la FIFA y la UEFA por el comportamiento de sus hinchas“, añadió en el comunicado publicado en su página web.

El odio a los serbios es un elemento común entre croatas y kosovares. Los primeros se enfrentaron a Serbia durante la guerra de los años 90 que terminó con la desmembración de Yugoslavia, mientras que los segundos se independizaron de Belgrado en 2008.

La rivalidad política aflora en los estadios, a menudo provocando disturbios y, finalmente, acarreando sanciones.

Los fans serbios cantan frecuentemente “cuchillo, alambre, Srebrenica” a los deportistas bosnios, haciendo referencia a la masacre de musulmanes de 1995 y a los campos de concentración que crearon los serbios durante la guerra.

Contra los croatas gritan “maten, maten a los ustachas“, los soldados croatas nazis de la Segunda Guerra Mundial, y “maten al croata y al sqhiptar” (al albanés).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados