Baloncesto

article title

Nuevo recital de España, que venció 89-73 a Serbia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jesús NOGUERA Victoria para cerrar una primera fase perfecta en la que la ciudad de Granada ha disfrutado como niños de fases de baloncesto que nos recordaban la mejor época de una generación de oro. Con cinco victorias bajo el brazo, que ya no sirven de poco y solo dan prestigio, Senegal espera el choque del sábado en el Palacio de los Deportes de Madrid. Dieng y compañía tratarán de apear a España de su Mundial, aunque como el combinado nacional siga con este nivel de juego será verdaderamente complicado, por no decir imposible para el equipo africano.

Como si fuese un déjà vú de días anteriores, el España iniciaba el choque con un parcial de 5-0 que sometía a los serbios. Lejos de asustarse los balcánicos devolvían un parcial y se ponían por delante (5-6). En ese momento ambos conjuntos entraban en un intercambio de canastas que favorecían a los del este que estaban bastante acertados desde la media distancia. Pero Navarro volvía a encender la mecha, como de costumbre, para iniciar un parcial que sería definitivo en el desarrollo del propio cuarto. Con los españoles ahora tocados por una varita mágica, éstos se marchaban ampliamente en el luminoso con un parcial de 20-3. Con Navarro y Pau dominando en ataque, los suyos jugaban a placer ante una Serbia expectante. Djordjevic se veía obligado a parar el encuentro ante una avalancha roja que había puesto la máxima (30-16). E hizo bien. El ritmo anotador de los locales se detuvo aunque el intercambio de canastas persistía. Como ante Francia, los primeros diez minutos se cerraban con una canasta sobre la bocina, esta vez de Pau Gasol (34-20).

El segundo acto empezaba con Bogdanovic anotando un triple que daba esperanzas a los balcánicos. Pero nada más lejos de la realidad, España se desataba de nuevo con un parcial de 5-0 para poner la máxima renta hasta el momento (41-25). Djordjevic paraba, otra vez, el partido ante la inoperancia de su equipo. Y le volvió a salir bien. Con dos triples justo después del tiempo, Serbia recortaba bien y rápido (41-31). Ahora era Juan Orenga el que se valía del recurso del tiempo muerto. Parecía la fórmula perfecta para cambiar la tónica del choque. A Orenga le salió estupendo. Con un parcial de 13-4 España mandaba el partido al descanso con una diferencia cercana a los veinte puntos (54-35) y dejando momentos de juego espléndidos. El combinado se lucía y Ricky, un especialista en este hábitat, brillaba con luz propia dejando acciones fantásticas como un caño a Raduljica y un alleyoop, marca de la casa, a Rudy Fernández.

La relajación no existe para este equipo y eso lo pudimos ver en la noche de ayer. En un partido que tenía un valor intrascendente España seguía jugando y jugando para abrir más brecha con el rival. Así en el inicio del tercer cuarto Ricky subía la intensidad defensiva para robar tres balones y asistir en transición a un Mar Gasol que corría la pista como un alero. Pero Serbia tirando de garra y de corazón intentaba acercarse con un parcial de 9-19. Nemanja Bjelica cogía galones en ataque y se echaba a su equipo a las espaldas para poner el 71-56 a falta de diez minutos. España perdía intensidad en defensa y eso le daba aire a Serbia.

Y los de Djordjevic seguían anotando con la comodidad de no jugarse nada ante un equipo español que había bajado el pistón en defensa. Con Bjelica como faro anotador, el ala pívot atacaba a su defensor cada vez que cogía la pelota, el combinado balcánico se acercaba hasta la decena de puntos (76-66). Ante el acercamiento, Ricky, el cual está jugando como nunca en este Mundial con la selección, decidió despertar al equipo. A su ritmo España corría y volvía a anotar para coger un poco de aire (84-67). Con el choque resuelto Orenga daría minutos a los menos habituales como son Claver, Abrines y Reyes; de cara a dar descanso para el partido del sábado. Al final hubo enfrentamientos entre jugadores y entrenadores de ambas selecciones producto de la diferencia en el luminoso que no llegaron a más. Sin más historia que dilapidar, el partido moría entre la fiesta de la afición granadina que despedía a esta Selección deseándole la mejor de las suertes para Madrid, su nueva sede. Senegal ya espera para el choque del sábado a las diez de la noche. Mientras tanto a disfrutar del triunfo y de la espectacular primera fase que ha hecho España ante rivales de entidad. ¡Que siga la fiesta!

FICHA TÉCNICA

SERBIA: Markovic (4), Teodosic (10), Kalinic (1), Bircevic (5), Raduljica (13) – cinco inicial – Bogdanovic (8), Simonovic (5), Jovic (-), Stimac (6), Katic (-), Bjelica (19), Krstic (2).

ESPAÑA: Rubio (12), Navarro (15), Rudy Fernández (9), Pau Gasol (20), Marc Gasol (11) – cinco inicial – Sergio Rodríguez (2), Llull (5), Calderón (8), Claver (-), Ibaka (2), Reyes (3), Abrines (2).

PARCIALES: 20-34, 15-20, 21-17, 17-18.

ÁRBITROS: Jordan (USA), Nuran (TUR) y Vázquez (PUR).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados